XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

La Universidad de Texas y los archivos de Gabriel García Márquez

sábado 16 de diciembre de 2017
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Gabriel García Márquez
Todo lo que guardaba García Márquez en su casa de Ciudad de México, que ocupaba veinte cajas de cartón, incluyendo tres computadoras personales, en menos de un año fue clasificado por expertos de la universidad.

Desde 2017, elementos claves de la vida y obra del popular Gabo, el escritor colombiano Gabriel García Márquez, galardonado en 1982 con el Premio Nobel de Literatura, pueden ser consultados libremente, luego de ser digitalizada la totalidad de su archivo.

El autor de Cien años de soledad falleció el 17 de abril de 2014 en la Ciudad de México, donde residía. Su archivo fue adquirido por la Universidad de Texas, luego de dos años de negociación con la familia del escritor, siendo ahora posible que aficionados e investigadores de todo el mundo accedan al mismo.

Desde pasaportes caducados del autor de La hojarasca —la primera novela publicada por García Márquez— que guardaba el escritor, hasta fotografías familiares y de sus abuelos, se encuentran también digitalizadas.

Hay en el archivo veintisiete mil imágenes de papeles y fotografías, incluso correcciones a mano, de Gabo sobre sus propios manuscritos. Rodrigo García, uno de los hijos del escritor, en un comunicado de la institución educadora sostiene: “Este proyecto permite aun mayor acceso posible al trabajo de mi padre, incluyendo la comunidad global de estudiantes e investigadores”.

Según Rodrigo, con esta apertura se cumple un objetivo familiar: “Mi madre, mi hermano y yo siempre tuvimos el compromiso de que el archivo de mi padre llegara a un público lo más amplio posible”.

En el mismo documento, la jefa de colecciones digitales del Harry Ramson Center (biblioteca, archivo y museo de la Universidad de Texas-Austin), Liz Gushee, explicó que todo se pudo hacer con “previa autorización de los titulares de los derechos. El apoyo de la familia de Gabriel García Márquez ha hecho posible este importante proyecto”.

Desde pasaportes caducados del autor de La hojarasca —la primera novela publicada por García Márquez— que guardaba el escritor, hasta fotografías familiares y de sus abuelos, se encuentran también digitalizadas, junto a veintidós cuadernos en los que Gabo coleccionaba críticas y comentarios sobre sus obras y entrevistas de prensa.

El jueves 17 de abril de 2014, luego de recaer de un cáncer linfático que lo aquejaba hacía mucho tiempo, falleció en su residencia de la localidad de Pedregal de San Ángel en la Ciudad de México a los 87 años de edad. Sus hijos vendieron el archivo del escritor al prestigioso Harry Ransom Center, donde también se encuentran depositadas colecciones de Jorge Luis Borges, Ernest Hemingway, James Joyce y Samuel Beckett. Más de medio siglo coleccionando información sobre escritores ha llevado que la documentación existente supere los cuarenta millones de papeles y más de ochenta imágenes que se pueden consultar en línea.

El archivo de Gabriel García Márquez es el primero completo de un autor latinoamericano contemporáneo adquirido por el centro.

El doctor Stephen Ennis, director de la institución, refiriéndose al archivo, declaró a El País de Madrid que “lo adquirimos para hacerlo accesible”. Todo el material llegó a Austin, Texas, en noviembre de 2014.

Todo lo que guardaba Gabo en su casa de Ciudad de México, que ocupaba veinte cajas de cartón, incluyendo tres computadoras personales, en menos de un año fue clasificado por expertos de la universidad en 78 cajas de documentos, 43 álbumes de fotos y veintidós cuadernos de recortes y notas. El Harry Ransom Center recibe alrededor de diez mil estudiantes e investigadores al año, siendo abierto en su sede de Austin el archivo para consultas en octubre de 2015.

Es importante tomar en cuenta que el archivo de Gabriel García Márquez es el primero completo de un autor latinoamericano contemporáneo adquirido por el centro, de gran trascendencia. Seguramente es parte de un proyecto para catapultar a la Universidad de Texas en Austin no sólo como un referente como lo ha sido de la literatura en inglés, sino como un centro de estudios e investigación orientado a América Latina.

Declaraba Gabo en 1983 al periódico colombiano El Tiempo: “Al escritor no lo mata nadie. Ni siquiera la muerte. Al escritor no lo acaba nada ¡…excepto el Premio Nobel!”.

Washington Daniel Gorosito Pérez
Últimas entradas de Washington Daniel Gorosito Pérez (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio