Publica tu libro con Letralia y FBLibros Saltar al contenido

La creación a través de la palabra

martes 19 de marzo de 2024
¡Comparte esto en tus redes sociales!
La creación a través de la palabra, por Stella Alvarado
El lenguaje es el centro, la vida, el instrumento que el escritor debe constantemente afinar para arrancar ese sonido fundamental.

I

Todo trabajo de escritura es una persecución de lo inefable, mas toda experiencia humana roza lo inefable.

Toda escritura hurga en la búsqueda de la existencia de otros mundos posibles, descifrando a través de historias y personajes el sentido oculto que se esconde detrás del sentido aparente de este mundo. Con el lenguaje como mediador entre el mundo sensible y el mundo de la creación, asistimos a la visión de un mundo deshumanizado, a la eterna lucha entre la luz y la oscuridad y al mismo tiempo a la percepción de la vida humana concebida como un juego. Pero un juego donde el proceso lúdico es generado por el deseo de regeneración, lugar donde se realiza la fusión plena e ideal que conlleva la respuesta única de las circunstancias de la vida.

La tarea del escritor es desarticular las apariencias, la llamada realidad, ese escenario vacío a la espera de unos personajes que representen sobre él la farsa de la vida. Creer en la fuerza de las palabras, defenderlas, parece ser la pulsión de todo escritor. Escribir para poner en orden el mundo.

 

La relación entre el luminoso mundo de las ideas y el oscuro mundo de la realidad se corporiza en la obra.

II

Pero el lenguaje no puede ser visto sólo como un suplemento a ser utilizado por el escritor. Por el contrario, el lenguaje es el centro, la vida, el instrumento que el escritor debe constantemente afinar para arrancar ese sonido fundamental: el nefesh, la voz propia con la que el escritor se redescubre como nombrador, aquel que al nombrar está creando un mundo.

La propuesta discursiva más sólida y coherente atraviesa desde sus inicios toda escritura literaria que la convierte en un espacio donde surgen el desconcierto, el asombro, la incertidumbre, la reflexión. La escritura concebida como un viaje que se emprende en la búsqueda, no tanto de respuestas como de preguntas, desarrolla estructuras, tiempos, espacios y conflictos que nos son afines en la realidad vivida y con estos elementos articula laberintos y encrucijadas donde confluyen emociones, ideas, huellas con las que reconstruye la esperanza de un mundo ideal en una realidad que es La realidad pensada: un simulacro, / esa criatura sin conciencia / sin espacio, sin cuerpo.

Somos nosotros quienes la pensamos, y al hacerlo, la dotamos de sentido, de conciencia, de un cuerpo. La realidad, entonces, es algo por construir, algo que aún no se hace presente, sino que espera materializarse a través de la palabra. La relación entre el luminoso mundo de las ideas y el oscuro mundo de la realidad se corporiza entonces en la obra, de manera tal que la letra se hace luz sobre un territorio en el que la certeza ha dejado su lugar a la incertidumbre, la seguridad al desconcierto, pero con una mirada que nos dice que “la noche nos ha llenado los ojos con su oscuridad, pero nosotros la usamos para ver la luz”. La luz que habita en nuestro interior, la que se encuentra más allá del mundo de las apariencias. Transformar las palabras en esa luz. Todo fluye, todo pasa, así como fluyen las anotaciones en un cuaderno, como pasan los años de una vida: al azar y sin remedio. Así vamos escribiendo el texto de ese work in progress que adquiere la imagen de una historia, es decir, de un mundo. Todo texto literario proviene de lo real y se dirige hacia la claridad en busca de un sentido.

Para nosotros, los que expresamos el mundo a través de la palabra escrita, ésta representa el valioso símbolo de la elevación del pensamiento y del soplo que otorga vida al alma.

Por eso, parafraseando a la poeta argentina Celia Gourinski, podemos decir: “Todo lo que soy son palabras poderosas”. Entonces:

Ardan las antorchas
estoy por cometer un acto de vida
ardan las miradas que ya no alcanzan.
Pero yo veo las formas de lo invisible
raro privilegio de recién nacida.

Stella Alvarado
Últimas entradas de Stella Alvarado (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio