Pertenencia

Ya se agolpan nuestras más que nunca estas alas
sobrevolamos el lugar azuzando la calma.
Cuando la extranjera vuelve
con tumultos y congojas
acuden cientos de espamos acumulados
para herir su cuello
y decir en cualquier lengua necesaria
que aquí no se aceptan debacles
no tenemos previsto desfallecer
aquí ya ningún miedo es tanto.

0
0
Responder