XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Tríptico en el tiempo, de Ciro Alfonso Pérez

miércoles 8 de abril de 2020
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Ciro Alfonso Pérez
Ciro Alfonso Pérez reflexiona, en Tríptico en el tiempo, sobre el tiempo, la soledad, la muerte, la tristeza.

Tríptico en el tiempo, reciente poemario del pamplonés Ciro Pérez —quien, además de profundo bardo, ejerce también como docente— editado en 2019, con excelente factura, es decir, prolijamente acabado, está compuesto, como su título evidentemente lo señala, de tres segmentos identificados en forma clara: “La memoria de los espejos”, “Ciudad desnuda” y “Los espacios olvidados”. Quizá, tres partes reitero, adrede, Ciro escogió el simbolismo del número tres para integrar esta obra de treinta y dos textos, que sumados dan cinco, otro número con una carga de inmenso significado, dentro de los principios herméticos de la numerología.

Pues bien, vista esta parte formal y, digamos, con veleidades simbolistas, de qué nos habla Pérez en sus absolutamente libérrimos versos, inmersos de ritmo, cadencia y musicalidad, acaso de la ciudad donde se alberga, Cúcuta, que, así lo expresa, como el río posee la medida de la muerte. Así mismo, y en un todo perfectamente entrelazado, reflexiona (siendo esto parte de nuestro quehacer), y no superficialmente, sobre el tiempo, la soledad, la muerte, la tristeza… —reiterados temas en este sublime oficio. El reloj, alegoría del tiempo, en tránsito al ritmo de las agujas. La soledad, ayudándonos a saltar sobre la noche, tal vez para olvidar el tiempo devorador de los momentos, obligándonos a indagar un indicio que nos reconduzca a la memoria y nos rescate del olvido, afirma él.

Y es que de la lectura de este trabajo apercibo oficio y me solazo en inusitadas imágenes que proveen de alas a la imaginación y me transportan, sin trampas, a los aéreos laberintos de la palabra, del lenguaje.

De ese transcurrir por esas páginas restan algunas que, sin permiso, tomo, gloso y finalizo:

El tiempo engulle los momentos, puesto que la vida es un desandar permanente donde nada justifica la existencia. Sólo nos queda la memoria, territorio a donde retornamos con el tiempo del olvido y en el efímero recorrer de la existencia, podríamos resolver el misterio de la muerte, y aun así, intentamos postergar nuestra cita con ella.

Homero Vivas García
Últimas entradas de Homero Vivas García (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio