XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Poemas de Antonio Salas Reynaldo

viernes 4 de diciembre de 2015
¡Comparte esto en tus redes sociales!

El asecho

Se esconde una galaxia dentro de tus ojos,
para el encuentro.
Tu piel no opone resistencia
a la mirada que te desnuda.
Confío en el instinto de cazador sediento,
dominado por la fiera.
Esta noche insólita será de combate.
Yo, conquistador embriagado,
y tu rostro imagen de un nuevo atardecer.

 

Encuentro

Tus ojos esconden los aromas
de encuentros inesperados.
Tu mirada desnuda la sed del cazador
que busca la chispa del encuentro.
En la noche insólita las palabras saben
del desespero inevitable
y en la embriaguez del momento
tu rostro fue otro atardecer.

 

Sediento

La picardía de tus senos
Clava raíces en mi mente.
El deseo esclaviza la mirada caliente
que penetra la corteza de tu falda.
Mientras me alimento de pensamientos.
Tus piernas son un libro abierto
incitando el momento.
Soy náufrago, sediento en tus orillas,
en busca de aguas desconocidas.

 

Cobijo

Mi cama refugia la vida.
En colores saboreo tu piel.
Entre nubes cobijo tu cuerpo,
Que espera calentarse bajo el sol
de mi templo.

 

Huellas

Mi pecho es una pradera de sueños despiertos,
Las millas distantes bañan mi casa de lágrimas.
La distancia es promesa que anuncian las huellas lejanas.
En mi piel se tiñe un torbellino de caminos
Que aparecen al amanecer.

 

Alas tiernas

Pinceladas de nieve adornan tu cuerpo.
Los deseos asechan como una fiera,
Soy mendigo de tus alas tiernas,
Hoy devoro la seda que envuelve tu corteza.

 

Olor

Estrellas flotan en el cielo.
Los árboles son cómplices de la seducción.
Tu cuello huele a pecado
Y tu cuerpo es destello de luz.

Antonio Salas Reynaldo
Últimas entradas de Antonio Salas Reynaldo (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio