Servicio de promoción de autores de Letralia

Saltar al contenido

Extractos de Daño oculto, de Georgina Ramírez

miércoles 30 de marzo de 2016

Nota del editor

“Daño oculto”, de Georgina Ramírez

En agosto del año pasado fue presentado, con palabras de la poeta Edda Armas, el poemario Daño oculto, que publicado por el prestigioso Oscar Todtmann Editores es el tercer título de la venezolana Georgina Ramírez, propulsora de la organización La Parada Poética. “Desmontadora de oscuridades recónditas del alma, Georgina Ramírez elige purificar la intención de su escritura abordando sujetos que padecen, pues no quiere ‘domesticar la rabia’ sino hurgar núcleos de dolor, aflicción y heridas esenciales”, dijo Armas de este libro en la presentación.

Mantis

Se abre la pierna para fracturar el mundo

Y la boca
que en vano intenta desviarse
se enreda

Un caudal en ráfaga
hace estragos
los olores arañan

la lengua devora todo resto
cae rendida ante el follaje
perece

Hay presas que merecen ser mordidas

 

El último alfabeto

Te aprendí
en todos los idiomas
hasta el peso exacto de tu cuerpo

tu mirada
…………tus caminos

Estabas
entre mis manos
y no pude percibirte
sostuve mi puño
para no perderte

sólo la nada
me pertenece

 

Intemperie

Él le regala su último adiós
La despide con la mirada envejecida
como quien ha visto tanto amanecer a su lado
que conoce todas las noches de su cuerpo

Ella le sujeta el alma
la anuda con palabras que ya no dicen
que son sólo errancia
Promete otra noche
una última noche estragada que no sepa de mañanas
que estalle en el temblor de las carnes

Hay recuerdos que no saben despedirse

 

Oráculo

Tengo tanta infancia blindada
me veo caer
y me aferro

¿Dónde los rostros que te reflejan
extraviados en lágrimas
que entran por mi ventana
y se revelan
en las letras
de un poema inconcluso?

En cada esquina de esta casa
está tu sombra
salpicada de noche
amaneciendo

Padre
no apagues la luz.

 

En el semáforo

Ellos te miran
esconden sus miedos
…………lavados al sol

la armadura de cristal
separa su hambre
…………de tu duda

Inevitable la luz verde

 

Credo

No basta una plegaria
divagar en la tiniebla te ha extraviado
he nadado en la locura
y en tu nombre
madre
hoy me confieso

De pronto tus alas desconocieron el vuelo
y estalla en la ventana el mañana
la luz se hace miedo
…………..te pierdo

No supe de esta oscuridad que eras
y deshago los peldaños que me llevan a tu infierno
ya no hay camino en ti

Se diluyen los días que te nombran

Nunca has sabido levar anclas
………….quizá por eso el naufragio
la deriva en los ojos

 

Plegaria

Dónde los deditos de tus manos
niño triste
tarareando una canción
racimos púrpura
los gestos de tus brazos

La noche
engulle la miseria que desgarra tu día

Tañes tu sonrisa
a la tierra
que te arrulla
amamanta tu insomnio

Duerme niño
en tu cama de cemento
refúgiate del frío
que sirvan para algo
los periódicos de mi país

 

Puntos de sutura

Amor sí
lo era
Dos cuerpos callados
ya no atentos al roce

De ese bocado primigenio
sólo una promesa queda
la taza de café sobre la mesa
que se enfría lejos de tus labios

en desconcierto
por vez primera
desde tu partida
dejo caer la gota que te nombra

Georgina Ramírez
Últimas entradas de Georgina Ramírez (ver todo)