Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Siete poemas

miércoles 26 de abril de 2017
¡Compártelo en tus redes!

1.

Ocioso sobre la orilla contemplando un absurdo:
El suelo reposa sobre sí, superpuesto,
es cimiento de cimentos,
estratos sobre estratos de aquí hasta el centro,
o periferia —la superficie no es tal,
es un palimpsesto nunca exhausto;
suelos sobre suelos hasta lo hondo
y después, ¿dónde termina todo esto?
…Las orillas se extienden a lo profundo,
de las aguas, de la tierra, de la atmósfera,
indeterminable, hacia lo hondo;
los fondos también son superficie

—toda superficie donde hay riesgo de morir ahogado.

 

2.

……………………………………..cuando también somnoliento, yo lo sé y tú lo sabes.
Mira, te deslizas en un tobogán atravesando la ciénaga
de tu carácter singular. Escucha, los párpados
preparan tu venida moliendo la hora, con una melodía
cosmopolita, diluyendo los contornos al descender
o retroceder. Mira, estás invitado a un alumbramiento
cada noche más igual. Escucha, el coloreado ronronear
de quien reencuentra su lugar en el paisaje insubstancial.
Mira, esperas abordar la caravana y celebrar
el alivio general de una inconsciencia capital.

……………………………………..Aunque ahora ciertamente no se siente así.
Con las paredes en febril inclinación y mirándote tan raro
y ese estado líquido acariciando los tobillos de tu cráneo
y deshaciéndote en un rumor de alcoba. Suspendido
un instante sobre la excentricidad despedazada del ayer
despides la finitud lejana del mañana que ya aventajas,
manejando con destreza, al clamor de pequeños resplandores
en la gruta donde las demandas de la ruta no perturban.

……………………………………..El pánico de permanencia se deshace en una nana.
Te deslizas en la viscosidad de un éter perezoso
encogiendo la soledad, entras en el estanque
y superficies lubricas alivian la indolencia
de tus miembros. Impotentes
el miedo y sus pasiones te abandonan
……………………………………..mientras la muerte deja de ser un mal recuerdo

 

3.

Inspira

El deseo ya llega pronto en un aliento
……..entrando hondo en el cuerpo
El interior se extiende en potentes superficies
……..conquistando las fortalezas del yo
Y la flora de la posibilidad se abre al horizonte
……..Lejos de ti en busca de más que tal vez seas
………………………………………también pero es más
También cuando ya los jardines no terminan y estás
……..lejos de los edificios del desecho
De tanto intento o su recuerdo aprisionado
……..en los callejones en un eco
En estepas nuevas donde esperas alguna marca
……..de tan achacosa empresa quede impresa
Más allá de la decrepitud sorda del yo
……..de los gemidos de sus quimeras lastimeras
Te mueves como un sol creando sistemas
……..En persecución de ti mismo
Así mismo ignorante de la noche que te caza
……..Y todo lo devora
Una vez tu luz ha seguido ensimismada su camino
……..Dando nuevos propósitos a lo nacido
Que tal vez reencuentres con calor ya perdido
……..menos pasional el nuevo ciclo
Ya como un globo en descenso exhalando largo el desaliento

 

4.

A diario alguna vez

Antes hice algo… bien pudo ser esto,
pero sin quererlo mucho, igual
aquí lo encuentro consolando
del día un resultado manifiesto
—anticipando el reclamo
cada vez menos casual,
aunque la certeza de nada lo cura.

La incierta suma de necesidades abruma
más el hoy que el mañana
que me alumbra de nuevo a la abulia
—eso es menos sorprendido— más temprano
día tras día se pone todo más cansando
en los párpados al parchar las prendas de la jornada

 

5.

al pagar la cuenta se hizo muy tarde

¿Si no mesas desiertas —
Esperando que pasen cobro a una velada
o reunión semejante. En algún lugar
donde tal vez la gente discute
apremiantes los sucesos cada día
— Nosotros entonces qué?

¿Si no bolsillos agotados —
Pagando para deshacer tantas expectativas
tanto desesperado necesitar imponiendo lejanía.
Sobre verjas extrañas el miedo danzaría
el balance la angustia el no tener
— Nosotros entonces cuánto?

¿Si no botellas usadas —
Mirando ahora la opacidad posible
de vidrios apocados. Otrora contenida
ebriedad prestando la oportunidad de ser
personas o un remedo de lo mismo
— Nosotros entonces cómo?

¿Si no sillas inútiles —
Separando la manera como sólo hoy podrá ser hoy
y olvidado mañana. Será la embriaguez de nuevo
con las mismas personas o una idea semejante
— Nosotros entonces nosotros?

 

6.

reflexiones de un conquistador (I)

“En la costura la promesa tersa de la tela se realiza:
Confort y protección son cosa de la chusma
Que ignora cómo más que el resguardo de un harapo
El tejido forma un manto contra el frío anonimato
Enviste al cuerpo con el vivaz ímpetu de la novedad
Que al espíritu conserva fresco y capaz
Y cada emoción se actualiza en el conjunto
Ensamblado con la gracia de mi gusto singular”

Mientras embelese la vanidad el manto será usado por su novedad

“La experiencia del uso maltrata incluso el más fino material
Estos trapos mi figura ya no agracian
Y en este roce no hay ya goce sólo escozor
Mi considerable buen gusto estos harapos perjudican
Mi espíritu demanda una pieza digna de mi yo actual
Moderno viril y sagaz hice lo que pude por agraciar este trapo
Pero no se puede hacer más por este material
Que ahora reconozco tan barato y de ajuste tan vulgar
Además tantas telas esperándome tanto el potencial
Mi sutil destreza para usarlas y enseñar su ignorado potencial”

Mientras persista la vacuidad el manto será cambiado con regularidad

 

7.

la luz penetra la habitación en la tarde

La luz penetra el espacio sin fanfarria
abandona el templo aciago del afuera
por la ruinosa estepa de las alcobas

*

la tarde sorprende al ser en el umbral,
absorto en su misión de orden,
arropado con el frío cobre de las jornadas

*

La luz ágil sortea transparencias sucias
Adentra filamentos melodiosos en geometrías impensables
Desnuda de cada sombra las identidades augustas
Alumbra los obscenos anhelos de cada frontera
Desliza las superficies tímidas con caricias expertas
Despierta en espectáculo pirotécnico la atmosfera ingrávida

*

Mientras el ser es relegado a la vera de la tarde,
Un triste fisgón,
La alcoba remplaza al mundo y es cosmos irracional

*

Revelado el precario carácter del sistema
cada objeto antes elusivo brilla ahora
precioso y sutil reconocido y nombrado
amado y completamente entregado
presente en sí y en el abrazo de la tarde

*

Fuera de la telaraña burda de la propiedad,
indiferente a la falacia de ser persona la luz goza

*

La tarde pasional amó la alcoba totalmente
gozó la alcoba y la amó totalmente
amó y gozo y así…
Así huérfano y humillado enloquece el ser
desterrado del universo propio de las cosas
de la simpatía prismática de la comprensión lúcida
del amor azaroso del placer privado
de la luz del día de los objetos —sin razón.

*

Extraviando mí noción de ser en la tarde
dormitando la desposesión disipado
en la pared del tiempo una mancha
Impotente ante la informe carnalidad de los días

*

¿Cómo enseñarte algo de esto? Cuando ida ya la tarde,
la habitación fosilizada en la inercia de la urgencia
ya no se refocila.

Últimas entradas de Samuel Hernández Devia (ver todo)

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo