Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Tres poemas de Kiuder Yero Torres

lunes 9 de agosto de 2021
¡Compártelo en tus redes!

Libertad

Soy libre después de tantos naufragios
…….libre……como un condenado a morir
en su última voluntad.
Mi vida es un juego de dos
que fue dormido hacia otro rumbo
en una vieja canción de violines.

Mi vida escapa de las sombras
buscando la luz del inicio
………………el conjuro secreto de las lágrimas
insinuándose tras la lluvia
donde es posible que esta libertad
sea el umbral de la muerte.

 

Me confieso parte del complot

todos mentimos
somos viajeros en países que desconocen las agonías del tiempo
ahogándonos en la arena como insolentes conquistas
mi sable arriesga cada golpe al lado del emperador Shang
mi pecho frente a Bonaparte y el disparo traidor del exilio.
Me confieso soldado
puedo salvar a los amigos de los días
de las aceras……de las metrópolis provincianas
puedo construir las barcas para escapar al mar del Norte
y simularnos muertos
y blasfemar a William con su dilema del ser o no
….barcas
simples barcas pulidas con mis manos.
¿Alguien sabe descubrir la verdad?
Sería muy simple frente al espejo
la verdad no consiste en desvestir mentiras
la verdad es un breve discurso
en los puertos del Mediterráneo
y sentirse parte del complot
cantar a medianoche bajo el puente del río Ródano
y unir a Ginebra entre los lentos compases del equilibrio.
Las ciudades aún buscadas
se nos han convertido en una sombra curva
todos mentimos
mintió Marco Antonio
…………Freddy Mercury con su silencio
mentimos todos
unánimes mentiras
perfectas y glorificadas.

Pensar que sólo existen mis retóricas alas de Ícaro
………………..y escapar
en estos días donde se abren las hojas de Fayad Jamís
y Cavafis con su Ítaca perdida después de tantos regresos.
Siguen perdidas la mitad de muchas cosas simples
y de los amigos por salvar en Esparta
la mitad de los viajes y despedidas
quizás la mitad de todo.
Mi nombre luchará contra las palabras abiertas al viento
a la tempestad
en esta isla destino
que la lluvia va olvidando
como a hombres inocentes.

 

En silencio

en la humedad
con los ojos cansados
en la oscura ensenada
río abajo
quebrando el verso de la costumbre
por el cauce infinito de la espalda
hasta el final de los huesos
desobedeciendo presagios
y la ignorancia de súplicas
con mi lengua envenenada
de sentido común.

Sólo ofrezco la mano con la magia de un discurso
…………………………..y con las sábanas ausentes
en la distancia
en la moribunda canción
de lo prohibido.

Kiuder Yero Torres
Últimas entradas de Kiuder Yero Torres (ver todo)