correcciondetextos.org: el mejor servicio de correccin de textos y correccin de estilo al mejor precio

Saltar al contenido

Ocaso, por Iván Mauricio Lombana Villalba

lunes 7 de febrero de 2022

Devoción

“…war doch in seinem Herzen
die Unruhe und das Suchen nicht erloschen”.

Hermann Hesse. Siddhartha. Suhrkamp, 1974.

Has pasado a muchos al otro lado,
barquero. ¿No serás también
un buscador del camino correcto?

Y expresó Siddhartha,
con un destello entre sus ojos viejos:

¿Te llamas un buscador, venerable,
y vistes las túnicas de los monjes
a pesar de que estás entrado en años?

No se habían extinguido
la angustia y el ansia,
ni el amor en el alma de Govinda.

 

Ascetismo

Sucede que con facilidad
los ojos sólo ven lo que se busca,
y no se puede en sí recibir.

De tanto buscar y pensar
no se encuentra nada.

Sin admitir asentir,
y sin hallar más
que aquello que los posee,
sólo ven lo que quieren.

Al ir por un destino prefijado,
no se advierten lo más cercano.

 

Doctrina

Cuesta desprenderse de expectativas,
si sólo se piensa en propósitos.

Siempre hay que liberarse más,
y mantener la apertura,
sin tanto procurar
ni otros intentos.

Aunque si se abandona lo amado,
aun con dolor, se sentirá un ardor
que quema las entrañas.

 

Permanencia

Todavía no lo entiendo del todo,
¿qué insinúas, barquero?

Siddharta, con una sonrisa amplia,
contestó:

Dos veces has estado aquí
y no me has reconocido
por mi atuendo.

Aprendí de los ascetas y de una cortesana,
de comerciantes, ladrones y jugadores,
y de ti, Govinda, discípulo de Buda.

También he querido cambiar,
por lo que tomé por último maestro
al barquero Vasudeva,
y ahora, de una orilla a la otra,
sólo aprendo de los rostros del río.

 

Escarnio

“Von jeder Wahrkeit
ist das Gegenteil ebenso wahr!”
(Hesse, p. 120).

Amas un poco la burla, Siddhartha.

Intentar compartir la sabiduría
suena a locura, Govinda:

No hay ninguna diferencia
entre sufrir y redimirse,
y la bienaventuranza
sólo es otra ilusión.

Poco importan las palabras
y las ideas del espíritu
en la renuencia a rendirse
en el amor y el consentimiento.

Hasta en el pecado se oculta lo adorable,
si se obvia la desaprobación.

 

Felicidad

Lejos de ser un asunto de expresión
de sensaciones o pensamientos,
de probar o experimentar;
lo que fuerza a desear
no confluye con lo que se obtenga.

Anhelar una velada con la mirada
y los labios que convidan
a no dejar de besar,
no tiene nada que ver
con la respuesta confusa
o lo que sea que se reciba.

Más que comprender o definir un rumbo
lo querer aturde y causa rubor,
sin que se pueda ofrecer la cara
o desenvolverse a satisfacción.

Habrá que disponerlo todo
ante los buenos encuentros.

 

Desasimiento

Lejana de la tierra
se vuelve fuerte la luna,
y cuando se acerca mengua
menos capaz.

Sin mirar a objeto alguno,
sin encierro ni apego,
no se permanece
en ninguna parte.

 

Redención

Si a la sombra del marxismo
el asunto reside en desear
lo que luego no se desea más;

y si sin trasmundo, ni telón,
los huesos se fusionan en el horno,
y después se desboronan en la tierra,

según Marcuse,
en sus propias necesidades
reproducen los individuos
a la sociedad represiva,
incluso en la revolución.

Iván Mauricio Lombana Villalba
Últimas entradas de Iván Mauricio Lombana Villalba (ver todo)