“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

60 aforismos de Metas volantes, de Felix Trull
(selección de Gabriela Rosas)

miércoles 6 de abril de 2022

3

La historia nos pone a todos en nuestro sitio. Lejos.

 

4

Para el que ha nacido con vocación de marioneta, no hay titiritero pequeño.

 

6

El hombre es un mendigo cuando pide respeto y un dios cuando aprende a respetar.

 

“Metas volantes”, de Felix Trull
Metas volantes, de Felix Trull (Libros al Albur; segunda edición, corregida por el autor, 2018). Disponible en la web de la editorial

9

Resérvale a la imaginación una parte muy amplia de tu vida. De lo contrario, la realidad se vengará por ella.

 

11

A diferencia del escepticismo, que se cansa de todo enseguida, la ingenuidad es insaciable. Ya sólo por eso, vale la pena defenderla a toda costa.

 

13

Hay formas de quejarse que lo son de presumir.

 

16

Para no arrepentirme me recuerdo.

 

19

Toda la ridiculez, la estúpida incongruencia del mundo en que vivimos, se plasma en la carita de perplejidad de un niño cuando compara la redondeada caligrafía que le obliga a trazar en el cuaderno su maestro, con los garabatos ininteligibles de la receta que le extiende el pediatra a sus papás.

 

23

Hay quien se encamina hacia el placer como si fuese al tajo.

 

24

La verdad sea dicha: la verdad no se puede decir.

 

35

Soy las razones que no doy, los motivos que me reservo.

 

39

No recojas el sedal si no estás totalmente decidido a comerte lo que sea que haya mordido el anzuelo.

 

40

Envejecer: ir sumando restas.

 

45

Sólo los tontos integrales creen que los tontos son siempre (y exclusivamente) los otros.

 

57

Los amores imposibles son los más necesarios.

 

66

Nuestro propio exotismo, que nos vuelve encantadores al principio, pronto nos convierte en odiosos, si no logramos hacernos querer por entrañables. Y es que, en el fondo, lo raro está bien… durante un rato.

 

69

Es típico del espíritu narcotizado creer que los dormidos son los otros.

 

79

Ser perfectamente prescindibles para los demás es uno de los dones con que los eternos premian a sus favoritos.

 

81

Hay dos tipos de tontos: los que cometen tonterías, y los que las interpretan, diseccionan y analizan. Estos últimos son, con mucho, los más peligrosos.

 

89

La pareja es el estuario del amor. Pésimo escenario para quienes sólo adoramos los impetuosos manantiales y el mar abierto…

 

90

Acercarse es fácil; difícil, pasar de largo.

 

91

Ojos que no ven, corazón que imagina.

 

92

La grandeza pasa también por ignorar las pequeñeces sin hacerse el menor eco de ellas. Puede que la felicidad consista sobre todo en eso.

 

105

Era tan simple como el mecanismo de un chupete. Quizás por eso tenía tantas ganas de llevármela a la boca.

 

108

Nada nos define tanto como la forma en que reaccionamos frente a lo indefinido, lo inconcreto, lo siempre por decidir.

 

117

Lo peor no es no poder (nadie es, por mucho que se crea, omnipotente), sino hacer creer que todo se puede, cuando se sabe de sobras que se hará lo que se pueda… que no es ni mucho menos lo mismo.

 

119

Sólo se respeta lo que se admira, es decir, lo que de un modo u otro deseamos o tememos.

 

130

Soy la punta de tu iceberg.

 

137

En ocasiones, digo lo que sé.

 

154

Es mejor caer en desgracia que ser un desgraciado.

 

158

Cuando menos te lo esperas, salta el guepardo que se zampa a la liebre que salta cuando menos te lo esperas.

 

161

Suele pensarse que para continuar se necesita ejercer un impulso menor que para empezar, y no es cierto. Hoy mismo, ahora mismo: lunes por la mañana. Podríamos dar un volantazo fácilmente, invertir el sentido de la marcha, incluso derrapar. Pero decidimos no hacerlo. Sí, lo decidimos. Nuestra aparente pasividad inerte oculta una gesta descomunal. Seguir el curso de las aguas sin ahogarse es otra forma de decir triunfo.

 

162

Hay personas tan generosas que te regalan su ausencia, y tan discretas que lo hacen sin avisar.

 

193

Es vil, lo sé, pero no hay mayor placer que el de equivocarse con la gente.

 

209

Contra el vicio de quejarse de vicio, la virtud de entregarse al ejercicio cotidiano de la gratitud.

 

211

La valentía pasa también por saber cuál es el momento de salir huyendo.

 

215

El fruto es la decadencia de la flor, la flor de la hoja, la hoja de la raíz. Sólo la semilla es ella plena.

 

217

El amor, los amores, ya sean fluviales, lacustres o marinos, son los que hacen la vida, de sólito varada en tierra, plenamente navegable.

 

218

Sabes que debes proseguir por donde vas porque te sientes agua que desciende suavemente por un surco que parece ya excavado en la pendiente. Y no, todo está liso.

 

229

La escritura que prefiero es aquella que deja al lector huérfano de certezas, intrigado, algo ofendido, curioso, a ratos harto, hechizado al fin.

 

230

No soy más que uno más… pero tampoco me conformo con menos.

 

237

Muchos confunden laconismo expresivo con estreñimiento conceptual, y no: el buen aforista, en pocas palabras, comunica un sinfín de sentidos, a menudo distintos y en ocasiones incluso contradictorios entre sí.

 

251

El aforista es el escritor más desnudo del mundo: camina apenas con unas pocas palabras delante y unas pocas palabras detrás.

 

275

La generosidad está en el gen. El gen de dar para que te den.

 

278

Sólo es democracia cuando me sonríe.

 

284

El buen aforismo debe ser como un hojaldre: una sola suculencia entre mil capas de sentido.

 

288

No sabes lo que te pierdes hasta que la vida te lo da.

 

300

Escondida detrás de toda ambición hay una gran frustración, dando empujones.

 

328

El deseo de ti no es algo que me falta, es algo que poseo yo: con tu ausencia amaso, devoto y atento, mi onírico patrimonio.

 

356

Pasarse es otra forma de no llegar.

 

366

Los únicos actos genuinos son los que realizamos para nada y porque sí.

 

376

La soledad es la única experiencia humana que, cuando se comparte, en lugar de dividirse, se multiplica.

 

395

La política puede resumirse así: domesticados perritos de aguas pidiendo pienso vs. recios canes de presa adiestrados para azotar.

 

447

La innovación permanente: esa rutina.

 

490

El resentido es un personaje trágico protagonizando sin saberlo una comedia.

 

513

Saber es besar los límites.

 

529

Las redes sociales reflejan una parte de la realidad, sí, pero muy pixelada.

 

530

Cuanto más uso las redes sociales, menos me usan las redes sociales.

 

549

Los límites de mi lenguaje no son los límites de mi mundo.

 

550

Mi heterónimo eres tú.

Felix Trull
Últimas entradas de Felix Trull (ver todo)