“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

Poemas de Felipe Ezeiza

viernes 22 de abril de 2022

amor…..criatura…..amor

Recorrimos el pueblo
alrededor de las gentes y sus cosas
un anciano dormitaba en la esquina de la catedral con un gesto tristísimo
también……en la grama de la plaza…….vimos a un escarabajo Hércules
con sensación de irrealidad

Niños con patines y bicicletas
el viento mueve las hojas y tu cabello
hablas con fascinación del sol que encanta a las copas de los arboles
cómo se filtra el brillo en infinitos caleidoscopios……y nos envuelve

El mundo acontece ensimismado
aprendemos a escribir con una voz de los tiempos terribles
uno dice poco en el poema…..a veces……nada

Tú eres la flor que reguardo entre líneas.

 

Andrómeda

Debo fotografiar las colinas que amamos
las cosas importantes

soles en los que rodamos desnudos
tal vez pintar acuarelas
para regalarte algunas astromelias

hay una rara sensación que aún no puede aniquilarme
pero la presiento (inconmensurable) en el futuro

quiero contemplar este momento
guardar aquí…..mi vida.

 

El pescador

Amigo
llévame en tu barca de huesos
que estoy alegre haciendo anzuelos

este año ya van cien poemas
que sacan puros espumeros
y lampreas

dime
de dónde vienen esos ríos
que se pierden en la carne

busco adentro a los bellos peces

no encuentro nada.

 

Los gigantes incompletos

a Piedad

Tenemos hambre…..yo lo sé
desde el principio de la existencia…..esta depredación…..nos carcome

Amontonados…..estirándonos…..saliendo del fango
ramificados en un torrente de furias

Animal-montaña de infinitos dientes apiñados
que con sus garras se arrastra hacia el futuro

Cazador y recolector fascinado por la crueldad
¿Cómo resistirse a la devastación que somos?

Endurecidos por generaciones
apresurados en la resonancia de los instrumentos de hueso
ni la desesperanza……la pobreza…..o las tragedias cercanas
pudieron suavizar nuestras maneras

Decimoshogaren una lengua de sangre

Los ojos…..un cielo incendiándose
nos vemos….unos a otros
¡Extrañísimos!
solos en las incontables luces del amanecer

Sentenciados
por tanto esfuerzo fallido
pura ilusión de construir el amor
revueltos del vientre al pecho
luego habitantes de la incertidumbre

Hemos intentado doblegar el instinto
guardarlo en una sombra
mientras los imperios íntimos se desmoronan
el bucare en secreto…..florece
le van creciendo…..plumas…..pétalos……y escamas

Tenemos hambre…..yo lo sé
nos alimentamos del animal dócil que nunca seremos

Desesperados
retratamos las formas de lo apacible
sin poder amansar el espíritu

La vida parece un verso azul
un tembloroso asombro
que se escapa entre los dedos

Jamás estaremos saciados.

Poema ganador del V Concurso Nacional de Poesía Joven Hugo Fernández Oviol.

 

Mirador

Desde tu casa
se veían las luces amarillas
en las laderas de la montaña
el perfil de los edificios
la simetría
perfecta
un juego de sombras.
Fue justo ese tiempo
fue bueno contigo ese lugar
ahí reíste y cocinaste
tus amigos te celebraron
la amaste cada segundo
muchos besos te pertenecieron
hiciste cuanto se pudo
no guardaste rencor
en tu herida le diste nido a los azulejos.
No hemos sido mejores que eso
en toda la historia humana.
Repasa
cada
recuerdo
con
calma
ya no existes más
es hora de partir.

Felipe Ezeiza
Últimas entradas de Felipe Ezeiza (ver todo)