Publica tu libro con Letralia y FBLibros Saltar al contenido

Cuatro poemas de Ana Vera Palomino

lunes 29 de enero de 2024
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Lima a toda latitud

dos horas y media de recorrido
norte/sur
viento tibio aire frío
álbum de la ciudad
sepia/color
apus con brazos gigantes
rodean/cercan
protegen/maldicen
y en las esquinas de las calles
un oscuro corazón.
Parar veinte segundos la máquina
bajar el ritmo cardiaco
cinco minutos y las estaciones se reclaman
salir/entrar
aquí sólo hay pies que no se ven
manos colgando y el vaivén del cuerpo
que oscila como la ropa recién tendida
en las azoteas.
Fierros retuercen sus cuellos
hasta detener el respiro
al mediodía se extrañan las aves de la ciudad-tierra
Línea 1
construcción/deconstrucción
arte
vecinal/visceral
el agua no riega la vida en las alturas
y sigue el niño y su perro paseando su sed
se empozan las piscinas
públicas/privadas
naturaleza sintética
grass/palmeras
ladrillos sin revestir
y se aleja de la pupila
la loca con su desnudez
cables de alta tensión destajan la ciudad en dos
¡se ve el grito!
noize/mute…
y avanzo hacia un lugar que antes no existía
imposible traspasar el ojo
colocarlo al otro lado del muro
púas/plumas
afuera está la gran cárcel donde otros transitan
Lima a toda latitud
transfigurada belleza que nunca fue
veintiséis estaciones
inexistente primavera
desde esta perspectiva
los que nunca nos ven
no saben que nos cuelga
la mirada triste
cuando se cierran las puertas del tren
START/STOP

 

Quiere volver la tristeza

quiere volver la tristeza
con su mochila pequeña
hermosa y de piedra
ha viajado por el mundo
nunca busca hospedaje
las ciudades la esperan
la tristeza conoce el ave con las alas abiertas
las gotitas de mar que resoplan en los ojos
y a veces tiene una sonrisa feliz
la tristeza camina y nada, NADA,
se alimenta, trabaja y tiene pesadillas que nunca recuerda
la tristeza duerme
despierta dormida y con sueño
prepara el desayuno
bosteza
quema dos huevos
la tristeza se sienta en la cabecera de la mesa
y llama a los que ya no están
mira por la ventana con rejas
los aviones que vuelan
donde otros van.
la tristeza no es la alegría
a veces es un niño, el rocío, un perro, la sorpresa
la tristeza es la melodía pop que
escribe a ciegas un poema
para el sí
para el no
es una fruta con pecas
o el agua que reposa y tiembla
la tristeza tiende la cama, lava la ropa
y mira triste la cumbre de platos
con figuras de lego
la tristeza es la mentira y la verdad
quiere ser nombrada
con un nombre largo
y apellido que se herede,
pero en su habitación
la tristeza tiene sólo mucho frío o mucho calor
y sola se abraza y se desnuda
para ser otra
otra vez.

 

Julio de 2023

les escribo a mis manos cuando éstas no puedan
escribir con firmeza y sin dolor
“ana” o “poesía”
simplemente
les escribo a mis manos inmóviles en el pensamiento
de la primera vocal
o de la sílaba 16 del alfabeto
que nombra también al padre, al pez, al pan.
les escribo a mis ojos y a mis oídos
para que lean sin lágrimas
y escuchen atentos el viento interno del poema
la voz bajita y tímida
será de mi hermana menor
le escribo a mi olfato de perra adoptada
a la línea recta de la costura de mis labios
donde se asoma el recuerdo de la sal
le escribo a este tacto de identidad
que se enerva y tensa
como la es cri tu ra
cri a tu ra
que nace en la penúltima página
del libro de una poeta asesinada
le escribo al azul de la memoria
olor a pesca fresca y aguas heladas
en las puntas de los pies
les escribo a mis dos manos
porque una la toma de la mano a la otra
la reemplaza, la espera, le da de comer y beber
esta mano masturba a la mano con fragancia de eucalipto
la exfolia con el mar del mar
les escribo a estas manos para que sepan
de su importancia vital sobre el teclado
del papel que deja atrás lo blanco
les escribo a mis manos
que un día pasearán solas
guardadas en bolsillos llenos de arena.

(julio, 2023).

 

El mar

Si unes los puntos
Si trazas las rayas
Si marcas las equis
Si escondes las flechas
Si el camino es recto
Si el zigzag es camino
Si es sólo un gran círculo
Si el centro es secreto
Si el mapa es la rosa
Si ves muchas formas
Si hay piel y espejos
Si el canto es de muerte
Si lloran y nacen
Si da miedo y paz
Si el marco está abierto
Si el cielo se moja
Si extraña la Luna
Si la estrella es la hoja
Si hay miles de huellas
Si pintas la mano
Si el garabato es la lengua
Si escribes su nombre
Si inventas un juego
Si el juego es azul
Si todo es blanco,
Y brilla,
Sí, es el mar.

Ana Vera Palomino
Últimas entradas de Ana Vera Palomino (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio