XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Publican El silencio de oro, poemario con 36 textos inéditos de Juan Ramón Jiménez

sábado 8 de abril de 2017
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Juan Ramón Jiménez
El libro deja ver cómo Jiménez se retira a su pueblo de Moguer en 1911 tras su paso por Madrid.

“Sí, silencio. Tan sólo silencio. Que se callen / Que dejen a mi espíritu nadar en lo insondable…”. Con 36 textos inéditos, la editorial Linteo, de Ourense (España), presenta El silencio de oro, una obra compuesta de 83 poemas que el Nobel de Literatura Juan Ramón Jiménez creó en su retiro de Moguer (Huelva) en 1912.

En El silencio de oro, Jiménez (1881-1958) pone la mirada en el recuerdo sin adjetivos sobrantes. “El silencio es para mí una atmósfera absolutamente necesaria para respirar como el aire”, asevera él mismo en la entrada del prólogo, elaborado por José Antonio Expósito Hernández, quien se encargó de la edición del volumen, la introducción y las notas.

Jiménez escribió este libro en la misma época que Platero y yo, y como muchas de sus otras obras nunca fue publicado por completo.

“Este libro explica el salto entre un Juan Ramón más francés, más colorista y sensual de los primeros años del siglo XX y el Juan Ramón más reflexivo y meditativo, más inglés, de finales de los años 10”, afirma Expósito Hernández, quien cree que, una vez publicadas obras como Diario de un poeta recién casado, abrió vías y modernizó la poesía, con lo cual pudo “repercutir en el silencio” sobre esos otros libros que le sirvieron para llegar hasta ahí. “Cuando uno alcanza esa cota, me imagino que pierde algo de interés en publicar lo anterior y mira hacia delante”, comenta Expósito Hernández.

El libro deja ver cómo Jiménez se retira a su pueblo de Moguer en 1911 tras su paso por Madrid, “donde no tuvo muy buenas experiencias”, según Carmen Hernández-Pinzón, sobrina nieta de Jiménez, en una entrevista. “Deja toda la influencia del modernismo y la literatura francesa y se acerca hacia un camino de más sencillez”, comentó la heredera del poeta, cuyos primeros títulos, Ninfeas y Almas de violeta, aparecieron en 1900.

“En definitiva, Juan Ramón Jiménez, asediado por los ruidos sociales, políticos, urbanos o vecinales, alcanzó en soledad una palabra desnuda, misteriosa y esencial que le permitió apresar una vida en verso… La de Machado fue una bondad desmigada en humanismo; la de Jiménez una limpia ética-estética forjada en una eternidad diaria. Murieron exiliados, pero no enmudecieron. El resto es ya sólo silencio”, aseguró Expósito Hernández.

Jiménez escribió este libro en la misma época que Platero y yo, y como muchas de sus otras obras nunca fue publicado por completo. Por otra parte, 2013 había sido la última ocasión en que se publicó una cantidad semejante de poemas inéditos de Jiménez (38 de 98) con Idilios, por la editorial La Isla de Siltolá y que dedicó a su esposa, Zenobia Camprubí, traductora cosmopolita, defensora de los derechos de la mujer y protectora de su marido.

Respecto a otras publicaciones de la bibliografía del poeta, se prevé una nueva edición revisada de su segunda antología, que estaba agotada y será editada por Espasa, o los dos últimos títulos que Jiménez escribió en México, El zaratón y Voces de mi copla, ambos de 1964 y que verán la luz gracias a Linteo. También, la editorial Niebla lanzará un libro con 185 recetas de cocina de Camprubí, con una amplia introducción de 45 páginas y que recoge recetas escritas por ella misma.

Fuentes: EFELinteo
Letralia

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio