“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

Antònia Vicens gana el Premio Nacional de Poesía de España

viernes 19 de octubre de 2018
Antònia Vicens
Vicens obtuvo el galardón, dotado con 20.000 euros, por su poemario Tots els cavalls. Fotografía: Isaac Buj/ARA Balears

La escritora Antònia Vicens (Santanyí, Mallorca, 1941) es la ganadora del Premio Nacional de Poesía de España correspondiente a 2018, dotado con 20.000 euros, según la decisión del jurado emitida este miércoles 17 de octubre luego de reunirse en la sede del Ministerio de Cultura y Deporte, que concede el galardón.

Vicens obtuvo el reconocimiento por su obra en catalán Tots els cavalls, que en palabras del jurado evidencia “una vocación poética que contempla toda una vida a través del tamiz de una expresión seca, dura, inquieta y fulgurante”.

Vicens reclamó que “dejen en libertad a los presos políticos”, en relación con los políticos catalanes encarcelados de manera preventiva por la organización del referéndum catalán del 1 de octubre de 2017.

El jurado estuvo presidido por Olvido García Valdés, directora general del Libro y Fomento de la Lectura, y en su vicepresidencia estuvo Begoña Cerro Prada, subdirectora general de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas.

Como vocales participaron Darío Xohán Cabana Yanes (Real Academia Gallega), María Lourdes Otaegi Imaz (Real Academia de la Lengua Vasca), María del Vinyet Panyella Balcells (Instituto de Estudios Catalanes), María Ángeles Pérez López (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas), Guadalupe Grande Aguirre (Asociación Colegial de Escritores de España), Juana Castro Muñoz (Asociación Española de Críticos Literarios), Pilar Bello González (Federación de Asociaciones de Periodistas de España), Ana Isabel Zamorano Rueda (Centro de Estudios de Género de la UNED) y Álvaro Valverde Berrocoso a nombre del ministro de Cultura y Deporte. También lo integraron los dos últimos autores galardonados: Julio Martínez Mesanza (2017) y Ángeles Mora Fragoso (2016).

Vicens tiene una larga trayectoria literaria, publicando tanto novela como poesía. En 1965 recibió el primer reconocimiento por su obra en el concurso literario de Cantonigròs, por la recopilación de relatos Banc de fusta. En 1967 obtiene el Premi Sant Jordi por la novela 39º a l’ombra.

También ha publicado las novelas La Santa, Terra seca, Febre alta, Lluny del trenUngles perfectes y Ànima de gos, y sus relatos de narrativa juvenil han sido recogidos en el volumen Tots els contes.

En 2009 publicó su primer libro poesía, Lovely, al que siguieron Sota el paraigua el crit (2013), Fred als ulls (2015) y Tots els cavalls.

En colaboración con Josep Maria Llompart escribió Vocabulari privat, un libro de memorias. Tiene obra traducida al alemán y el castellano.

En 1998 fue nombrada presidenta en funciones de la Associació d’Escriptors en Llengua Catalana, de la cual también fue vicepresidenta en las Islas Baleares entre 1997 y 2004. Fue nombrada socia de honor de esta asociación en 2016, año en el que recibió el Premio Nacional de Cultura de la Generalitat de Cataluña.

Ha recibido, además, los premios Sant Jordi, Ciutat de Palma, Constantí Llombart y Ramon Llull, así como la Creu de Sant Jordi y el Premi de Cultura de la Generalitat de Catalunya por su trayectoria.

 

Antònia Vicens y los presos políticos

Al conocer el veredicto del jurado que la favoreció, Vicens reclamó que “dejen en libertad a los presos políticos”, en relación con los políticos catalanes encarcelados de manera preventiva por la organización del referéndum catalán del 1 de octubre de 2017.

“Es una vergüenza que ocurra esto en democracia”, dijo Vicens a la prensa española, al tiempo que recordó que tiene poemas publicados y dedicados a los políticos catalanes presos. “Haría mal si me meto en casa al recibir el premio y no decir nada sobre esto”, agregó. La autora aseguró que tiene “la esperanza de que Cataluña y España se van a entender y España terminará respetando la decisión de voto de los catalanes”.

“Lo que pasa en Cataluña es muy triste, no solamente por los catalanes que aman la cultura y la historia de Cataluña, sino para todas las personas que aman la libertad de expresión. Estoy a favor de ellos y para mí escribir siempre ha sido libertad: que todavía haya barreras para las palabras y las expresiones me parece fatal”, expresó.

Fuentes: ABCMinisterio de Cultura y Deporte de España
Letralia
Últimas entradas de Letralia (ver todo)