correcciondetextos.org: el mejor servicio de correccin de textos y correccin de estilo al mejor precio

Saltar al contenido

Murió a los 90 años el crítico George Steiner

lunes 3 de febrero de 2020
¡Compártelo en tus redes!
George Steiner
Steiner se consideraba “un hombre extraterritorial”.

El reconocido crítico literario francoestadounidense George Steiner, ganador del Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2001, murió el lunes 3 de febrero a los 90 años en su residencia en Cambridge (Reino Unido) como consecuencia de problemas de salud, según confirmó su hijo el doctor David Steiner al diario The New York Times.

Nacido en París en el seno de una familia judía y educado en tres idiomas, George Steiner se consideró desde siempre “un hombre extraterritorial”.

El también ensayista, autor de ficción y profesor es uno de los más reconocidos estudiosos de la cultura europea y es considerado el referente de la crítica literaria de la segunda mitad del siglo, aparte de tener un bien fundado prestigio como especialista en literatura comparada y teoría de la traducción.

Steiner nació el 23 de abril de 1929 en París, a donde había recalado su familia, austríacos de origen judío. Era trilingüe, pues fue educado simultáneamente en alemán, francés e inglés. En 1940, huyendo del nazismo, su familia se exilia a Estados Unidos, país cuya nacionalidad posee desde 1944 no obstante lo cual siempre se consideró “un hombre extraterritorial”.

Prosiguió sus estudios en el Liceo Francés de Nueva York y posteriormente en las universidades de Chicago y Harvard. Su vocación se orientó muy pronto hacia la literatura y la filosofía. Fue profesor en Cambridge y Ginebra, pero también en las universidades estadounidenses de Stanford, Nueva York y Princeton. Además, participó en numerosos debates universitarios en Europa y Norteamérica.

Steiner estaba casado desde 1955 con la historiadora Zara Shakow, a quien había conocido tres años antes a través de unos amigos. Además de David, que dirige el Instituto Johns Hopkins de Política Educativa, tuvieron una hija, Deborah, presidenta del Departamento de Clásicos de la Universidad de Columbia.

El autor sucedió a Edmund Wilson como crítico de libros para The New Yorker desde 1966 hasta 1997. Durante este período, deslumbró a sus lectores por su profundidad analítica, convirtiéndose en un gran maestro de lo que se dio en llamar “literatura comparada”.

En su novela El traslado de A. H. a San Cristóbal un grupo de judíos cazadores de nazis encuentran vivo a Adolf Hitler en la selva amazónica.

En sus trabajos analizó la repercusión que las humanidades, la creación artística y el conocimiento científico tienen en la configuración del espíritu humano. Publicó, entre otros títulos, La muerte de la tragedia, Lenguaje y silencio, Errata, una vida examinada, Después de Babel, Antígonas o Presencias reales. Además fue autor de los libros de cuentos Anno Domini: tres historias (1964), Pruebas y tres parábolas (1992), Las profundidades del mar (1996), y A las cinco de la tarde (2008).

También publicó la novela filosófica El traslado de A. H. a San Cristóbal (1981), en la que un grupo de judíos cazadores de nazis encuentran vivo a Adolf Hitler (el A. H. del título) en la selva amazónica treinta años después del final de la Segunda Guerra Mundial. Una obra controversial en la que Hitler se defiende sosteniendo que Israel debe su existencia al Holocausto y que él es el “benefactor de los judíos”.

Fue miembro de honor de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias y de la Academia Británica; era doctor honoris causa de las universidades de East Anglia, Lovaina, Mount Holyoke College, Bristol, Glasgow, Lieja, Ulster y Durham; era Caballero de la Legión de Honor francesa y ganó los premios Truman Capote y el Internacional Alfonso Reyes, entre otros reconocimientos. Los sueños son el campo neutral de las contradicciones es el título de la conferencia con la que recibió el Príncipe de Asturias.

Fuentes: APEFEEl País
Letralia