XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Murió a los 94 años el escritor brasileño Rubem Fonseca

miércoles 15 de abril de 2020
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Rubem Fonseca
Los libros de Fonseca suelen retratar, en estilo seco, áspero y directo, la lujuria sexual y la violencia humana.

El escritor brasileño Rubem Fonseca, ganador del premio Camões y una de las más destacadas figuras de la literatura de su país, falleció el miércoles 15 de abril a los 94 años en su residencia en Río de Janeiro, según fuentes familiares. El autor sufrió un infarto durante una comida en su apartamento y llegó a ser trasladado a un hospital del barrio de Botafogo, pero llegó al mismo sin vida.

Natural de la ciudad de Juiz de Fora (sureste), Fonseca se aprestaba a cumplir 95 años el 11 de mayo. Además del Camões, que le fue concedido en 2003, fue ganador del ahora extinto Premio Juan Rulfo, que recibió ese mismo año de manos de Gabriel García Márquez por petición de éste, y del Machado de Assis (2015), uno de los principales galardones de la literatura brasileña.

Entre su extensa obra figuran libros como los cuentos de Lucia McCartney (1967) y Feliz año nuevo (1975), además de las novelas El caso Morel (1973), Agosto (1990) y El gran arte (1983), considerado por muchos la obra maestra del autor. En este siglo publicó Diario de un libertino (2003), El seminarista (2009) y José (2011), entre otros títulos.

Además de narrador fue guionista de cine, y los especialistas aseguran que su obra no sólo se caracterizó por inaugurar una nueva era en la ficción brasileña, a la que volvió más urbana, sino por las influencias de la literatura estadunidense y del lenguaje cinematográfico.

Fonseca ejerció varias actividades antes de dedicarse enteramente a la literatura. El 31 de diciembre de 1952 inició su carrera en la policía, como comisario, en el décimo sexto Distrito Policial, en São Cristóvão, en Río de Janeiro. Muchos de los hechos vividos en aquella época, así como varios de sus compañeros de trabajo, están inmortalizados en sus libros.

Alumno brillante de la Escuela de Policía, pasó sin embargo poco tiempo en las calles. En junio de 1954 recibió una licencia para estudiar y después dar clases sobre ese tema en la Fundación Getúlio Vargas, en Río de Janeiro. Hasta ser exonerado el 6 de febrero de 1958 fue principalmente un policía de oficina encargado del servicio de relaciones públicas del cuerpo.

Elegido para especializarse en Estados Unidos, entre septiembre de 1953 y marzo de 1954, aprovechó la oportunidad para estudiar administración de empresas en la Universidad de Nueva York. Después de salir de la policía, Rubem Fonseca trabajó en la Light hasta que comenzó a dedicarse integralmente a la literatura.

Los libros de Rubem Fonseca generalmente retratan, en estilo seco, áspero y directo, la lujuria sexual y la violencia humana, en un mundo donde marginales, asesinos, prostitutas, delegados y pobres miserables se mezclan. Por ello su obra, que fue prohibida por la dictadura —lo que terminó convirtiéndolo en best-seller—, ha sido blanco de diversas polémicas a lo largo de las décadas.

La más reciente fue hace pocos meses, cuando la Gobernación del norteño estado brasileño de Rondonia ordenó la retirada de las escuelas públicas de decenas de libros clásicos de la literatura nacional por su contenido “inadecuado”, aunque dio marcha atrás después de la ola de críticas que recibió. La lista incluía diversos volúmenes de Fonseca y otros autores consagrados de la literatura brasileña, como Mário de Andrade, Machado de Assis o Euclides da Cunha.

En ese sentido, Fonseca siempre admitió el uso de un lenguaje “obsceno” en sus publicaciones y defendió que los escritores no pueden “discriminar las palabras”. “Yo escribí treinta libros. Todos llenos de palabras obscenas. Nosotros los escritores no podemos discriminar las palabras. No tiene sentido que un autor diga ‘eso no lo puedo usar’”, sentenció en la ceremonia de premiación del galardón Machado de Assis, otorgado por la Academia Brasileña de Letras, en 2015.

Fuentes: EFEMilenio
Letralia

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio