Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Búsqueda de los restos de García Lorca podría ser decidida desde Estrasburgo

jueves 19 de agosto de 2021
¡Compártelo en tus redes!
Federico García Lorca
De prosperar la demanda de la nieta de Dióscoro Galindo, el Estado español podría verse obligado a permitir la búsqueda de los restos del maestro y de quienes fueron fusilados junto con él, entre ellos el poeta Federico García Lorca.

Nieves García Catalán, nieta del maestro Dióscoro Galindo, quien fuera asesinado junto a Federico García Lorca en agosto de 1936 en Alfacar (Granada), solicitó al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo (Francia), la búsqueda de los restos de su abuelo y de las otras tres personas fusiladas junto a él, entre ellas el poeta, según se anunció el miércoles 18 de agosto, día en que se cumplieron 85 años de la ejecución.

La demanda se produce después de que el Tribunal Constitucional no admitiera la solicitud sobre la referida exhumación de Dióscoro Galindo y del propio García Lorca, según explicó el abogado de Nieves García Catalán, Eduardo Ranz, quien presentó un recurso de amparo ante el Constitucional después de que la Audiencia de Granada hubiera rechazado previamente su petición al desestimar otro recurso contra el auto emitido en noviembre de 2020 por el Juzgado de Instrucción 5 de Granada, que se opuso a la búsqueda.

La Audiencia de Granada denegó la petición reforzando la doble argumentación que dio en noviembre el Juzgado de Instrucción 5: que la vía adecuada por la que debía solicitarse era la civil y que el supuesto responsable tendría más de cien años, un criterio este último basado en un “juicio de probabilidad” que el letrado tampoco comparte porque la petición “no va dirigida a enjuiciar a nadie, sino a investigar los hechos”.

Ranz, que ya avanzó en su día que si no prosperaba la vía ante el Tribunal Constitucional acudiría a la justicia europea, apela a la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva de la nieta de Galindo, y al hecho de que la ejecución fue en agosto de 1936 pero no consta el paradero, lo que incumple a su juicio el deber de investigación penal.

Nieves García Catalán, acogida desde pequeña por la familia del maestro Dióscoro Galindo, hace extensiva la petición de búsqueda a las otras tres personas supuestamente enterradas junto a su abuelo —García Lorca y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas— por un criterio científico y porque “de lo que se trata es de investigar los hechos”.

Los esfuerzos de la nieta del maestro por localizar los restos han encontrado siempre la oposición de la familia del poeta. Laura García Lorca, sobrina del autor de La casa de Bernarda Alba, ha establecido su posición de que, aun respetando a las familias de Galindo y Galadí, “desde el punto de vista histórico, creo que las cosas que podríamos aprender de Federico con estas exhumaciones son menores; poco más que saber el lugar exacto donde están los cadáveres”, como declaró en 2001 al diario español El País.

Fuentes: EFEEl País
Letralia
Últimas entradas de Letralia (ver todo)