Servicio de promoción de autores de Letralia Saltar al contenido

Concluyó la FIL Guadalajara, “patrimonio de México”

lunes 4 de diciembre de 2023
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Clausura de la 37ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara
La 37ª edición de la FIL se despidió con el pase de la estafeta de invitado de honor de la Unión Europea a España, con la presencia de Jordi Martí Grau (España), Salina Yenbou (Unión Europea), Gautier Mignot, embajador de la UE en México, y Marisol Shulz, directora de la feria. Natalia Fregoso • FIL

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara cerró el domingo 3 de diciembre su 37ª edición con el recuerdo de quien fuera su fundador, Raúl Padilla López (1954-2023), pero también con el muy positivo balance de recibir 857.315 visitantes a lo largo de sus nueve días, una cifra récord en la historia del evento.

En un videomensaje emitido durante la jornada de clausura, Ricardo Villanueva, rector general de la Universidad de Guadalajara, dijo que esta edición de la FIL “significó un reto enorme, porque fue la primera en que no contamos con la presencia de Raúl Padilla López para dirigir estos esfuerzos. El mejor homenaje que podíamos rendir era organizar la mejor FIL de la historia. Al cierre de esta edición, podemos decirlo: se cumplió el objetivo”.

Luego de hacer una síntesis de los nueve días de actividades, Villanueva destacó que la feria “sigue funcionando con solidez y soltura” y añadió que “ya no sólo es patrimonio de la Universidad de Guadalajara: es patrimonio de los jaliscienses. La FIL es patrimonio de México”.

Por su parte, Marisol Schulz Manaut, directora general de la FIL Guadalajara, destacó la presencia de más de dos mil sellos editoriales, lo que permitió ocupar en su totalidad los 43.000 metros cuadrados del área de exhibición de Expo Guadalajara, con representaciones de prácticamente todos los países de Iberoamérica.

“Una vez más quedó comprobado que la FIL Guadalajara es una gran fiesta en la que autores, editores, libreros, bibliotecarios, ilustradores y todos los actores de la industria se mezclan con las y los lectores y el libro”, dijo Schulz Manaut. “El carácter festivo y la calidez son algo que nos han mencionado muchas personas. Esta alegría ha quedado de manifiesto en los pasillos, los stands y los salones de la feria”.

La directora de la feria destacó las más de tres mil actividades que conformaron el programa de este año, y entre las que se incluyeron 630 presentaciones de libros y la presencia de más de setecientos autores de 52 países, así como 17.400 profesionales de la industria del libro que participaron en conferencias y talleres. Además, FIL Niños, que calificó como “uno de nuestros espacios favoritos”, había convocado hasta la jornada previa a 189.039 personas.

Al referirse a la participación de la Unión Europea como invitada de honor, dijo que, con su programa, la delegación permitió “recordar en muchos casos, pero también descubrir por vez primera, la riqueza, la vitalidad y la diversidad cultural de los veintisiete Estados miembros, más Ucrania, demostrando que el idioma no es una barrera cuando nos encontramos en el lenguaje común del arte, el pensamiento y la literatura”.

Para finalizar, agradeció a la Universidad de Guadalajara por el apoyo, a todo el comité organizador por el trabajo y, “sobre todo, a los miles de lectores que, como cada año, se han apropiado de la feria para convertirla en una fiesta en torno a los libros”.

Gautier Mignot, embajador de la Unión Europea en México, destacó que la participación como invitada de honor ha representado un esfuerzo “fuera de lo “común” que ha superado las expectativas. Señaló que su presencia en la feria dejará huella al tratarse de la primera vez que la Unión Europea participa en un evento cultural de este tamaño.

“Ha sido un esfuerzo financiero, por supuesto, pero no es este el aspecto más relevante”, agregó Mignot. “Preparamos la participación en un tiempo récord de dieciocho meses. Coordinar el apoyo fantástico de los veintisiete países miembros más Ucrania es veintisiete veces más complejo, pero el resultado es veintisiete veces mejor”.

En total, participaron 75 autores de la Unión Europea más Ucrania en diecinueve mesas, ciento treinta actividades en su pabellón, diecinueve en áreas de profesionales y veintitrés presentaciones de sus Estados miembros, así como catorce espectáculos y dos obras de teatro, treinta exposiciones de películas y nueve conciertos en el Foro FIL, que cerrará en la noche con la presentación de Valeria Castro y Silvia Pérez Cruz.

Salima Yenbou, diputada de la Unión Europea, agradeció a los organizadores y afirmó que quedó impresionada por la gran cantidad de personas que atravesaban la calle, por los grupos intergeneracionales que llegan y, sobre todo, por los jóvenes que se interesaban en la literatura, no sólo por los cómics, sino por los libros. “Para mí fue inspirador”, dijo.

Agregó que invitar a Europa es reconocer su diversidad cultural y que los impulsará a generar un imaginario popular propio de la Unión Europea. Finalmente, dijo que los aportes de Europa hacia México son de beneficio mutuo en cuanto a entusiasmo, ideas y enriquecimiento cultural. “Es el último día, pero es el principio de una construcción cultural entre la Unión Europea y México. Estoy orgullosa de haber participado y vamos a pasar la estafeta a un gran país, España”.

 

El año de España

Durante la jornada de clausura se celebró el cambio de estafeta entre la Unión Europea y España, que por segunda ocasión será el país invitado de honor de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en su 38ª edición, que se celebrará del 30 de noviembre al 8 de diciembre de 2024.

Jordi Martí Grau, recién nombrado secretario de Estado de Cultura de España, aprovechó la ceremonia protocolaria para pedir a la comunidad que haga lo suyo en demanda del cese el fuego y el comienzo al diálogo entre las naciones en conflicto.

“Es aquí donde ponemos la vacuna a la guerra, que lamentablemente continúa tocando la puerta de nuestro continente, en Ucrania y en la Franja de Gaza”, dijo Martí Grau. “No puedo desaprovechar esta ocasión para pedir, exigir, levantar la voz desde el sector de la cultura, desde aquellos que estamos interesados más en lo que nos une que en lo que nos diferencia, que estamos entusiasmados con la diversidad, pero que sabemos que el diálogo es necesario para que la guerra acabe. Vamos a levantar un grito por la paz desde el ámbito de la cultura, sin fisuras, sin paliativos. Mientras hoy aquí celebramos la diversidad, caen bombas y matan niños, matan niñas”.

La directora de la FIL, Marisol Schulz Manaut, destacó el trabajo excepcional en la selección de las actividades del pabellón europeo y confió en que esta haya sido una experiencia enriquecedora para todos. Recordó que cuando se comenzó a planear esta edición de la FIL, Raúl Padilla López imaginó el deleite de lo que sería tener la Unión Europea como protagonista.

“Juntos hemos trabajado y disfrutado como Raúl hubiera querido”, agregó Schulz Manaut. “Como ha señalado nuestro rector, Ricardo Villanueva Lomelí, sabemos que esta feria necesita de todos para seguir creciendo, nuestras ideas, energías y sueños mantendrán el entusiasmo por preservar su legado”. Manifestó que le dará gusto darle la bienvenida a España, y espera que deje una nueva huella.

En representación de la Unión Europea, la eurodiputada Salima Yenbou manifestó que la participación del continente tuvo un significado mayor del que pudo pensar, pues si bien puede imaginar a representantes de culturas como la francesa o la española, por ejemplo, “si les digo la cultura europea, por desgracia, no crea inmediatamente un imaginario cultural”. Es por ello la importancia de que participen de manera conjunta como dice su lema, “Unida en la diversidad”.

Además, consideró que la feria aumentará el intercambio cultural entre la Unión Europea con Latinoamérica. “Lo que nos acerca y nos une, básicamente, tanto en Europa como en América Latina, y en otras partes del mundo, son los valores compartidos: humanismo, derechos fundamentales, libertad de expresión y movimiento, inclusión social, apertura a la alteridad, preocupación por preservar nuestro planeta. España se hará cargo de la antorcha, continuando este diálogo mediante la riqueza de su cultura y su diversidad”.

Como cada año, el invitado de honor que concluye su participación intercambia presentes con el del siguiente año. La Unión Europea le entregó a España una fotografía de Jorge Luis Borges, autoría de Daniel Mordzinski, el “fotógrafo de los escritores”; España regaló un texto que destaca la edición de 1797 de Don Quijote de la Mancha de la Imprenta Real, conmemorativa del cuarto centenario. Es una “arqueología bibliófila” de la que sólo se imprimieron 77 ejemplares.

“Me hace especial ilusión que la invitación a España esté precedida de la presentación de la Unión Europea y a continuación venga la invitación a Barcelona, esto es casi como las muñecas rusas”, bromeó Martí Grau, quien reconoció además que fue una gran idea que se haya invitado a la Unión Europea porque es necesario abrir espacios de diversidad cultural en los que lo interesante está en las fronteras, porque ahí es donde se encuentran las diferencias y lo común, donde se construyen puentes, y donde se construirá el ir y venir que proponen para la edición de 2024.

Así, el objetivo de la delegación española será mostrar un país diverso, pluricultural y plurilingüístico. “Celebraremos igualmente a la literatura vasca, la literatura gallega, la literatura catalana, no para levantar fronteras entre ellas, sino para explorar lo que los diferencia y lo que los une. Nos será útil llegar a Guadalajara, como espero que le haya sido útil a la Unión Europea”.

Fuente: FIL
Letralia

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio