Servicio de promoción de autores de Letralia Saltar al contenido

Rosa Chacel entró a la Caja de las Letras del Instituto Cervantes

martes 6 de febrero de 2024
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Rosa Chacel
En 2024 se cumplen treinta años de la muerte de la escritora española Rosa Chacel, cuyo legado fue depositado en la cámara acorazada de la sede del Cervantes.

Un legado póstumo de quien fuera una de las más reconocidas escritoras españolas del siglo XX, Rosa Chacel (Valladolid, 1898; Madrid, 1994), fue depositado el lunes 5 de febrero en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, en Madrid, por Jamilia Caetano, nuera de la autora, y otras personalidades, como parte de las actividades por los treinta años de su muerte.

Forma parte del legado una carta “absolutamente inédita”, con correcciones hechas a mano, que Rosa Chacel le dirigió a la escritora y pensadora María Zambrano. El documento mecanografiado tiene retoques autógrafos de la propia Chacel y refleja la buena sintonía que ambas habían mantenido y, cuarenta años después, las diferencias que les distanciaron.

También se guardó el borrador del artículo (sin concluir) titulado “Rosa mística”, que fue publicado en noviembre de 1984 en la revista Cuadernos Hispanoamericanos, en su número 413. El texto apareció publicado en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

Jamilia Caetano
Jamilia Caetano, nuera de Chacel, ingresó los objetos de la autora en la caja de seguridad número 971 de la Caja de las Letras. Instituto Cervantes

El legado, que se completa con una vistosa pipa en su estuche original y la placa que la autora recibió del Ministerio de Cultura de su país cuando fue distinguida con el Premio Nacional de las Letras Españolas en 1987, quedó guardado en la caja de seguridad número 971 de la antigua cámara acorazada de la sede del Cervantes, donde también se atesoran legados de otros grandes autores de la época, como García Lorca, Luis Cernuda, Pedro Salinas o María Zambrano.

Por su parte, el Instituto Cervantes aportó, para su Biblioteca Patrimonial, una decena de títulos de la novelista y cuentista vallisoletana, entre ellos, primeras ediciones de libros como Memorias de Leticia Valle (1945), A la orilla del pozo (1936), Alcancía (1982), Sobre el piélago (1952), La sinrazón (1960) o Saturnal (1972).

El director del Cervantes, Luis García Montero, hizo un repaso de la trayectoria de Chacel, quien da nombre a la biblioteca del centro de Porto Alegre, en Brasil, uno de los países en los que vivió un largo exilio que comenzó en 1938 y se prolongó hasta 1974, y recordó cómo la autora llegó a Madrid a los diez años de edad, procedente de su Valladolid natal, para convertirse “en alguien que respiró todos los aires de la transformación artística de la época”.

Legado de Rosa Chacel en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes
Como parte del legado de Rosa Chacel fueron depositadas una pipa y la placa que recibió la autora cuando le otorgaron el Premio Nacional de las Letras Españolas en 1987. Instituto Cervantes

Tras aludir a los diarios de Chacel en los que hablaba de cómo una persona occidental “se contamina” cuando renuncia a sus valores, García Montero afirmó que “al recibir este legado nos contaminamos de la calidad literaria y cultural que enriquece nuestros valores y nos compromete con el futuro”.

Antonio Piedra, director de la Fundación Jorge Guillén, entidad con sede en Valladolid dedicada al estudio y la difusión de la obra de este poeta y de otros muchos autores que han legado sus fondos, recordó que Rosa Chacel “no obtuvo el Premio Cervantes por razones estrictamente políticas”, y destacó el contraste entre ella y María Zambrano. Siendo ambas feministas, su planteamiento ideológico y progresista fue diferente: Chacel era absolutamente pragmática, mientras que la filósofa malagueña creaba “en las nubes, en el cielo, su discurso poético”.

Rosa Chacel nació el 3 de junio de 1898 y murió el 27 de julio de 1994. Su obra incluye novelas, poesía y traducciones. Durante la Guerra Civil Española, vivió en el exilio en varios países. Además de publicar una extensa obra narrativa, mantuvo una estrecha relación con los jóvenes poetas de la Generación del 27. Participó activamente en tertulias y debates entre los intelectuales de la época y colaboró en las revistas más destacadas de esos años: Revista de Occidente, Gaceta Literaria y Hora de España.

Fuente: Instituto Cervantes
Letralia

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio