Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Paula Winkler aborda los diversos estadios de la soledad en El marido americano

jueves 29 de agosto de 2019
¡Compártelo en tus redes!
“El marido americano”, de Paula Winkler
El marido americano, de Paula Winkler (Simurg, 2012). Disponible en Amazon

El marido americano
Paula Winkler
Novela
Ediciones Simurg
Buenos Aires (Argentina), 2012
ISBN: 978-987-554-176-4
157 páginas

Carla, una abogada argentina que se casa con un estadounidense, Ron, con quien vive en Nueva York, es la protagonista de El marido americano, la novela con la que Paula Winkler nos ofrece una elaborada parábola sobre la soledad y sobre las dificultades del ser humano para conectarse con sus semejantes aun en medio de esta multitud permanente en que nos sumen las intrincadas redes de comunicación de la actualidad.

La relación entre Carla y Ron se fractura como consecuencia de las diferencias culturales y otros motivos, por lo que deciden divorciarse. Es entonces cuando la joven abogada se dedica a la traducción literaria, enfocada en autores rioplatenses, un camino que tiene el objetivo de construir un puente a través del cual mantenerse en contacto con su realidad, y en este trance entabla amistad con su vecina, la anciana Allyson Prentiss.

La narración en El marido americano recae sobre tres personajes, tres mujeres, cada una con su perspectiva de la historia que con fina pluma pone la bonaerense Paula Winkler en nuestras manos. En la primera parte es la madre de Carla quien presta su voz para contar la historia de su hija y su decisión de autoexiliarse tras la debacle económica de su país en 2001.

El gran tema de El marido americano es la soledad. Las vidas de sus personajes transcurren como en islas.

La propia Carla toma el testigo en la segunda parte para contar su experiencia. Nos hablará, apelando al humor, de sus dificultades para entenderse con Ron y con la sociedad del país en el que vive. Contará cómo la crisis de su matrimonio y su propio cansancio la llevan a la traducción literaria y a su amistad con la señora Prentiss.

Finalmente, en la tercera parte es la señora Prentiss quien asumirá el papel de narradora para contar su historia imbricada con la de Carla. Cargando a cuestas con un diagnóstico de muerte, Allyson Prentiss —que encarna el estereotipo de la anciana puritana— extraña su pasado, que describe como perfecto, y se lanza en un viaje a China para volver a ver a su hermano.

 

Soledad y exilio en El marido americano

El gran tema de El marido americano, como ya adelantamos, es la soledad. Las vidas de sus personajes transcurren como en islas —incluso de forma literal en el caso de Carla—, separados del mundo por obstáculos insalvables que los encierran en sí mismos y los obligan a buscar en el interior lo que la realidad circundante les niega.

Es el caso de Carla, quien se encuentra ante una soledad de múltiples aristas: el exilio —que la convertirá en extranjera para siempre, pues lo seguirá siendo incluso si decidiera regresar a su patria—; el desencuentro cultural e íntimo con el marido americano, Ron; su precaria amistad con su vecina. La conjunción de estos factores la llevará a desprenderse de su profesión para abrazar el oficio de traductora, pues quizás desvistiéndose del pasado pueda encontrar, en la asunción de otras voces, el camino hacia su realización.

Igualmente Allyson Prentiss, cuyo departamento es otra forma de isla que decide abandonar de la forma más radical, pues termina viajando al otro lado del mundo en pos de un eslabón que la conecte con un ayer que recuerda fastuoso, con sus afectos, con una razón para vivir al menos sus años finales y, en definitiva, con su interior.

 

El marido americano viene a reafirmar la obra de Paula Winkler como una de las más originales de la narrativa contemporánea argentina.

Una narradora sólida

Colaboradora de Letralia desde 2005, Paula Winkler resuelve esta complicada trama en 160 páginas escritas con un lenguaje directo, desprovisto de una profunda experimentación estilística que sabe sin embargo aprovechar el recurso del flashback para dotar de sentido el presente narrativo, y hace recaer el gran peso formal de la obra sobre su corpus metafórico: la exposición de los muy diversos estadios de la soledad en los que podemos vernos involucrados, incluso sin saberlo.

En su reseña publicada en Letralia 274, el reconocido ensayista, narrador y poeta argentino Luis Benítez afirma que El marido americano “nos brinda como pivote y factor primordial una historia fuerte y consistente que despliega la acción narrativa coherentemente, brindando un significado unitario”.

Sobre esta novela escribió igualmente el recordado escritor y periodista argentino Walter Iannelli: “El marido americano da cuenta de un proceso migratorio interno y sin resolver del ser humano enfrentado al avance de la cultura, o quizá, al avance de la cultura del malestar”.

Publicada en 2012 por el sello argentino Simurg, El marido americano viene a reafirmar la obra de Paula Winkler —quien es doctora en derecho y ciencias sociales y magíster en ciencias de la comunicación— como una de las más originales de la narrativa contemporánea argentina, aserto que se sustenta no sólo en diversos reconocimientos como el premio Jorge Luis Borges de la Fundación Givré (1989), sino también en títulos como el libro de relatos Los muros (1999), el libro-objeto Cuentos perversos y poemas desesperados (2003) o las novelas El vuelo de Clara (2007), La Avenida del Poder (2009) o Fantasmas en la balanza de la justicia (2017).

Letralia
Últimas entradas de Letralia (ver todo)