Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Un compás de espera

viernes 22 de enero de 2021
¡Compártelo en tus redes!
Elena Garro
En el cuento “La culpa es de los tlaxcaltecas”, de la mexicana Elena Garro (1916-1998), la memoria es la clave para transitar entre dos tiempos.

En el presente ensayo nos proponemos responder a la problemática del rol que desempeña la memoria en los personajes principales del cuento “La culpa es de los tlaxcaltecas”, de Elena Garro (2016). Dentro de este texto nos encontramos con la presencia de dos temporalidades que convergen. Esta coexistencia temporal representa un dilema para la protagonista, Laura, quien deambula entre dos vidas, entre dos tiempos. Este deambular de Laura se produce a partir del acto de memoria de recordar; es mediante el recuerdo que el tiempo se da vuelta. “Así llegué en el lago de Cuitzeo, hasta la otra niña que fui” (Garro, 2016, pág. 29), le dice Laura a Nacha. A partir de ese acto de memoria nuestra protagonista huye para ocultar su traición a su primo marido y así no hablarle de Pablo, que es su nuevo marido en la Ciudad de México, y huye una última vez por temor a quedarse sola entre los muertos de la toma de Tenochtitlan. Dentro del cuento se abre un compás de espera durante el cual Laura huirá hasta que el tiempo se acabe y ella y su primo marido deban ser uno.

El primo marido y Laura comparten una intimidad y complicidad gracias a la memoria y a la conciencia del tiempo.

En el cuento, la memoria es la clave para transitar entre las dos temporalidades. Para establecer la importancia que tiene la memoria para que los demás personajes de la historia puedan experimentar la doble temporalidad nos parece de gran utilidad analizar el modo en que se focalizan y cómo es caracterizado cada uno de los personajes y la relación que éstos tienen con la memoria. Comencemos con el personaje de Laura quien, en repetidas ocasiones, se caracteriza como traidora, como una persona miedosa y que está avergonzada por su traición. El primo marido la caracterizará del mismo modo, pero estas cualidades no son degradantes para él: “Ya sé que eres traidora y que me tienes buena voluntad. Lo bueno crece junto con lo malo” (Garro, 2016, pág. 43). Por el contrario, Margarita no le tendrá tan buena voluntad a su nuera y la descalificará caracterizándola como loca. Del mismo modo, el personaje de Pablo la descalificará moralmente: “¡Nunca pensé que fueras tan baja!” (Garro, 2016, pág. 40).

Como podemos ver existe un contraste en la caracterización que los personajes hacen de Laura. Este contraste podría explicarse si consideramos que el primo marido y Laura comparten una intimidad y complicidad gracias a la memoria y a la conciencia del tiempo, mientras que Margarita y Pablo, al ser caracterizados como personajes sin memoria, no son capaces de comprender ni participar en la coexistencia de espacios temporales distintos. Además de carecer de memoria, madre e hijo se ven caracterizados por Laura con un lenguaje vacío: “Oí las palabras de Pablo y Margarita y no eran sino tonterías” (Garro, 2016, pág. 37), el cual se opondrá a la solidez de piedra que ella atribuye las palabras. Si bien Laura y el primo marido se ubican en la época de la caída de Tenochtitlan, los personajes de Margarita y Pablo están completamente instalados en el espacio temporal de la Ciudad de México y ambos tendrán una percepción del otro indígena muy negativa y degradante. Tal rechazo hacía el indígena evidencia la falta de memoria de estos personajes.

El personaje del primo marido será caracterizado con atributos positivos y negativos, esto dependerá de la perspectiva de los demás personajes. Como ya hemos mencionado, existe una intimidad y complicidad, además de una nostalgia por él, que atravesará la percepción de Laura, caracterizando al primo marido con atributos positivos: valiente, fiel, paciente y de buen trato con las mujeres. Por el contrario, y a excepción de Nacha, la perspectiva que los demás personajes tienen de él estará atravesada por un discurso racista y discriminatorio.

El caso de Nacha es bastante interesante, pues a través de la relación de intimidad y complicidad que sostiene con Laura y su nostalgia por el primo marido, Nacha se referirá a él como el señor. Esta nostalgia de Laura puede ser concebida como “la fuerza motora de una memoria compartida, la cual conforma una comunidad de individuos más allá de las fronteras geográficas e ideológicas” (Martín, 2015, pág. 126). Estos tres personajes formarán parte de una comunidad del recuerdo. Esto explica la perspectiva de Nacha sobre el primo marido que se nos revela hacía el final del cuento. A lo largo de la historia la instancia narrativa menciona constantemente que el personaje de Nacha recuerda los incidentes sucedidos en la casa ocasionados por los viajes en el tiempo de Laura. Si bien tanto Nacha como Margarita y Pablo pueden ver algunos rastros de los viajes en el tiempo de Laura, sólo Nacha forma parte de esta comunidad del recuerdo y por eso es capaz de comprender el tránsito que realizan Laura y el primo marido.

Al recordar y recuperar su libertad, Laura no puede permanecer con Pablo, quien representa la represión de la memoria. Su recuerdo la libera.

Hasta ahora hemos visto cómo la memoria integra a los personajes de Laura, Nacha y el primo marido dentro de una comunidad del recuerdo, lo que les permite tener una perspectiva más amplia y experimentar la convergencia de tiempos. Pero esto no es la única capacidad que tiene la memoria en el cuento, una mala memoria también puede crear trampas. ¿Cómo no darse cuenta del engaño?, se queja Laura al reflexionar sobre su relación con Pablo. Tal engaño ocurrió gracias a una falta de memoria: “Yo me enamoré de Pablo, en una carretera, durante un minuto en el cual me recordó a alguien conocido, a quien yo no recordaba”. Esta falta de memoria es la que lleva a Laura a cometer su traición contra el primo marido, pues de haber tenido memoria en esa carretera, Laura habría podido actualizar las acciones y emociones que había experimentado y habría apreciado la diferencia existente entre Pablo y el primo marido, tal como menciona Diana González Martín en “Memoria emancipadora” (2015). Y es en este punto en el que podemos observar cómo la ausencia de memoria significa caer en la repetición como una condena (Martín, 2015), en este caso el matrimonio represivo de Laura con Pablo.

Es por eso que, al recordar y recuperar su libertad, Laura no puede permanecer con Pablo, quien representa la represión de la memoria. Su recuerdo la libera. Podemos apreciar esta liberación y recuperación del espacio temporal de la caída de Tenochtitlan cuando Laura se siente abandonada por el primo marido en el parque de Chapultepec; la nostalgia es lo que la pone en contacto con el otro tiempo:

Recordé el olor de las hojas de maíz y el rumor sosegado de sus pasos (…). Andaba en esos tristes pensamientos cuando oí correr al sol y las hojas secas empezaron a cambiar de sitio. Su respiración se acercó a mis espaldas (Garro, 2016, pág. 43).

Al recuperar su libertad, su paraíso, Laura huye una última vez hacía el tiempo de la Ciudad de México. Este regreso, al igual que los anteriores, lo hace a bordo de un taxi que realiza el recorrido por el periférico, un viaje por la periferia del tiempo desde el momento de la conquista de Tenochtitlan hacía el centro del tiempo moderno, hacia su casa en la Ciudad de México. El compás de espera que es este cuento se agota y Laura se ha emancipado gracias a la memoria, Margarita y Pablo ya no reprimen sus recuerdos. Nacha la acompaña durante los últimos momentos, antes de que el tiempo se agote y Laura deba irse a habitar la alcoba más preciosa del pecho de su primo.

 

Bibliografía

  • Garro, Elena (2016). Cuentos completos. Lectulandia.
  • González Martín, Diana (2015). “Memoria emancipadora”. En: Diana González Martín, Emancipación, plenitud y memoria (págs. 123-168). Barcelona: Iberoamericana Vervuet.
Lictor Sebastián Ramírez Covarrubias
Últimas entradas de Lictor Sebastián Ramírez Covarrubias (ver todo)

¡Compártelo en tus redes!
Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo