Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Surez

Puño y letra de “no olvidables”: Syria Poletti

• Martes 7 de junio de 2016
Syria Poletti
En las obras de Syria Poletti, como en las de Hugo, están presentes todos los problemas humanos sin caer nunca en lo burdo o anormal.

Dice R. Barthes: “El lenguaje es una piel. Yo froto mi lenguaje contra el ‘otro’, con otros, es como si tuviera palabras a manera de dedos”.

Así es pues como tenemos que, desde nosotros como lectores, sentir emocionados el acercamiento a la palabra, sentir el mundo vivo de la lectura cotidiana en autores “no olvidables”.

Nada mejor que reconocer a esos escritores que edificaron tiempos nuevos y asombrosos en el mundo literario. Nombramos hoy a Syria Poletti.

Frente a tantas querellas humanas, muchas veces indefinidas o abruptas, estos autores nos dejaron sus aureolas de posibilidades con auroras, conflictos y mensajes: sus historias están siempre presentes, vivas, posibilitando de verdad la atención, el interés y hasta la risa en un mundo complejo que tiene que aprender a buscar ideas posibles y ordenar la “casa interior” y también la exterior.

En las obras de Syria, como en las de Hugo, están presentes todos los problemas humanos sin caer nunca en lo burdo o anormal.

Hoy consideraremos a Syria. En su libro Gente conmigo nos hace sentir el yo consciente como intermediario y propulsor de un yo inconsciente fantaseando, en partes, con elementos bien significativos de la historia personal en respuesta a las múltiples pulsaciones externas a las que está expuesto cada uno y necesita ir comprendiendo y madurando. En Línea de fuego (con numerosísimas ediciones cuyos cuentos figuran en antologías alemanas, francesas, italianas, norteamericanas…) la autora nos advierte sobre el dolor de los alcances nefastos de las guerras, las persecuciones violentas y los derrumbes que agitarán siempre a tantas víctimas inocentes. También advierte sobre la marginación, la traición, la rebeldía, el predominio absoluto del poder, el recomenzar cada vez otra vez…, todo está allí expuesto con maestría narrativa. Dice por ejemplo: “Este libro fue mi trinchera, mi manera de arrojar ideas y propósitos en la entrañable vulnerabilidad del lector en su cotidiano andar”.

Es hora de que alguna editorial argentina revise los archivos y se dé cuenta de la necesidad de volver a editar tan buena literatura.

Poletti, más de veinte veces premiada en Argentina, y Europa, también nos dejó maravillosas obras infantiles y juveniles como El rey que prohibió los globos (premiado tantas veces y traducido a varios idiomas, incluso al chino); Inambú busca novio, historia tierna de una perdiz; Reportajes supersónicos (premiado en Múnich); El misterio de las valijas verdes (policial imperdible); Lilín sin patio, atractiva historia para niños de departamentos, casi sin juegos y, por supuesto, sin patios, y… más… Pero se hace necesario destacar Amor de alas, obra de excepcional belleza estética, ilustrada por Raúl Soldi con verdaderos cuadros para coleccionar. Este libro marca un nudo magistral en la historia de la literatura juvenil argentina. Literatura en arte mayor, invitándonos así a vivificar la esperanza en el encuentro con el verdadero amor.

Tuve la suerte de ser su amiga y en una de sus últimas cartas escribió: “Creo que tu ángel allá arriba sigue creciendo y confío en que mi ángel seguirá transmitiéndote el gran afecto que siento por ti”.

La invité algunas veces a las ferias de libros para niños que hacía aquí y en Rosario y en una entrevista para el diario expresó: “Pobre del libro que se agota en una época… Yo escribo para recuperar lo esencial. Eduardo Mallea me dijo cierta vez: ‘Los que no conocen el talento de los demás es porque no lo tienen’ ”.

En los últimos momentos de su vida aquí en la Tierra me escribió: “Sólo dos cosas podemos dejar a nuestros hijos: una, alas, la otra, raíces”.

Es hora de que alguna editorial argentina revise los archivos y se dé cuenta de la necesidad de volver a editar tan buena literatura.

María del Carmen Villaverde de Nessier

María del Carmen Villaverde de Nessier

Docente e investigadora argentina de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Profesora de letras especializada en literatura infantil y juvenil y lectura. Experta en literatura infantil y juvenil, teatro para niños y educación primaria. En la UNL dictó durante diez años la cátedra Literatura Infantil y Juvenil, integrando luego la cátedra Lengua y Expresión Estética en el Taller de Expresión Estética Integral. Posee amplia experiencia en educación primaria, secundaria y universitaria. Dentro y fuera de su país forma parte de diversas instituciones dedicadas a la lectura y a la literatura infantil y juvenil. Ha obtenido premios en sus especialidades, nacionales e internacionales, y escribe en revistas nacionales e internacionales. Pionera en su país en la formación de formadores en el área de literatura infantil y juvenil y lectura viva. Textos suyos sobre el tema han sido publicados en el Boletín del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc) y en las revistas Candelita (Venezuela) y La Obra (Buenos Aires), entre otros medios. Ha publicado los libros Para cantar y contar (1971, libro audiovisual), Pepe Cuis (1978, premiado en Múnich y seleccionado en Boloña para su traducción al italiano), Historias de ayer (1991), Circunnavegando la palabra (1997), Casi mil libros (1998), Bichos y dichos (1999, tres tomos), Aventuras de entre casa (2000) y Cincuenta poemas (2004), entre otros.

Sus textos publicados antes de 2015
193227
María del Carmen Villaverde de Nessier

Textos recientes de María del Carmen Villaverde de Nessier (ver todo)

30% de descuento en el Taller de Cuento de Letralia