Toda biografía de un escritor es por demás interesante pues nos muestra el lado oculto de su lucha interior como expresión de su logos; avatar en la consecución para mostrar al mundo de su otredad, de ese otro Yo inasible en busca de su camino para trascender a través del arte escrito. Ese tiempo en Proust es solo un instante de su vida en la inatrapable eternidad en la que nuestros recuerdos se tornan deambulantes; peregrinos a la espera de su captura un tanto deformados para las ucronías de mundos fantásticos en el escritor. Un ensayo por demás interesante para nutrir nuestra voracidad de lector.

0
0
Responder