Saltar al contenido
Hablemos, de Octavio Santana Suarez

La poesía uruguaya de fiesta
Ida Vitale galardonada en México con el Premio FIL 2018

• Domingo 9 de septiembre de 2018
Ida Vitale
Ida Vitale en múltiples ocasiones ha destacado su credo, que la poesía debe ser “algo para todos” y no “especializada o recóndita”.

La extraordinaria poetisa uruguaya Ida Vitale, integrante de la generación del 45, que entre otros integrantes contó con Mario Benedetti, Juan Carlos Onetti y Carlos Maggi; a sus 94 años es la ganadora del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2018 de Guadalajara, Jalisco.

Al recibir la noticia en Montevideo, manifestó ser una mujer agradecida con la generosidad de México cuando en los años 70 del siglo pasado llegó a este país huyendo de la dictadura militar que se había implantado en Uruguay.

Uno de los tantos recuerdos que tiene la poeta charrúa de su estancia en tierras aztecas, el cual destaca siempre, es su amistad con Octavio Paz.

De ahí que externó: “Es natural que me llegue de México esta sorpresa, casi todo lo bueno me llega de México (…). Mis once años en México fueron once años de realización permitida. Eso es maravilloso, un lugar que lo recibe a uno como si no fuera extraño. México te da la ilusión de que todo está abierto”.

Sobre el papel de la poesía en la actualidad, lamentó que la misma haya sido relegada a un lugar menor; “quizás” ello corresponde a que “la cultura no es homogénea” y a que “cuando las cosas bajan, baja todo”, en relación con “la degradación cultural de las sociedades”.

Lamentó el poco espacio que los periódicos y las editoriales dedican hoy a la poesía, y que sea considerada como un género poco útil. “Un escritor tiene que ser una esponja y después puede ser una síntesis y sacar algo más o menos propio. Estamos en deuda con todo, con los seres, con el mundo, con la casa y con todo lo que nos da un país. Uno nunca llega a pagar manifiestamente todo lo que se debe”.

La escritora oriental, según el acta del jurado calificador del Premio FIL en Lenguas Romances 2018, fue galardonada “por ser una fuerza en el ámbito de la lengua española (…). Lúcida y atenta al acontecer humano en la palabra y a partir de ella, su depurada voz poética, apegada al mundo natural, a las expresiones artísticas, y al transcurrir del tiempo vivido, sabe renovar la tradición y afirmar su presencia en la modernidad”.

Ida Vitale en múltiples ocasiones ha destacado su credo, que la poesía debe ser “algo para todos” y no “especializada o recóndita”.

Por la calidad de su obra ha recibido múltiples reconocimientos y galardones, entre los que destacan el nombramiento de doctora honoris causa por la Universidad de la República Oriental del Uruguay (Udelar), el Premio Carlos Monsiváis (2010), el Alfonso Reyes (2014), el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2015), el Internacional de Poesía Federico García Lorca (2016), el Premio Literario Max Jacob (2017), y en el año 2009 había recibido el Premio Octavio Paz de poesía y ensayo.

Uno de los tantos recuerdos que tiene la poeta charrúa de su estancia en tierras aztecas, el cual destaca siempre, es su amistad con Octavio Paz, quien recibiera en 1990 el Premio Nobel de Literatura.

Volviendo a ese amor y admiración por México que siempre comenta, hoy sostiene estar en deuda con este país debido a que no ha publicado un libro de su autoría en homenaje al mismo; la razón, suspendió su escritura tras la muerte de su esposo, el también poeta uruguayo Enrique Fierro (1941-2016). Espera pronto retomarlo debido a que es una obra de gratitud hacia México.

Hace unos meses dijo al periódico El Observador, de la capital uruguaya: “No todos los poemas están escritos para que se entiendan”.

Cuando recibió el Premio Internacional Alfonso Reyes en el estado mexicano de Nuevo León, el rector de la Universidad de Monterrey, Dieck Assad, la consideró “un referente de la cultura mexicana”.

El 24 de noviembre recibirá en Guadalajara, en la Feria Internacional del Libro, la más importante de América Latina, el galardón en Lenguas Romances 2018; algunos que obtuvieron con anterioridad dicho premio: Margo Glantz, Olga Orozco, Alfredo Bryce Echenique, Juan Marsé, Nicanor Parra, Juan García Ponce, Carlos Monsiváis, Augusto Monterroso y Juan Gelman.

Hace unos meses en la hermosa Montevideo, a la que regresó el año pasado desde Estados Unidos —donde residía, siendo su esposo profesor emérito de la Universidad de Texas en Austin—, en su estudio poblado de libros dijo al periódico El Observador, de la capital uruguaya: “No todos los poemas están escritos para que se entiendan”.

Y refiriéndose a su origen en las letras, agregó que había iniciado su camino en la escritura a los quince años, según ella una edad en la que “no escribís pensando que sos buena”.

Indudablemente, transcurridos casi ochenta años de aquel inicio juvenil en las letras, la obra que nos ha obsequiado con su talento la escritora, traductora y periodista oriental Ida Vitale, es más que buena.

Washington Daniel Gorosito Pérez

Washington Daniel Gorosito Pérez

Escritor uruguayo (Montevideo, 1961). Radica desde 1991 en Irapuato, Guanajuato (México). En 1999 obtiene la nacionalidad mexicana. Licenciado en periodismo y licenciado en sociología. Posgrado en enseñanza universitaria, diplomado en desarrollo humano y liderazgo educativo. Catedrático universitario, investigador, escritor, conferencista. Tiene premios de cuento, poesía, ensayo, periodismo e investigación en Uruguay, México, Argentina, España, Estados Unidos, Brasil, Alemania y Francia.
Washington Daniel Gorosito Pérez

Textos recientes de Washington Daniel Gorosito Pérez (ver todo)