“El amor fingido del comandante Antúnez”, de P. G. de la Cruz
Saltar al contenido

Para descubrir la voz de Silvia Giampá

domingo 1 de marzo de 2020
Silvia Giampá
Silvia Giampá: “Escribir es una necesidad y una salida”.

—Señoras y señores: Silvia Giampá… —dijo la voz y se colocó ante el micrófono una mujer joven, un tanto nerviosa, que comenzó a leer un poema. Y la lectura de ese poema era como el comienzo fresco de una lluvia. El público ensayó un silencio respetuoso que al final se reventó como una piñata de aplausos. Sin ninguna duda, aquello parecía el inicio de una fiesta.

La poeta y editora ítalo-venezolana Lisette Fernández organiza en Milán eventos culturales, presentaciones de libros, recitales de poesía en donde se dan cita los emigrantes latinoamericanos y los italianos que de una u otra manera mantienen relación afectuosa con América Latina.

Silvia Giampá, una joven madre, abogada de profesión, que desde hace años escribe poesía con fervor y lucidez.

Fue Lisette, precisamente, quien anunció a Silvia Giampá, y el público reaccionó con un murmullo de entusiasmo. Eso ocurrió en el recital de poesía realizado en Milán por iniciativa de la Associazione Culturale Orquídea de Venezuela.

Se presentaba una antología de poetas venezolanos, editada por Lisette Fernández y la poeta Erika Reginato y traducida al italiano por Floriana Quaretti. Varios poetas italianos respaldaron el evento con sus lecturas. Lisette Fernández es la fundadora de la associazione mencionada y a ella se debe, en gran parte, el auge de la poesía entre emigrantes de América Latina residenciados en Milán.

En aquel momento señalaron que Silvia Giampá estaba por publicar su primer libro y hablaron de las menciones y reconocimientos que ha merecido en un tiempo ciertamente breve. Silvia Giampá obtuvo mención de honor en la octava versión internacional del Premio Alda Merini.

Cuando leyó su primer poema fue más fácil entender por qué están descubriendo su escritura, su poesía. Habla con sencillez y transparencia de varios temas cotidianos, pero enfatiza en un tema que muchos evaden pero que una mayoría busca cuando le hablan de poesía: el amor.

Uno de los poemas de su libro puede ser una buena muestra de su voz:

Obtuviste todo de mí, incluso mi brisa.
Antes de partir, empaqué tus últimas mentiras.
Las llevé conmigo a la estación.
El tren, ahora, se dirige a otra parte.

Ho raccolto i miei ultimi due versi (en español es algo así como He recogido mis dos últimos versos). Ese es el título del libro de Silvia Giampá, una joven madre, abogada de profesión, que desde hace años escribe poesía con fervor y lucidez. Cuando lee sus poemas despierta emociones en el público. Su presencia en los recitales de Milán ya es algo notorio: la invitan y la mencionan.

 

Amo todo sobre la vida, incluso situaciones que pueden parecer complicadas.

Usted y la escritura, ¿cómo es la relación entre las dos?

He estado escribiendo por algunos años. Desde 2016 comencé a participar en concursos de poesía para compararme con otros autores. Inesperadamente, he recibido varios premios. Algunos de mis poemas han sido publicados en antologías. Participé en algunas lecturas poéticas, donde pude conocer a muchos poetas.

Escribir se ha convertido en una constante en mis días. Escribir es una necesidad y una salida. Usualmente escribo cuando estoy sola y hay silencio. Me motivo con todo lo que me rodea; puede ser un paisaje, una pintura, una canción, un libro, un evento. También sucede que estoy haciendo algo más y mi fantasía elabora versos, por lo que, de inmediato, los transcribo en pedazos de papel que encuentro en ese momento o en mi teléfono celular (para no olvidarlos).

(Silvia va descubriendo paulatinamente su camino de poeta:

“Soy un pianista de emociones.
Inmóvil observo cambios de corazón.
Yo canto y escucho nuestras historias”.)

 

¿Qué es lo que más ama de la vida?

Podría responder que a mi hijo. Amo todo sobre la vida, incluso situaciones que pueden parecer complicadas. Siempre digo que es nuestra mente la que marca la diferencia y que el vaso siempre debe verse medio lleno. Debemos aprender a encontrar la belleza en todas las personas que conocemos, en todos los lugares que visitamos y en todas las circunstancias que la vida nos ofrece.

 

¿Qué hace que se desanime?

No estoy desanimada. A veces, puedo hallar contextos absolutamente negativos y, en este caso, para encontrar belleza, necesito poder superar estas negatividades extremas.

(Parece sencilla su poesía, pero revela honduras y una belleza particular en la manera de escribir, de decir:

“Fuente de vida, despertando estanques.
Llévame a tus jardines
Déjame ser tuya, como la tierra”).

 

La poesía es arte, es un regalo, es un refugio, es una expresión de la interioridad de uno.

Poemas dedicados al amor: ¿cuál es el requisito principal?

De hecho, muchos de mis poemas tratan el tema del amor (el amor como sensualidad, como alegría total, como sufrimiento). Me identifico de vez en cuando en la metamorfosis de los sentimientos y los versos vienen por sí mismos.

(Este poema tomado de su libro podría ser un buen ejemplo de lo que está escribiendo:

“No fui suficiente para ti
cuando me apuñalaste con el verbo.
No fui suficiente cuando me encerraste en delirios.
No fui suficiente cuando pusiste mi nombre en la cruz.
Aún querías más
Me querías viva en tu cementerio”).

 

¿Qué es poesía para usted?

¡Al menos un poema debe leerse por día! Sí, porque la poesía es buena para el alma. La poesía te permite enfrentar tu “yo”, medirte con tus emociones, con tu imaginación, con tus recuerdos y reflexiones. La poesía es arte, es un regalo, es un refugio, es una expresión de la interioridad de uno, pertenece a aquellos que poseen una marcada sensibilidad. Todos deberían experimentar la poesía porque la poesía te hace vivir.

(Silvia Giampá es una revelación. Y lo encara con sencillez, con humildad de poeta. Lo que no dice es tan intenso como lo que expresa:

“Enrolla sus pensamientos humeantes
en la capa negra que usó el invierno pasado.
Fumó un cigarro frente a la chimenea
y arrojó mis estaciones al fuego.
No volveré el próximo verano”.)

José Pulido
Últimas entradas de José Pulido (ver todo)