Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Una novela acerca de sí misma

• Sábado 28 de octubre de 2017

El Hipogeo Secreto (Letras Mexicanas) (Spanish Edition)

El hipogeo secreto
Salvador Elizondo
Fondo de Cultura Económica
México, 2000
ISBN: 968-16-6159-1
164 páginas

El hipogeo secreto es la segunda y penúltima novela de Salvador Elizondo. Fue publicada por la Editorial Joaquín Mortiz en 1968, tres años después de su primera novela, Farabeuf o la crónica de un instante. Elizondo nació en diciembre de 1932 en la Ciudad de México, donde murió en 2006, a la edad de 74 años. A lo largo de su carrera como escritor, Elizondo incursionó en la poesía, el cuento, el teatro, la traducción y el ensayo, además de la crítica literaria. Sus esfuerzos novelísticos, sin embargo, son los más reconocidos. En 1965 recibió el premio Xavier Villaurrutia por Farabeuf. El hipogeo secreto no recibió el mismo aplauso, pero eso no la hace menos importante. En esta novela, Elizondo continúa la experimentación formal y temática que comienza en Farabeuf, y la cual llega a su máxima expresión en El grafógrafo, publicado en 1972.

El hipogeo secreto es una novela compleja, de carácter altamente experimental, al igual que la susodicha Farabeuf. Presenta narración, mezclada con extensas divagaciones filosóficas, en un mundo en el que el tiempo y el espacio no funcionan igual que en el mundo real. Se habla de sucesos que no han sucedido, como si estuvieran en el pasado, y luego se ve cuando suceden, decenas de páginas más tarde. Al mismo tiempo, juega con lugares imaginarios y espacios ilimitados, los cuales aparecen y desaparecen, nuevos y en decadencia. Tiene una manera laberíntica de expresar los eventos de la novela, debido quizá a la esencia misma de ésta. El hipogeo secreto es una novela que versa sobre sí misma: narra la historia de una novela titulada El hipogeo secreto, la cual narra la historia de una novela titulada El hipogeo secreto.

El hipogeo secreto trata sobre el acto mismo de escribir. Durante la historia se ve el momento de escritura de la novela, y también se ve el momento de lectura. Los personajes están conscientes de su existencia como personajes dentro de una novela, y su máximo propósito es entender la razón por la que existen, dentro y fuera de ésta. El Hipogeo secreto que se encuentra dentro de la novela es un libro que está escrito, y a la vez está siendo escrito. Como Elizondo dice en su texto “El grafógrafo”, incluido en el libro homónimo, él escribe, y también escribe que escribe. Los personajes leen la novela, y al mismo tiempo son personajes en ella. Elizondo escribió la novela, y también escribió la novela dentro de la novela.

El hipogeo secreto es una novela a la que hay que ponerle especial atención durante toda la lectura, con personajes que no hay que perder de vista nunca, pues sus identidades pueden mezclarse o cambiar en cualquier momento.

Los personajes de la novela tienen identidades confusas. Son pocos: el narrador, E., X., H., el pseudo-T., la Perra —también llamada Mía—, el Sabelotodo y el Imaginado. Pero en momentos parece que son aún menos. No hay una línea clara que separe al Imaginado del narrador, o a éstos de Salvador Elizondo (y de su contraparte intra novela, el pseudo-Salvador Elizondo). En momentos, X. y el narrador parecen ser un solo personaje, y el narrador también parece mezclarse con E. y con H. La Perra a veces parece ser la autora de El hipogeo secreto y a veces parece que sólo lo ha leído en su totalidad. Todos estos personajes, excepto el Imaginado, son miembros de una organización llamada Urkreis, cuyo único propósito es entender El hipogeo secreto, su existencia y su razón.

En El hipogeo secreto, la realidad y la ficción se mezclan y se vuelven uno. La existencia de los personajes de la novela depende de su existencia dentro de la novela que buscan entender. En el exacto momento que dejan de aparecer, se dice que han muerto, precisamente porque dejaron de aparecer. Este desvanecimiento de los límites entre la realidad y la ficción, y entre la realidad y el sueño, se ve más claro en la ciudad de Polt. El personaje E. crea la ciudad de Polt imaginándola en un sueño. Aunque es una ciudad imaginaria, los demás personajes pueden verla y entrar en ella. Y aunque E. muriera, la ciudad permanecería, pues ahora existiría gracias a su recuerdo en la mente de los demás, no a la imaginación de E.

El narrador es otro aspecto complicado de la novela. No sólo por la confusión con su identidad, sino porque no está claro a quién le habla, ni de quién habla. En ocasiones narra en primera persona, y en otras narra en tercera persona, sobre sí mismo. Suele mezclar diálogos con narración, sin dejar en claro quién dice qué. Y su narración a menudo cambia de narratario. En algunos momentos, parece que le habla a la Perra, pero en otros momentos parece que le habla a un lector no identificado.

Todas estas líneas borrosas y desvanecidas hacen de El hipogeo secreto una novela a la cual es difícil acercarse. Es una novela a la que hay que ponerle especial atención durante toda la lectura, con personajes que no hay que perder de vista nunca, pues sus identidades pueden mezclarse o cambiar en cualquier momento. Lo mismo sucede con los espacios y los tiempos. Siempre se debe estar atento a cualquier señal de que el espacio o el tiempo se han movido. El hipogeo secreto es una novela que siempre está en movimiento, siempre está cambiando, y siempre está siendo escrita.

El hipogeo secreto es una novela que vale la pena leer. Su complejidad sólo la hace más disfrutable. Hace interesantes experimentos narrativos, conceptuales y filosófico-literarios en abundancia, y cuando el lector por fin logra entender qué sucede, experimenta un momento de eureka, afín a lo que se logra en una novela de misterio. Porque nada es más misterioso que la identidad misma de la literatura, y eso es lo que propone El hipogeo secreto.

 

Referencia

  • Elizondo, S. (2000). El hipogeo secreto. México: Fondo de Cultura Económica.
Akira Ivan Villalpando Medina

Akira Ivan Villalpando Medina

Autor mexicano (Guadalajara, Jalisco, 1995). Estudia Letras Hispánicas en la Universidad de Guadalajara.
Akira Ivan Villalpando Medina

Textos recientes de Akira Ivan Villalpando Medina (ver todo)