Excelente crónica, Pilar, de un gran poeta como es Alfredo Gómez Gil.

0
0
Responder