Lecturas de poesa en apoyo a afectados por el volcn en La Palma

Saltar al contenido

La palabra es como la vida misma:
sobre la antología transitoria Mudable, de Miguel Antonio Guevara

miércoles 18 de agosto de 2021
¡Compártelo en tus redes!
“Mudable. Antología transitoria (2009-2019)”, de Miguel Antonio Guevara
Mudable. Antología transitoria (2009-2019), de Miguel Antonio Guevara (Madriguera, 2020). Disponible para su descarga gratuita en la web de la editorial

Mudable. Antología transitoria (2009-2019)
Miguel Antonio Guevara
Poesía
Ediciones Madriguera
Mérida (Venezuela), 2020
ISBN: 978-980-433-023-0
170 páginas

Mas el alma se aloja en ti
y tú no la sientes
Así de puro su vínculo contigo
Elizabeth Schön

Mudable es la antología transitoria publicada bajo el sello editorial de Ediciones Madriguera, a cargo del editor y también poeta Ennio Tucci. Esta obra es una bandada de aves que despliegan una vez más sus alas para elevarse y atravesar la marea del viento que la mece. Una casa llena de poemas, transitada por la ensoñación de un talentoso joven poeta y escritor, Miguel Antonio Guevara, nacido en Barinas en el año 1986. Es sociólogo y artista del collage. Su trabajo poético ha visto luz en poemarios como Hay un ruido que se escurre por debajo de las puertas (2009) y Ese instante turbio (2012). Como novelista, su más reciente obra se titula Los pájaros prisioneros sólo comen alpiste (2020). Su obra Mahmud Darwish anda en metro (2019) recibió el VI Premio Nacional Universitario de Literatura Alfredo Armas Alfonzo.

En el prólogo de esta antología de tinte temporal, el maestro y poeta falconiano César Seco nos cuenta que Guevara, inspirado en la voluntad del silencio, abarcó con su palabra temas filosóficos. Seco nos cuenta que en la poesía del joven poeta barinés las imágenes vuelan desde la piel de los poemas, sin ataduras, para encontrarse plenamente con el lector. Está despojada de lujos verbales y adjetivaciones injustificadas. Agrega que es un autor aprehensivo que observa desde su poesía y que, a su vez, entrelaza la mirada con el verbo, para aportar con un lenguaje sencillo, sin excesos y con mucha madurez, los textos que posteriormente aprehenderá el lector como receptáculo de su decir poético.

Esta antología está dividida en siete partes, constituidas por textos escogidos de cada uno de los siete poemarios que ha publicado Guevara a lo largo de diez años. Inicia con Hay un ruido que se escurre por debajo de las puertas (2009) y finaliza con El bramido de los acantilados (2019).

A medida que avanzamos en el recorrido a través de sus versos, vamos experimentando la mudanza.

Guevara nos lleva a transitar por su evolución poética. Nos hace partícipes de los cambios, las mutaciones y el crecimiento que va experimentando a medida que transcurren los años.

En ese sentido, los primeros poemarios nos muestran al poeta en una primera juventud, con versos limpios que fluyen entre la sencillez y el dinamismo filosófico. Y a medida que avanzamos en el recorrido a través de sus versos, vamos experimentando la mudanza que nos indica la vía hacia la filosofía de lo cotidiano.

Mientras caminamos y mudamos de una página a otra, leeremos textos como el que encontramos en el poemario Hay un ruido que se escurre por debajo de las puertas (2009):

Con los ojos abiertos

…Mientras,
veamos con el alma y el espíritu
porque los ojos permanecen cerrados.

O el texto “Se va a llevar tiempo”, donde la poesía nos revela lo que describen los sueños de Guevara. Aquello que le rodea y le inspira en el andar de siempre, y que le hace soporte en todas las etapas de su vida.

…anhelo de transcribir
lo que sueltan las telarañas del sueño
mientras aguardamos el tránsito
como ejercicio de lo que nos sostiene…

Más adelante, encontramos Cuestión Caribe, donde el recurso literario transita hacia la crónica. Cargado de ritmo, tambores y un lenguaje limpio, este poema nos canta la historia de un país:

Ven y sé el rostro que repasa todo un cuerpo-país
Desde Eskuque hasta la Av. México.

Un canto poético a las tradiciones, sus ancestros, sus santos, su gente. Es un poema escrito en prosa y de casi ocho cuartillas. Es un texto que, más allá de relatarnos la historia de Venezuela, nos permite descubrir cuán arraigado está el autor a su tierra, generando perspectiva sobre su identidad y resaltando la grandeza del valor de su cultura.

Recorremos diez años en la vida a través de lo que describe en símbolos.

Esta obra es la comunión del silencio, la conciencia, los sueños y la palabra. Es la marcha del poeta por la vida. Pasando por el alma de las palabras, mudando entre imágenes, madurando poéticamente.

Es el poeta transitando los caminos de la crítica y la conciencia, el aliento de los amigos y quedándose en ellos, tejiendo entre ramas, árboles gigantescos, un sitio donde es posible anidar y abrigarse para siempre.

Recorremos diez años en la vida a través de lo que describe en símbolos. Emprendemos una ruta a través de lo que él denomina la casa, el útero, su río, la raíz donde se aferra el mundo. Es él en lo extenso del papel en blanco, en la palabra y la poesía, esa casa a la que nos invita. El lugar donde nace y renace. Donde es.

Sarah Ester Espinoza Márquez