XXXIV Premio Internacional de Poesía Fundación LOEWE • Hasta el 24 de junio de 2021
Saltar al contenido

Poemas de Desde el cuarto piso, de César Blanco

lunes 1 de febrero de 2016
¡Compártelo en tus redes!
Desde el cuarto piso César Blanco Selección y prólogo de Manuel Cabesa Portada: El espíritu del color, de Leonardo Blanco Negro Sobre Blanco Grupo Editorial Caracas, 2014 ISBN: 978-980-7668-36-1 148 páginas Este libro está disponible en la librería Más Q’Letras, en el local P-A-24 P-A-25 del Centro Comercial Hiper Jumbo (avenida Fuerzas Aéreas con Casanova Godoy, Maracay), nivel Mezzanina, o telefónicamente a través de los números (0414) 5979180 y (0414) 5975639.
Desde el cuarto piso
César Blanco
Selección y prólogo de Manuel Cabesa
Portada: El espíritu del color, de Leonardo Blanco
Negro Sobre Blanco Grupo Editorial
Caracas, 2014
ISBN: 978-980-7668-36-1
148 páginas
 
Este libro está disponible en la librería Más Q’Letras, en el local P-A-24 P-A-25 del Centro Comercial Hiper Jumbo (avenida Fuerzas Aéreas con Casanova Godoy, Maracay), nivel Mezzanina, o telefónicamente a través de los números (0414) 5979180 y (0414) 5975639.

La luz y la sombra

Interrogantes saltan
al paso entre
la luz y la sombra,

Allá abajo,
en el vacío
extremo
una línea horizontal
es el …dilema

 

Es lo mismo

Afuera o adentro
es lo mismo
un espejo sucio
que conjuga
tristeza y alegría,
sentimientos encontrados,
es el plato del día.

Ángulo de
convergencia
una mentira,
una verdad oculta,
ojos perdidos,
una semblanza.

 

La espera

El nacer de un nuevo
día trae consigo
un sol inmenso
que proyecta sus rayos
de luz sanadora

Se cierne en confianza
sobre esta cama,
cubriéndola de esperanza
pura.

Al lado, en un rincón,
reposan mis huesos
desnudos, siempre y aunque
lejos no dejo de acariciarte
con mis ojos.

Sólo en la confusión soy
un cúmulo de pensamientos
ambiguos.

Me lleno de paciencia para
seguir tragándome
la experiencia

¡estoy atado a esto!

Redimido,
sólo una opción me queda…

Esperar,
esperar,
esperar.

 

Me urge ver el sol

Taciturno me apunto
al amanecer entre calles
vacías a las que soy extraño,
me confrontan, se apilan
frente a mí, obligándome a
aplastarlas.

Me urge ver el sol en esta
eterna encrucijada en la que
se ha convertido en mi destino

Dominar la ira, continuar,
volar alto y tocarte es mi meta
todos los días de mi corto paso
por la vida.

 

Sólo secuelas

Son inevitables, irreversibles
sólo secuelas han quedado
de este largo viaje

Ese visitante desconocido
es ahora parte de nosotros,
mora a nuestro lado,
no puedo escoger
morirá conmigo.

Vivir es una lección que apenas
comienza, y que acaba con el ocaso.

Aprendo lento y trato de aceptar,
que no es lo mismo.

Creí que lo había visto
todo.
Qué equivocado estaba.

Me faltan leguas, aún no
estoy preparado.

 

…Y nada más

¡Estoy aquí!
Sentado frente a ti
tragándome hasta la
última piedra,
esa que arremete
mi garganta
afligida.

Mientras observo
tu reposo…
me vence el cansancio,
me quedo dormido,
me entrego…
y nada más.

Me encuentro
contigo,
soñamos
lo mismo,
andamos de
manos hacia
el arco iris,
sembrando
semillas
de felicidad.

 

Otras tierras

No te imaginas cómo ha llorado
mi cuerpo, cómo el sudor ha cansado
y envejecido lentamente mi piel,
no reconozco mi rostro.

Desde las entrañas del sacrificio
el hambre reclama su parte.

Otras tierras, asilo, solitario, huérfano,
rodeado de gente extraña, madrugadas estériles,
humo en mis ojos sonámbulos, desfallecen
¡no hay testigos!

Cinco días, cinco noches eternas
la odisea, cruzar la frontera y procurar
ser profeta.

 

Le sigo el juego

Está siempre por todos
lados, rumora, sé que existe,
la ignoro, aunque invisible
se presiente y se niega
se crece a mis desmayos

Se acumula entre mis huesos
frío de invierno

Ocupa mis sentidos
a veces me confina
no le temo

En un instante vuelo sobre ella,
no me ve,
le sigo el juego.

César Blanco
Últimas entradas de César Blanco (ver todo)

El mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio