Este cuento demuestra que en la literatura todo se vale y todo se paga. Un cuento lleno de libertades narrativas, de atrevidas variaciones literarias, de tensión y drama. Mucho humor e ironía… uno de esos cuentos para releer y trabajar.

Responder