XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Poemas de Miguel Ángel Gómez

viernes 21 de octubre de 2016
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Leitmotif del amor

Desde luego, aún huele a pizza.
Se acaba la película y vamos a la habitación
rosa, malva, morada violeta,
polilla muerta, dibujante atropellado
y Paula Bonet
y sus amigos
y vino con dolor de estómago y corazón
y ojos brillantes que no vuelven
y pensar “contigo saldría Monelle”
y movería mis ideas a las tuyas
y me invitarías a tu bosque
y tú dirías “avanza por esta ebria oscuridad”
y pensaría que tú piensas que los pájaros remiten a ti
y nevaría
y te quedarías muda
y todos estarían muertos
y saldría del bosque sangrando
y estaría al lado tuyo pero no de tu mano
y sería muy hermoso.
Me llevaré todo de esta noche
aunque es posible que nadie más lo vea.

(de Monelle, los pájaros)

 

Suena Mozart

Suena Mozart.
No puedes leer lo que quieres.
No puedes dormir.

Echas un vistazo.

Tu gato también
se despierta sobresaltado
por lo que sueña.

(de Monelle, los pájaros)

 

She’s out of her mind

(Lou Reed)

Solos tú y yo, que adoramos
el mal de la ansiedad
y el trapecio de la distancia,
nosotros, solos los dos, buscando infatigables
la sangre de Plotino y mañana el poema
volverá a estar mirando a nadie.

(de Monelle, los pájaros)

 

Cuando salgo de una relación

Pienso en los laberintos bajo los
rascacielos.

Cuando salgo de una relación
pienso en alcantarillas.

Cuando salgo de una relación
pienso en alguien a tu lado
sin aspiraciones ni grandes deseos.

Cuando salgo de una relación
pienso en que siempre estabas alegre
y no carecías de inteligencia.

Cuando salgo de una relación
recuerdo que estabas sentada al piano
pisando los pedales con los pies descalzos.

Cuando salgo de una relación
doy gritos y alaridos para hacer
un poco de ruido

las paredes hacen promesas
sin tener
la menor intención de cumplirlas

las cucarachas están convencidas
de que nada cambiará
sin un cambio en el corazón.

(Inédito)

 

Al acecho

A veces suben poemas
directamente a mi casa,
no es una conversación
lo que sostienen conmigo,
sino un monólogo
en que, si hay preguntas,
ellos mismos las contestan.
Carraspean
al levantarse
por las mañanas,
se sientan conmigo
con un café con leche
y una ensaimada rellena
de cabello de ángel.
Quieren darme un sablazo
y me piden que beba para olvidar
con una risita desdeñosa.
Son tan sabios,
los viejos buitres, los poemas,
que construyen puertas
que ningún mortal se atrevería a cruzar
nunca.
Caminan, enérgicos, entre la multitud.
Comprendo con ellos que el azar
se convierte en el instrumento que necesito.

(Inédito)

Miguel Ángel Gómez
Últimas entradas de Miguel Ángel Gómez (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio