XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Poemas de Iván Méndez González

viernes 16 de febrero de 2018
¡Comparte esto en tus redes sociales!

[medida de la planta del pie]

el marino busca las palabras
quiere escuchar los objetos que
……………………no puede nombrar lentamente se van pareciendo los vértices de los conceptos a un lugar
……………………la medida de la planta del pie donde el ancla ya no cede desde el fondo de la materia
ya la nasa no sirve para seducir categorías

antes del viaje observa desde lo alto de la colina (susurra el mar)
la calima desaparece
bajo la hondura de los árboles
la maresía impregna el cuerpo del hombre antes del viaje (los huesos saben a sal)

se apaga el sol, el sol nunca más recobrado
salir a lo oscuro (dicen de la isla)
saborear la pericia ancestral del beso salado
que tiene frío en los cantos de la orilla
el tuétano de una idea se empolvece tibio | nunca afilado
el beso rompe su lámina líquida contra ellos
evaporación del cuerpo-persistencia de la materia
insiste la palabra en dormir la historia dudosa de los días
que buscan
su plano inclinado en la memoria

los niños han sido violados | y no se calman bajo las sábanas oscuras
su llanto sin forma, la poesía tiene sed siempre los encuentra
la luz guarda su olor en la solidez de los pasos que concluyen esta forma

el tejido está a salvo, la mañana y la memoria fragmentan su discurso, pero atraviesan la espuma de la orilla: los cantos limados encierran el recuerdo, no acaba el peso de la imagen.

 

[arquero]

el espacio traslúcido está pulsado por la cuerda
omitida de un arco
una flecha | una palabra | la forma para un cuerpo
la pultrusión guardó en lo íntimo la naturaleza de su parábola
en la orilla de la diana oscilan la esperanza y la marea
los alientos se alzan cuando el aire se abre —en el surco aislado de su vuelo—
se dispersa el límite inexacto del color rojo
la piel de la manzana quiere dar forma al aire

 

[después de la lluvia]

velar el horizonte por la lluvia | ser dibujado por la gravidez
una emoción antigua descompone la luz en el espectro
la mirada espera su nacimiento un ojo esculpe su latido
sin trazar bordes mientras se rompen las vértebras de la sombra,
asemejada al plomo derretido ojo es todo lugar sin velos la pulsación se cumple con los signos

un gajo tuberculoso es la lluvia que deletrea | dioses son olvidados: los días serán como tañidos de la luz sobre la arena
pústulas que deben rozarse desde el fondo del viejo templo la sangre que derraman es su oración1

 

[ardiendo]

frío de fuego sobre el agua ardiendo
se humedecen de sol las aguas sobrias
…………………………………………………….como bestias tiemblan y enmudecen
…………………………………………………….bruñen la espera mientras la luz | labran

…………………………………………………….un universo está por incendiarse

 

[geometría]

¿ves la mariposa acumulada como polvo? son los ojos de la mujer vacía un momento antes
la ve pasar el hombre atraviesa por el bosque es igual a la nieve en el río se lava las manos agua y viento traen la muerte por la corriente bajan cadáveres luz y alas desplegando van silencios ve su imagen volar la mariposa
tres círculos que se deslizan bajo una flecha cuya punta se hermana (ya será fuga) con la lengua
a su lado el rectángulo deforma | la noche en perspectiva rodea al animal y al mito
(sucede siempre como una rotura)
anotas la destreza de la cifra —escritura espacial de los proscritos— mojas el dedo disciplinado todavía en esta sangre geometría | espesa

se escucha desde lejos un lenguaje de moscas: deviene necesariamente una experiencia extrema en los protocolos de la violencia (las alas, el polvo, el ruido)

 

[peso del sonido]

enhebrar el momento bajo esteras que guardan los vestigios del sol es convertir la mano en la medida de las cosas es el azul vacío de la lengua
más tarde —después de la lluvia— será la permanencia el vacío fijado al mar

el peso del sonido un fuerte resonar es líquido
que se ausenta del ruido (ave que busca su simetría | en la cláusula del vacío)
……………………el vuelo es ansiedad del susurro en el aire se palpa la hendidura
una lengua mordida por esas palabras que no suenan
………………………………………………………………………….los ojos explican el aire

 

[tajo]

es un tajo preciso y breve el aire pasa tibiamente
por el cuerpo y lo encuentra estrecho al igual que el jardín

allí no entra el sol enmudece las hojas punzan la respiración
ritman con un aliento extinto las arterias clausuran el sonido
la sangre elige su disciplina

la mano asienta su textura en el párpado la muñeca | que se enrojece

 

[lentitud]

la sangre —escamas de la luz— pone su cerco al ruido su volumen anuncia la lisura
ilegítima donde se olvidan los vértices de la ansiedad | el borde del paisaje atraviesa los ojos se muestra la carne quebrada puedes medir el peso del vacío una caricia que permite
saber que palpas el viento desmembrado más cerca de las fuentes inhóspitas
la sonrisa de la pantera | la levadura imaginaria | del astro,
brillando por completo al tuétano de la conciencia
es la invasión del pensamiento (improbable ya toda forma) desde lejos la rabia se despierta | una cetrera lentitud nace del ojo

 

[tocar el susurro de las aves]

se pierden los ojos en el recuerdo, ya no cantan los canarios. aseguran que los hombres de lunares les cortaron sus picos —la luna los recuerda, me dicen—. ven, acércate al borde y le dibujaremos, como tú sabes, los picos: un canto en potencia se adivina en su plumaje. sujétalos con fuerza —me dices— no vayan a escaparse, les curaremos su cabeza mientras deshacen nuestras manos, las dejarán en carne viva, de la sangre un fulgor. me acercas la página, y me enseñas a tocar el susurro de las aves que siempre prevalece en tu cuerpo. ahora dirigimos la mirada hacia arriba, la rueda rompe su simetría, y la luz no abarca la estructura completa de la mesa | la clausura. (ves los objetos tendidos y todo pendiente del sol — ¿podrías tocar un solo vértice de la calima?).

Iván Méndez González
Últimas entradas de Iván Méndez González (ver todo)

Notas

  1. dice la otra voz: la palabra será sentida como el sacrificio que le exigen los dioses para que éstos puedan revelarse en el mundo. pero ésta piensa que todo eso es demasiado almíbar para los poros donde mana tanta sangre | “el universo ya no sirve” | devorar las imágenes de los objetos que confeccionan este mundo en fuga (ansiedad superior) –
¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio