XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Desorden, de Mariana Pérez Balocchi
(selección)

miércoles 28 de marzo de 2018
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Nota del editor

La escritora uruguaya Mariana Pérez Balocchi obtuvo, con su libro inédito Desorden, una mención especial en el Concurso Iberoamericano de Poesía Premio Marosa di Giorgio. Por gentileza de la autora, hoy ofrecemos una selección de textos de ese libro.

El rumor de los contornos respira en la anomia,
en la fuerza repetida del agua desalojando el espacio,
en el carozo partido por las lenguas del sagrario,
en una orquesta caníbal ejecutando el cuerpo de lo incompleto,
en la continuidad hambrienta de la forma exacta,
consumiéndose en un desamparo inmenso.

 


 

Como el agua de los claveles secándose
en el vuelo del pájaro perdido,
así te dejé dejarme,
ceremonia oculta de despedidas,
y me dejé caer,
sabiendo que huíamos hasta encontrarnos
en el verde que se escurre de las hojas
fermentando secretos desvelados en la almohada.
Ablación de mí.
Nube ahorcada de la rama,
vapor de té.

 


 

La revelación es un engaño pasajero, como la copa de un árbol. Entre los nudos la clausura comulga con lo transitorio; en la oquedad se agruman sus figuraciones. El árbol sombrea contornos diferentes, aun siendo testigo de que el abandono es provisorio. Pero la medida es la mentira que casi nos salva. La aspiración es un tallo degollado en un brote, perpendicular, una intención partida en el punto inicial.

Es bien sabido que no es sabio reprocharle al destino, entre nudos.

 


 

Otra vez vuelve la casualidad que te pronuncia.
Las mariposas desplegadas no saben volver.
El temblor prematuro se esconde bajo el signo agrietado de la duda.
Resquebrajado el recubrimiento no se duele,
se envaina en una promesa con forma de angustia
—pero el movimiento migratorio de la fuga no evita las anticipaciones.
Sólo la piedra cortando en redondo horada el filo de su disonancia
y puede pensarse a sí misma como una sospecha:
ronda de siega sin ruido, trayecto de hormigas, arena
—tal vez la duración no escapa a sus correspondencias.

 


 

Tal vez la vida tenga la forma de una cinta de Möebius: una misma cara delimitada por un borde. El borde ordena el movimiento de los deseos. Sólo basta con desear fuertemente algo para que suceda lo contrario. Por eso, cuando levante la cabeza veré en el cielo de la noche, incrustadas como puñaladas, todas las estrellas fugaces que alguna vez atrapé, desangrarse en la fijeza.

Mariana Pérez Balocchi
Últimas entradas de Mariana Pérez Balocchi (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio