Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

Poemas de Efraín Bartolomé

domingo 24 de febrero de 2019
¡Compártelo en tus redes!

Efraín Bartolomé
Fotografía: Guadalupe Belmontes Stringel

Presento a uno de los máximos poetas de México. Su obra es, literalmente, canto. El decoro forma su verso cuyo tema central es el amor. El primer poeta de la humanidad cantó al amor y persiste tal acto del habla. El interés, me parece, radica en cómo hacerlo sonar en el poema. La pulcritud, la transparencia y claridad de sus imágenes poéticas trasmiten una poesía, diría, diáfana, espiritual. La poesía de Efraín Bartolomé, en términos grecolatinos, es sublime, la extensión terrenal de la emoción humana transita a una experiencia que supera las sensaciones.

Fernando Salazar Torres
Responsable de la selección

De la serie Voces actuales de México

En el parteaguas

1

En la cumbre de la Sierra mayor
La más grande
: la Madre
Allá
En lo alto
Bajo el ala del cielo
Al alcance de la mano de Dios
de su aliento nuboso que vaga entre los árboles
bendiciendo los labios de la Madre
la piel agreste de la Madre
sus pechos y su vientre y su entrañable genitalia ardiente

Allá
En lo alto
Bajo aquel cielo
Soportando el peso del sol y las constelaciones
Resistiendo el peso bruto de la gloria
Bajo las nubes más cargadas
Bajo el viento

Allá
que es aquí
pongo mi casa pasajera para ver los misterios y cantar
y celebrar el triunfo de las cosas terrestres y su gloria magnífica
Sí: las cosas terrestres
y su amada
su impensable
su indefensa fragilidad
tan frágil
como la alta belleza de esa hoja que se asoma al abismo
desde una rama que apenas la sujeta por un pecíolo leve
ya roto

Aquí
que es allá
pongo mi casa temporal bajo el brillo de todas las estrellas del mundo
bajo la gloria de todos los árboles del mundo
bajo el canto de todos los pájaros del mundo

Los pájaros
Ah los pájaros
Los pájaros que oigo cuando el sol sale
y mientras dura
y cuando el sol se pone

Los escucho cantar…..gorjear…..silbar
gorgoritear…..chillar…..chirriar
parlotear…..crascitar…..graznar…..trinar       
silbar
………………silbar
…………………………silbar                      

Oigo los trinos amarillos brincando de una rama a la otra
Los trinos rojos…..los trinos negros…..los trinos azules
los trinos verdes y anaranjados y multicolores
saltando y revoloteando en su primario y encendido primor

Oigo los trinos largos y entrecortados
Escucho los silbidos prolongándose como lanzas de hielo
o los sonidos cortos y contenidos
como el resuello del que detiene su respiración en medio del espanto

Oigo los gorjeos leves y excitados y luego largos y ágiles
y de pronto ese canto desbordándose
desde cien mil laringes que trituran el cristal de la música
en lujurioso concierto de zampoñas y pífanos
y flautas y ocarinas y prístinas siringas incendiarias

Algo pasa en el aire y el sonido se apaga
: el sonido es de agua que se va por una grieta en la roca
ahogado…..grave…..casi triste         

Y de pronto otra vez el surtidor agudo y desesperado           
y nuevamente calmo y neblinoso                  
o alegre y encendiéndose con fuerza tal
que le da más luz al cielo

Los pájaros:
los oigo rastrillar el cristal luminoso de su trino
en el aire vibrante que repentinamente se adormece
y se queda callado por un rato
y de pronto parece despertar con sobresalto
de su leve sueño

Yo también canto
Yo también canto y celebro la belleza
mientras advierto los peligros del mundo
¡Claro que me doy cuenta!

Yo también despido al sol y doy la bienvenida a las estrellas
Yo también despierto con el alba
Yo también me asombro con la mañana
Yo también agradezco la lluvia y la sombra del follaje

Por eso voy cantando por la luz y por la niebla hasta que el día se va
Hasta que cae la noche
Hasta que los cantos y los pájaros y yo
confundidos
nos vamos con nuestra música a otra parte
: caemos lentamente…..como soles que se hunden poco a poco
en el sacro silencio.

 

2

Mi corazón es también ese pájaro rojo
Mi corazón también tiene alas negras
Mi corazón también abre los breves ojos para mirar el mundo

Mi corazón tiene también dos patas quebradizas
: delgadas ramas secas…..
pero que pueden posarse en los misterios

Mi corazón también se asusta en su jaula

Mi corazón tiene también hambre de cielo
Tiene hambre de ebriedad
Hambre de arroyos limpios
Hambre de ráfagas y de cascadas
Hambre de claridad
Hambre de nube

Por eso le duelen las barras y las trampas
las redes y las mallas y las flores artificiales
Por eso le atemoriza el peso de la noche

Por eso junto todas estas voces en mi canasto para lavar café
: las lavo en el arroyo
: las ato con un hilo de sol
: las pongo en esta página

Por eso canto
Por eso reflexiono en voz baja
Por eso voy por esos caminos en el monte
o por las calles atestadas o desoladas de la gran ciudad
con este brillo en los ojos

Voy como escuchando voces

Intento balbucir el alto nombre
con estos vagos murmullos entre dientes.

(De Cantando el triunfo de las cosas terrestres, Universidad de Ciencia y Tecnología Descartes-Casa Juan Pablos, México, 2011)

 

Quebrar el son

Se amaban

Se amaban          
Se lamían el alma
Se herían con los ojos
Se cortaban
al besarse
Se mordían
Estaban solos
Lloraban sin motivo
No les cabía ni el cuerpo entre las almas
Se consumían en un fuego invisible
Soplaban sus cenizas
Se reintegraban
Se daban a comer su corazón
Nadaban en las aguas del cielo
Se amaban

Se amaban.

*

Flotaban

Flotaban
Papalotes ligeros de chagall
los dos enamorados
tomados de la mano
flotaban
sin gravedad
Aislados
Separados del suelo sin haberlo notado
…………………….flotaban      
Más allá de su nube favorita
Más allá de los cielos más insospechados
Más allá del lejano fin de los tiempos
Más allá de la muerte del espacio
…………………….y más allá de dios
……………………………….y más acá de la madre de dios
los dos cometas locos y enamorados
flotaban

flotaban.

*

Cuando ella lo miró
él puso a asar su corazón en un fuego de roble
: ya está listo
……………………: sírvete
dijo
Ella mordió
pero al hacerlo
sintió los dientes de él
hundiéndose despacio
en su corazón crudo.

*

Se arrojaban a las llamas
Heridos por el veneno intenso del loco amor
se arrojaban a las llamas
: caían muellemente sobre aquel lecho de pétalos frescos
y ardían de todos modos
pero no reposaban
Y miraban las llamas
en sus ojos
guardadas
Y se volvían a lanzar
a las llamas
: a las almas.

*

Abría sus pétalos
: ella abría sus pétalos
mientras él se acercaba
y comenzaba
a libar
: le quedaba en la boca el gusto intenso
de aquel licor que otorga las visiones
antes del hundimiento.

*

Todo enamorado
ha sido siempre un animal de abismos
escribieron en la arena
con su desnudo pie
Lo hicieron
al mismo tiempo
y sin saberlo
y sin notarlo nunca.

*

Ebrio de hundirse en ella
de entrar a fondo hasta su casa en llamas
de entrar en sus pulmones como el aire
de resbalarse en túneles amados hasta su perdición
hasta el palacio oscuro
hasta los territorios de la lenta fatiga
hasta el peludo fondo de la noche
se queda allí
a la intemperie
temblando
: quiere volver a entrar.

*

Cantaba

Cantaba
Empapado hasta el fondo de los huesos cantaba:
No sé nada del mundo:
…………………………………..no me preguntes nada.
Mi vista no es muy buena:
……………………………………….apenas llega al piso.
Por lo demás tampoco
…………………………………..me ha dado por viajar.
Mas de ti lo sé todo,
……………………………..en ti me especializo.
De ti lo que tú quieras
……………………………………te puedo contestar.

*

Creía el inocente que decía la verdad
y cantaba y cantaba
desnudo
a la intemperie
y lloraba
y cantaba.

*

Él estaba dispuesto
a morir
y a pelear
Los ojos de la Amada pueden más que la tumba
se le oyó recitar
Y en lo hondo de su pecho
el eco respondía
Ella me podrá resucitar

Desconfiaba de aquel que lo pusiera en duda:
o habla por hablar,
o ya fue rechazado
o se me quiere adelantar
.

*

Se amaban

se amaban
: se deletreaban
la razón los llevaba al espanto
la imaginación al pasmo
la sensación al deleite
la acción al cansancio
la percepción al asombro
el amor
……………..al Ser
y ahí se estacionaban en su viaje estelar
Se estacionaban…..…..se estacionaban
y buscaban el fondo de sus ojos
y se miraban y se miraban
y se miraban.

*

Ni los claros caminos de la ciencia
ni los espesos meandros de la filosofía.
Sólo una luz alumbra mi conciencia:
amarte como te amo es mi sabiduría.
Le hablaba en verso

le hablaba en verso
y los versos pesaban y conmovían
y ella en su oreja dulce los recibía
y en un muro de su alma los escribía.

*

La mujer se sentaba sobre la tierra oscura
: desde ahí lo escuchaba
Cruzaba largamente los largos muslos
y acomodaba los regios antebrazos
sobre aquellas rodillas relucientes
Luego…..muy lentamente…..con ambas manos
enmarcaba su triángulo velludo
y desde ahí se erguía
la fogata creciente
del hondo amanecer.

*

Amaneció en su lengua
en el gustacto oscuro
: gambusino de sombras del oro espiritual
: del agua regia
y la peluda noche entre sus manos
y el corazón con flores
y retoñando ya.

*

Brillaban

Brillaban
Brillaban con el brillo de la luz
pero sin reflejar nada
Su luz venía de adentro
: eso es lo que asombraba.

*

Hallaban en el lodo
su ser cambiante y múltiple
y allí ponían los ojos hasta el amanecer
Y veían entonces de modo diferente
el pasado el futuro y el aciago presente
En el pozo de su alma algo se reintegraba
Andaban por caminos que no podían nombrar
Miraban un espejo que siempre se empañaba
Se adivinaban

Se adivinaban.

*

Se buscaban por los cuatro caminos
Se buscaban en templos de planta octogonal
y entre los carboneros y entre los constructores
: en todas partes se encontraban
Y cuando se perdían
con un solo cabello del otro se iluminaban
y hallaban el camino y se reencontraban
Y una vez más
se amaban.

*

Flotaban

Flotaban
Papalotes ligeros
los dos enamorados tomados de la mano
flotaban
sin gravedad
Aislados
Separados del suelo sin haberlo notado
……………………flotaban       
Más allá de su nube favorita
Más allá de los cielos más insospechados
Más allá del lejano fin de los tiempos
Más allá de la muerte del espacio
……………………y más allá de dios
……………………………….y más acá de la madre de dios
los dos cometas locos y enamorados
flotaban

flotaban.

*

Se amaban

Se amaban          
Se lamían el alma
Se herían con los ojos
Se cortaban al besarse
Se mordían
Estaban solos
Lloraban sin motivo
No les cabía ni el cuerpo entre las almas
Se consumían en un fuego invisible
Soplaban sus cenizas
Se reintegraban
Se daban a comer su corazón
Nadaban en las aguas del cielo
Se amaban

Se amaban.

(De El son y el viento, Ediciones Monte Carmelo, 2014)

Efraín Bartolomé
Últimas entradas de Efraín Bartolomé (ver todo)