XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Ocho poemas de Ana Romano

viernes 24 de enero de 2020
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Epílogo

Aguerrido
se confundió
de esquina:

arrumaco
que aturde
en deseo.

 

Mangrullo

Sarpullido
enmarca
las baldosas

Blasfeman
desde los balcones

En el naufragio
abismos
balancean
esclavos

¿Y quién aquieta el freno
que deletrea?

 

Escape

En busca de pruebas
quebrada
descalza es
que camino

En silencio
corren

El frío
es
precipitándose

¿Qué esconde
—aun sabiendo dónde—
la pena?

 

Ficción

Una lágrima suspendida
en el vértice
hasta que rueda
y cae sobre el papel
Esa mirada
en los ojos apagados
exhibe ausencias
Palabras desdibujadas
circulan
La poeta calla:
y la fantasía
Las estrofas se opacan
Fisurada la magia
ya no quedan espejos
Vacía
espera la muerte.

 

Escenografía

Sentada
en la escalera
de la casa vacía
miro
cómo es que el agua
cae

Escucho
adormecida
cómo es que enuncian
las gotas dispersas
la tristeza del día

que se escurre
en el cenicero.

 

Laberinto

Furioso
masculla
La bronca
avanza
trepa
se expande
La oscuridad
aturde
Adormece
el acoso
el raciocinio
El pánico
vigila
Corre
La puerta
se abre.

 

Gama

Asteriscos modula el aire
Prismas tricolores
bordan el follaje
La brisa bosteza
Estira la niña los brazos
mientras la nube se disfraza
Recorre, atrevido
el pájaro, el pincel
Aguarda
la paleta de colores
al bastidor.

 

Escenario

Espejos
que circundan
nadan
y así viajan
Tonos
que perduran
despabilan
y así dibujan
Destellos
que salpican
envuelven
y así atrapan
El carnaval
es recorrido
por el triste decoro
del antifaz.

Ana Romano
Últimas entradas de Ana Romano (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio