correcciondetextos.org: el mejor servicio de correccin de textos y correccin de estilo al mejor precio

Saltar al contenido

Poemas de Clementina Rossini

miércoles 19 de agosto de 2020
¡Compártelo en tus redes!

El viejo

Lejos se mecen los ruidos
mientras él piensa y aplasta las hojas
de una calle vacía.
Parece afinar un pentagrama
de notas sueltas que el tiempo dejó.

Presumo en los ojos bajos
un círculo de fuego,
las lluvias de muchos veranos,
y el vaivén en calma
de los últimos sueños
palpitando quimeras.

¿Estará buscando colores
en las puertas del cielo
o el aura que lo guíe
cuando lo llame Dios?
¿Luciérnagas peregrinas
en la escarpada cuesta
que trepa hasta el final?

El fiel lazarillo tal vez cohabite
en su extenuación final.
Tal vez partan juntos
hacia la heredad de nadie
y mirarán desde arriba,
con los ojos del alma,
los despojos del antes.

Desde el óleo
y en mi soledad mutante
siento que el viejo
se transforma en mi sombra
que mística y callada
me absorbe y se encarna.

 

Llorar, reír y perdonar

Palabras aprisionan mis pupilas.
Aromas de un otoño transcurrido
entre luces lejanas y soles ardientes
deambulé por profecías, luz y oscuridad
suplicando su presencia.

Inmóvil en mi burbuja de sueños
y en la orfandad de las noches infinitas.
Pronuncié su nombre.
Entrelacé mis manos
sublimadas por el amor y el recuerdo
pero encorvada ante el silencio
se abrieron para resguardo
de esperanzas indelebles.

Borraré del recuerdo
el encuentro que fomentó la obsesión
y me sumergiré en el manantial de mi alma
para que el amor que he sentido
se reinvente en otras primaveras.

En el largo caminar por este mundo
aprendí a reír, llorar y perdonar.

 

Este amor

Porque nunca he vivido un amor
como el nuestro.
Porque nunca he sentido lo que siento
y cuando me abrazas me desconozco.
Me transformo y soy esta, pero no soy.

Cuando tu boca afanosa busca la mía
quiero beber del aliento que tanto ansío
abrigarme con la sensación de ser amada.
Sin que tus manos me impongan nada
sin que en las mías te sientas siervo
acopiamos este amor, intrépido y sereno,
a veces, otras con desenfreno,
pero es tan genuino que estalla intrépido.

Entregados aquí y ahora,
ojalá sea preludio de tiempos nuevos.
Aunque enredados sin disimulo
vibra también el raciocinio
y aunque lo atiendo nunca me voy,
siempre me quedo.

Desnuda me quedaré viviendo,
tsunami desde el encuentro.
No puedo ajustar dogal alguno,
porque, aún imposible, es verdadero.

 

Testimonio

La noche descolgaba un azul escalofrío,
aplacaba al gentío que invadía las arenas
mientras crecía el murmullo de las olas
al romper, como caricias, en la playa solitaria.

Desde la oscuridad, un chapoteo de estrellas atrevidas
se mezclaba con el verde oscuro del gigante adormecido
aunque seguía el vaivén que la luna le marcaba
meciendo en su espuma a las últimas gaviotas.

Miré atrás. Mis huellas ya no estaban,
tal vez para que nadie supiera cuál era su destino,
pero llevaba en mis pies una húmeda frescura
y un aliento de algas acelerando los latidos.

Él me esperaba entre las rocas aún tibias
y el abrazo que nos unió fue bendecido
por las gotas que penetraban nuestras almas,
engarzados en las manos rosarios coralinos.

A orillas del mar, cuando la noche era ya la noche,
con los astros por testigos de un amor atardecido
sellamos el pacto que nos sigue enardeciendo
en un tiempo que deseamos infinito.

 

Señales

Amanece.
Los pájaros no cantan,
parecen cansados
escoltas del insomnio.
No se oye el ladrido
traspasar la ventana
esperando galletitas de miel.
No se huelen aromos
en el patio del alba
ni al laurel del vecino
se viste igual.

Un sabor amargo
se cuela en el mate
y tiembla la mano
que lo lleva a la boca.
La rutina que antes
azarosa rimaba
se hizo tediosa,
insufrible a la luz del sol.
Rondan las sombras,
se adueñan del entorno
coartan la magia
del día por venir
dejando en el recuerdo
las gozosas alboradas
que reinaron hasta ayer.

Señales de alerta,
no todo está bien.
El dictamen fue oscuro
desató el temor,
la angustia, cierto temblor.
¿Será que mi tiempo,
cansado de rodar
siempre adelante,
decidió regresar
al inicio de todos los siglos?

Clementina Rossini
Últimas entradas de Clementina Rossini (ver todo)