Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Poemas de Geometría de la grieta, de Jairo Rojas Rojas

viernes 11 de diciembre de 2020
¡Compártelo en tus redes!
“Geometría de la grieta”, de Jairo Rojas Rojas
Geometría de la grieta, de Jairo Rojas Rojas (El Taller Blanco Ediciones, 2020). Disponible en la web de la editorial

11:00 am

Nadie….en día laboral
11 am
…………espera……………nadie
tras el ruido de la máquina /
nadie…………….se va
…………reventado,
otra vez
a leer las líneas
que atraviesan el pecho de la luna
……………………………….(nada de proceder
……………………………….y romper algún dispositivo)
sólo fantasmas………….ese ruido
de la casa yéndose abajo
sólo ruinas, no hay……odio al jefe
sin música de piedras, de agua /
la tentación del homicidio
ni hurtos, bien vistos por las sombras
nadie demacrado por las
horas……………en fila /
nada; ahora polvo
río de polvo,…………….verde agua,
una presencia;………….en el abandono
nadie /
el óxido en las coyunturas de la bestia de metal
sólo: una gota de agua que vence el mutismo
—deberías saberlo—
por los bolsillos vacíos que repiten
el crujir del hambre
nadie, nada /
aquí yace el desierto improbable / saberlo deberías
donde se inició la comida
titanes que traían billetes
y solos, ahora, tararean la canción
……………………………….de las arañas
nadie, nada de reflexión sobre la energía,
el cálculo,
cero metas del año,
—usted debería saberlo—
quién lo iba a pensar:
la nostalgia………………por la rutina
y la luz de linterna
que da a los pulmones de la montaña
en las entrañas del túnel
la cantera
y sus productos inflamables
ahora extinguidos
ahora……………nada
nadie………ahí…………..acá

 

12:00 m

Volver
a la fragancia…………..del niño hambriado
con una sopera cucharada
(que da paso al silencio)
volver / y sí
al salivar junto al perro apaleado
con el hálito de la poca proteína
por las burbujas donde estalla el universo,
esa alegría ante la huelga general
esa forma de apagar el crujir ruido
abdominal
que no deja dormir / (aturdiendo) /
otra vez; las lentejas
que dilatan las pupilas
del mísero que aguza su decolorado canino
resistiendo la muerte mal:
pequeño gran milagro que calma el nervio
y galvaniza el muslo
de, siempre, ávidos comensales
remendando el gran agujero de su panza
/ blanda / quizás mustia /
con basura en el costillaje / pegada /
—toda la vida así—
aliteración de cada mediodía:
lentejas: bendita sopa,
sin traumático balido
junto al pan lleno de sudor
/ duro / del bueno /
que da fuerza al Gran artista
cuya embestida al remedio da más hambre;
—por eso te lo agradezco—
agradezco, padre, este plato
donde entra el cielo
sus rayas………sus gotas
pellizcar la sal
y que la pimienta incremente el rumor del hierro /
su bendita irrigación
en el templo que suena y desfallece,
—gracias—
ansioso arriba de la humareda
de la pequeña losa de peltre
desconchada
donde puedo mover la lengua
suficiente para el éxtasis
que es lamer el plato viejo / la olla raspar /
mientras se miran campos baldíos, gente en fila india,
te lo agradezco
lleno
con esta flatulencia hasta la noche irascible
y el eructo que no engaña
con el repetitivo alimento de las cañerías
a diario
explicando que esto podría estar peor…

 

2:00 pm

Esta va por ti, Negro
…………………….la canción cabilla en la ruta del rebaño
que no los dejará dormir,

(—ahora escuchen—)

…………………….heme aquí con esta horda de mutantes
de chabacanos gustos con sus libros
dejados a orilla del sueño,
…………………….son los monstruos telúricos e iniciadores
…………………….que se van
sentados en las nubes que van y vienen,
…………………….de tanto gritar roncos
…………………….vivos
………………………………………….jajaja

esta va por ti, Negro,
…………………….heme acá con el capitán de la corona marginal
hecha por ángeles y santos curtidos de cenizas
…………………….& la música turbia, del hueco,
alzada, del Gran Monstruo
…………………….que disloca el horror de la misma calle todas las mañanas
yo estoy con usted
…………………….sin medicinas, con las ramas que crecen adentro del cuerpo,
…………………….hecho un lagrimón
yo no he olvidado……..la rezadora
…………………….la pena
el niño ungido por el chamán
…………………….que sólo ve ángeles
…………………….bailando en el ocaso,
esta va por los que tienen sus raíces
en las tinieblas del cielo
reventados y fúricos
la gran rueda cargando, de toda su gente,
untando su arepa con las lágrimas del primer
hijo del sol
en la vida del puro encierro / con música /
por — ti — va — esta — bandido, anárquico, raro,
inundados de carroña,
clausurados por vibrar como el mar,
vetados por cantos incomprensibles, malparidos para la muerte,
rechazados por tener un cuerpo constelado
la música infame / ésta
la pantanosa música del dios vivo
la música del finado pobre diablo
………por ti tierrudo
(que ves un círculo en el cielo
lleno de flores),
azotado por la herrumbre de tu agua
desaparecido por sólo escuchar la savia del Araguaney
hombre-roncha,
sofocado de carencia
este tema
impuro al bello lenguaje
para la injuria de los jefes
aturdidos
por el enojo
de todos estos
…………………….niños humillados

(Para José Gregorio Rojas R.)
Jairo Rojas Rojas
Últimas entradas de Jairo Rojas Rojas (ver todo)

¡Compártelo en tus redes!
Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo