XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Seis textos de Amalia Mercedes Abaria

viernes 10 de mayo de 2024
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Madre III

¿Y dónde estás
si no en el sueño lento
y para siempre, ahora?

¿Y cómo es
el Bello Resplandor?

Un sueño sin sol, sin viento
sin nada,
sólo un parque
de compases tibios
y el último latido, púrpura,
……………………….que dejaste.

(de El musgo y la calma; Botella al Mar, Buenos Aires, 2013)

 

Agua en la noche
………………..(Afuera pasa un arroyo)

Sigiloso,
……..huyes.

En mi sueño una
estrella viene
a buscar tu nombre,
universo de savia
y escucho el susurro
de tu pétalo nocturno.

Huye de las sombras
de los bulbos marchitos
de los que no duermen.

Llévate el dolor del mundo.
…………………………….Vuela

(de Busco un agua; Hespérides, La Plata, 2017)

 

Laguna

¡Oh!, si la penitencia
fuera menos larga
menos extensa
que esta laguna.

(de Necesidad del silencio; Vinciguerra, Buenos Aires, 2018)

 

Laguna II

Laguna, no te veo.
¿Tuya es la noche
o mi corazón ciego?

(de Necesidad del silencio; Vinciguerra, Buenos Aires, 2018)

 

Sólo pedimos piedad

“Tras unos devastadores incendios forestales parece que el mundo se esté hundiendo en estos momentos bajo unas lluvias diluviales. Los hombres deterioran la tierra. Ahora reciben el castigo por su falta de escrúpulos y su insensatez. Hoy hace más falta que nunca una loa a la tierra”.
Byung-Chul Han, Loa a la tierra.

¿Quién vendrá
a consolar tanto vacío?
¿Qué mano cubrirá
la cabellera de la hecatombe
antes de la disolución?

Porque no sabemos dónde
viviremos al final de la noche.
Cuando los bellos corales se mueran.
Cuando los delfines sucumban definitivamente
Cuando las aguas del mar
se conviertan en pantanos para
los desnudos sobrevivientes.
Sólo pedimos piedad.

(de Plegarias en la noche larga; Vinciguerra, Buenos Aires, 2022)

 

El pájaro desconocido

El dolor lo acuciaba con golpes punzantes. De repente un pájaro ascendió hasta el pino más alto. El hombre observó al pájaro y siguió un rato así, tendido en el pasto, mirando hacia el árbol. Pronto vendría la noche y entonces sería demasiado tarde.

Al día siguiente, una excursión de rescatistas encontró el cuerpo del hombre extraviado.

En el pino más alto, dos pájaros observan la escena. Uno, de una especie nueva, desconocida, aún tembloroso.

(de La tierra es plana; Macedonia, Provincia de Buenos Aires, 2020)

Amalia Mercedes Abaria
Últimas entradas de Amalia Mercedes Abaria (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio