Servicio de promoción de autores de Letralia Saltar al contenido

El escritor argentino Ricardo Piglia murió a los 75 años

viernes 6 de enero de 2017
¡Comparte esto en tus redes sociales!
Ricardo Piglia
Piglia era considerado uno de los mejores exponentes de la nueva época narrativa argentina.

El reconocido escritor argentino Ricardo Piglia murió este viernes 6 de enero hacia las 4:30 de la tarde en Buenos Aires como consecuencia de un paro cardíaco, confirmó el ministro argentino de Cultura, Pablo Avelluto. El autor enfrentaba una esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que lo obligó a recluirse en su vivienda durante los últimos meses de vida.

La enfermedad terminó provocándole serias dificultades para trasladarse e incluso para escribir. Además, debió lidiar con un servicio de medicina prepagada que se negaba a proveerle los medicamentos necesarios para tratarla.

El 2 de agosto de 2011 recibió en Caracas el Premio Rómulo Gallegos.  

“Adiós Renzi. Adiós Piglia. Nos queda todo lo escrito, la lucidez y la pasión del escritor y el lector omnívoro. Te vamos a extrañar”, expresó Avelluto en su cuenta de la red social Twitter.

Nacido el 24 de noviembre de 1941 en la localidad bonaerense de Adrogué, Piglia era considerado uno de los mejores exponentes de la nueva época narrativa argentina, y entre los últimos galardones que recibió por su trayectoria se encuentran el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas (2013) y Premio Formentor de las Letras, en septiembre de 2015.

El 2 de agosto de 2011, Piglia recibió en Caracas el Premio Rómulo Gallegos —como reportamos en nuestra edición 255— por su novela Blanco nocturno. En esa oportunidad ofreció un discurso en el que hizo referencia a la tensión entre historia y experiencia, entre información y narración: “Muchas veces he imaginado que si, por un procedimiento mágico, pudiéramos tener a disposición todos los relatos que circulan en una ciudad en un día, sabríamos más sobre ese lugar que analizando informes políticos, noticias, encuestas, estadísticas o recibiendo el discurso de los medios”.

El también editor, crítico y profesor universitario, había confesado en una entrevista en noviembre que acababa de terminar un libro de cuentos y trabajaba en otro sobre las novelas cortas del uruguayo Juan Carlos Onetti. Además, revisaba el tercer y último volumen de Los diarios de Emilio Renzi, su autobiografía, que definía como el proyecto más importante de su vida y cuyos volúmenes anteriores se titulan Años de formación y Los años felices.

Para septiembre de este año se espera ese tomo final, siempre por la editorial española Anagrama, que a principios de siglo reeditó toda su obra y le dio visibilidad europea a su literatura.

En sus páginas recorre en tercera persona, a través de su álter ego, el autor Emilio Renzi (el segundo nombre y el segundo apellido de Piglia), medio siglo de su vida, que registró en los diarios en los que comenzó a apuntar, redactar y garabatear en 1957, cuando tenía dieciséis años.

La literatura le permitía seguir vivo después de que en 2013 le diagnosticaran el ELA.  

El 24 de noviembre de 2015, el autor, que en 1967 publicó su primer libro de relatos, La invasión, y cuya obra llegó al cine gracias a la película Plata quemada (Marcelo Piñeyro, 2001), basada en su libro homónimo, cumplió 75 años rodeado de la “calidez” de sus amigos.

Fue también un ensayista fino y sofisticado y un lector persistente de los cruces entre literatura e historia. De sus libros de crítica y pensamiento se pueden mencionar Crítica y ficción, Formas breves y El último lector.

Tal y como reconoció, la literatura le permitía seguir vivo después de que en 2013 le diagnosticaran el ELA, un mal que afecta la movilidad pero no las facultades mentales, y que provocó que en sus últimos tiempos necesitase de apoyo básico para leer y trabajar.

“La enfermedad me ha hecho descubrir la experiencia de la injusticia absoluta. ¿Por qué a mí?, se pregunta uno, y cualquier respuesta es ridícula. La injusticia en estado puro nos hace rebelarnos y persistir en la lucha”, dijo Piglia.

En 2015 el cineasta Andrés di Tella dirigió el documental 327 cuadernos, con el que el escritor colaboró estrechamente.

Fuentes: ClarínEFE
Letralia

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio