Saltar al contenido
Uno o dos de tus gestos, el más reciente libro de cuentos de Jorge Gómez Jiménez, editor de Letralia

El poeta chileno Raúl Zurita recibió en Madrid el Premio Reina Sofía

jueves 26 de noviembre de 2020
¡Compártelo en tus redes!
Raúl Zurita y la reina Sofía de España
Zurita manifestó sentir “pudor y vergüenza” al tiempo que alegría y orgullo por el galardón, que recibió de manos de la Reina de España.

Con la lectura de versos de Miguel Hernández comenzó la intervención del escritor chileno Raúl Zurita (Santiago de Chile, 1950) al recibir el XXIX Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana de manos de la monarca española, en un acto celebrado el miércoles 25 de noviembre en el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid.

En la ceremonia, que se desarrolló de acuerdo con las medidas sanitarias y a la que asistió sólo una treintena de personas, participaron, además de la reina Sofía, la presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, y el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, como representantes de las instituciones que convocan el galardón.

El Premio Reina Sofía está dotado con 42.100 euros y la edición de un poemario antológico del premiado, con el estudio y notas a cargo de un destacado profesor de literatura de la mencionada casa de estudios, además de unas jornadas académicas sobre el poeta.

Zurita, ganador del galardón según la decisión del jurado emitida el martes 8 de septiembre, leyó los primeros versos de “uno de los más grandes poemas escritos en castellano”, “Hijo de la luz y la sombra”, de Hernández, y al agradecer la entrega del galardón destacó la importancia de recibirlo en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, instituido en 1981 en Bogotá (Colombia) por el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe y declarado en 1999 por las Naciones Unidas.

“Recibo con alegría, orgullo y, al mismo tiempo, con pudor y vergüenza. Es demasiado todo lo que no hemos hecho, todo lo que no estamos alcanzando a hacer, todo lo que debimos entregar y que tal vez ya no entreguemos”, dijo Zurita, quien recordó que viene de un país de desaparecidos que hoy se ha volcado fervorosamente a las calles en su lucha por recobrar su dignidad, y la poesía es parte de esa lucha.

El galardonado tampoco quiso pasar por alto “el terrible momento que el mundo está atravesando” y agradeció “doblemente” la celebración del acto “de cuerpo presente”. “Son, lo sabemos, centenares de miles de muertos, más la secuela de miseria, injusticias e inequidades monstruosas que la pandemia ha revelado en toda su pavorosa evidencia”, agregó.

“Asomándonos desde los bordes de la vida, desde su tumefacción y heridas, hemos muerto en cada cuerpo que muere, hemos enmudecido en cada uno de estos finales silenciosos, sin abrazos, sin ilusiones, y en lo más oscuro del dolor y de la pérdida, con los ojos llorosos, hemos entrevisto también la trama de un amor incancelable instalado en el corazón mismo de la tierra. De esta tierra que, a pesar de todo, nos ama”, explica.

La presidenta de Patrimonio Nacional, Llanos Castellanos, aseguró que Zurita, en toda la trayectoria de su obra, “abraza y defiende lo humano y los principios y conquistas que hacen que una vida merezca ser vivida, desde Purgatorio hasta Tu vida rompiéndose, no rehuyendo o negando lo sangrante o lo doloroso”.

Por su parte, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, resaltó el simbolismo de este acto, que ensalza la fuerza de la palabra en una edición que, más que nunca, abre las puertas del Palacio Real de Madrid a la poesía y “evoca sentimientos necesarios en un año de confinamientos y otros encierros perimetrales y temporales”.

“Nuestra alma mater ama la poesía victoriosa frente a la opresión”, afirmó Rivero, quien recordó la prisión y torturas sufridas por poetas del Estudio salmantino como san Juan de la Cruz, santa Teresa de Jesús, fray Luis de León o Miguel Unamuno, así como por algunos de los escritores reconocidos con el Premio Reina Sofía, como el venezolano Rafael Cadenas o el propio Zurita, quien padeció “los abusos de la tiranía chilena en la sentina de un barco”.

Fuente: Europa Press
Letralia
Últimas entradas de Letralia (ver todo)