Lecturas de poesa en apoyo a afectados por el volcn en La Palma

Saltar al contenido

Premio Aura Estrada para la escritora peruana Natalia Sánchez Loayza

miércoles 13 de octubre de 2021
¡Compártelo en tus redes!
Natalia Sánchez Loayza
Sánchez Loayza: “Este premio es una manera extraordinaria de decirme que mientras hablo, digo o cuento, se me está escuchando”.

La periodista, editora y narradora peruana Natalia Sánchez Loayza obtuvo, con el proyecto de no ficción Sopa de perro, el VII Premio Internacional de Literatura Aura Estrada, que se entrega en el marco de la 41ª Feria Internacional del Libro de Oaxaca (Filo), según se anunció el martes 12 de octubre.

El certamen, en el que pueden participar autoras de 18 a 35 años que escriban en español, está abierto desde esta edición para toda Latinoamérica, y es la primera vez que el galardón se concede a un proyecto para un texto de no ficción (en años anteriores lo han ganado novelas). El jurado, integrado por Idra Novey, Vanessa Londoño, Gabriela Jáuregui y Francisco Goldman, eligió a la autora peruana de entre 305 propuestas de quince países.

Sopa de perro es una suerte de rompecabezas sobre las vicisitudes de una familia del Perú, un collage fragmentado de memorias que la autora recoge de sus propios diarios y de entrevistas con familiares en busca de respuestas sobre su identidad y la de los latinoamericanos en general.

Al anunciar el premio en conferencia de prensa, Gabriela Jáuregui, en nombre del jurado, destacó la habilidad narrativa de Sánchez Loayza para reconstruir sucesos de familia que a la vez son reflexiones de conflictos sociopolíticos de su país y hacen espejo de una condición del continente. Así, el relato puede leerse desde la perspectiva de género, las carencias económicas, posiciones de izquierda o como una memoria íntima.

“La literatura está llena de ciertas historias y otras que no han tenido espacio para ser escuchadas y ser visibles, y a menudo esas historias se pueden abordar en el periodismo o en documentales, pero no desde el espacio particular de la literatura; por eso resulta interesante este trabajo por todo lo que habla Natalia, quien también escarba en lo que significa minar la memoria”, agregó.

La autora, quien actualmente cursa un máster en Periodismo Bilingüe en la Universidad de Nueva York, detalló que es importante seguir escribiendo y escucharse a sí misma, apostando por las ideas y mostrar lo que se escribe, pues en su experiencia, a pesar de llevar años queriendo publicar este texto, el día se presentó.

El relato nació de hurgar en su propia identidad y en su memoria, y el título da cuenta de ese ejercicio de recuperar el pasado. “Este premio es una manera extraordinaria de decirme que mientras hablo, digo o cuento, se me está escuchando y estoy agradecida por ello”, señaló Sánchez Loayza.

Compartió que Sopa de perro es un texto de género de no ficción que se centra en la investigación sobre su familia escrito en fragmentos, una práctica que a ella le ha funcionado para trabajar sobre la memoria. “Todo lo que digo pasó en la realidad y, como ejemplo, el título está inspirado en la sopa de perro que preparaba mi abuela”, explicó.

“En una olla enorme y maltrecha preparaba esta sopa con todo lo que sobraba del mercado, con restos de todo y poco de carne y era especial para los perros, y durante el proceso de escritura, que me tomó varios años, desde 2018, me di cuenta de esta imagen de mi abuela cocinando y tuvo mucho sentido para mí, entonces encontré esa estructura de la escritura”, agregó.

La también editora de la revista virtual Malquerida agregó que Sopa de perro narra la construcción física y social del distrito de Villa María del Triunfo en Lima, Perú; la fundación del barrio Nueva Esperanza, la constitución de la casa de sus abuelos, el ingreso de su padre en el grupo terrorista Sendero Luminoso, y su muerte. Todo en fragmentos como tajadas de recuerdos.

Este año el jurado escogió como finalista a la ensayista y cronista mexicana Carolina López Moller-Hansen por su propuesta Lengua materna, y como semifinalistas la escritora y periodista cubana Grethel Delgado, con Caballito de mezcal, y la comunicadora colombiana Isabel Calderón, con La fábrica de tejidos.

El premio honra la memoria de la escritora mexicana Aura Estrada, fallecida en julio de 2007 a los treinta años de edad. Fue creado en 2008 y actualmente está dotado con 10.000 dólares, la publicación del texto ganador en la revista Granta y alojamiento por hasta dos meses en una residencia para escritores.

Este año, al ser su primera convocatoria para autoras de todos los países de Latinoamérica, recibió 305 trabajos de México, Colombia, Argentina, Cuba, Ecuador, Bolivia, Chile, Venezuela y Guatemala, entre otros. La ceremonia de entrega tendrá lugar el 15 de octubre.

Fuentes: El Sol de MéxicoNVI Noticias
Letralia
Últimas entradas de Letralia (ver todo)