XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

El eco de los gritos, de Carlos Decker-Molina
Un libro con firmeza teórica y apertura de sentidos

jueves 26 de septiembre de 2019
¡Comparte esto en tus redes sociales!
“El eco de los gritos”, de Carlos Decker-Molina
El eco de los gritos, de Carlos Decker-Molina (Editorial Verbum, 2018). Disponible en la web de la editorial

El eco de los gritos
Carlos Decker-Molina
Novela
Editorial Verbum
Madrid (España), 2018
ISBN: 9788490747315
146 páginas

“Esas cosas, ahora, son como si no hubieran sido”, dice Borges en relación con las batallas de la independencia argentina. Y agrega “pero”, o sea, hay un modo de poner una barrera a esas pérdidas. En oposición a lo innumerable de esos ejércitos del pasado que van hacia el olvido, hay un “pero”.

Un hombre soñó y escribió.

Eso es lo que hace el libro de Carlos Decker-Molina. Toma los hechos de los años 60-70 de las revoluciones latinoamericanas y escribe.

Es como si la gente que murió en esos hechos y esos años nos dijera: ¡RECUÉRDENNOS!

Podemos pensar que el libro de Carlos Decker-Molina, que lleva el título de novela en la tapa, es un libro histórico, o está relacionado con el periodismo. En el primer caso, pareciera que los hechos referidos están en el tiempo demasiado cerca; en el otro, demasiado lejos. Nos queda entonces ubicarlo como un libro que pertenece a una tradición en Hispanoamérica: literatura y política.

En Argentina tenemos una importante tradición en ese sentido. El matadero, de Echeverría, y Facundo, de Sarmiento, son libros fundacionales para nosotros los argentinos.

Según Piglia, ambos libros muestran la relación del intelectual, el letrado, con el pueblo o el proletariado, como persecutoria, en ella está la violencia y la muerte. Nos hace notar el autor ya el hecho de que lo que se escribe no es monolítico o raramente lo es. Y nota que Echeverría, a pesar de la violencia de su texto, permanece y tiene el gran valor de haber rescatado el habla popular de la época. Sostiene Piglia que es la primera aparición del voseo en la literatura argentina.

Walsh, en otro extremo y otra época, escribe “Esa mujer”, donde plantea que el Otro puede ser para el intelectual, o el soldado enemigo, un lugar donde dejar de estar solo.

Este tema del amor y el odio tiene también una participación en Borges en el “Poema conjetural”. Notablemente el poema de Borges es más violento que el cuento de Walsh, se asemeja más a El matadero.

El eco de los gritos, de Carlos Decker-Molina, entonces se ubica cómodamente en la literatura latinoamericana y en sus temas se aproxima más, claro está, a la tesis de Walsh. En el pueblo se encontrará compañía y hermandad. También violencia y crueldad. Estamos ya acá aceptando que la literatura tolera la antítesis, la paradoja, y en este caso y en otros muchos, la hipérbole, esa figura de agrandamiento que funde la novela latinoamericana del siglo XX.

Para centrarnos en El eco de los gritos, de Carlos Decker-Molina, autor boliviano que reside en Suecia, es un libro que a mi entender tiene tres ejes.

Escribir para conseguir memoria.

Soñar con un mundo nuevo (sueño este que en muchos momentos se convierte en pesadilla), fracaso, muerte, derrota y escenas de crueldad, algunas de ellas exageradas, barrocas quizás. Sin embargo es con este procedimiento que Decker-Molina se instala firmemente en nuestra literatura.

Podemos recordar aquí la palabra de un autor europeo, pero que indudablemente nos refleja, Bretón, cuando dice: “El arte será revulsivo o no será nada”.

Enseñar, la parte ideológica del libro es absolutamente clara y coherente. Tiene un sesgo casi didáctico.

Carlos Decker-Molina: “No puedo dejar de contar”, entrevista al autor de El eco de los gritos.

La secuencia personal, en cambio, presenta contradicciones que permiten al lector intervenir y pensar entre líneas.

El tema de la paternidad, del amor, por ejemplo, se permite incoherencias, paradojas y dudas. La combinación es interesante y efectiva, y también está dentro de una tradición.

A pesar de trabajarse el texto en apartados que responden a la idea explícita de “notas sueltas”, el texto es una novela coherente, unida por su personaje principal, Elio, desde su infancia hasta su muerte.

El relato es vertiginoso, los personajes secundarios hacen por su multiplicidad un efecto también múltiple: viven, aman, mueren y eventualmente resucitan. Elio comparte este vértigo con nombres, pasaportes, lugares. Pero queda claro que es el mismo personaje, sumergido en el hecho de la revolución y padre bastante dudoso de sus cuatro hijos. El efecto de vértigo logra alejarlo del personaje y de la novela tradicional para fundirse en la voz colectiva.

Es un libro de lectura interesante tanto por su firmeza teórica como por la apertura de sentidos en otros temas.

Creo que el lector va a salir beneficiado de su lectura.

María Obligado
Últimas entradas de María Obligado (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio