Concursos literarios
Eventos
Documentos recomendados
Cartelera
Foro de escritores
Ediciones anteriores
Firmas
Cómo publicar en Letralia
Letralia por correo electrónico
Preguntas frecuentes
Cómo contactar con nosotros
Envíenos su opinión
Intercambio de banners


Página principal

Editorial
¿Por qué Letralia es gratuita? Detrás de la gratuidad de nuestra revista está un planteamiento relacionado con el valor de la información.

Editorial Letralia publica Simulacros
El nuevo título de nuestra editorial electrónica es un compendio de cinco cuentos del escritor colombiano Carlos Luis Torres Gutiérrez.

I Concurso de Cuentos Interactivos
Acompañada del CID y el Laberinto de Letras, estamos convocando un pequeño certamen literario.

Noticias
Ganadores del Juan Rulfo. Escritores de Chile, Colombia, Argentina, Cuba, Estados Unidos, Francia, El Salvador y Venezuela se llevaron los premios del concurso Juan Rulfo.
Rigoberta Menchú Galeano en defensa de Rigoberta. Para el autor de Las venas abiertas de América Latina, la investigación de The New York Times contra Rigoberta Menchú intenta demeritar su lucha indigenista.
Artistas españoles ayudan a Centroamérica. La Fundación Rodríguez-Acosta realizó una subasta paa llevar recursos a los pueblos afectados por el huracán Mitch.
El doctor García Márquez. La Sorbona otorga doctorado honoris causa al Gabo esperando que éste apuntale la actividad de su área de estudios hispánicos literarios. Letralia reproduce el artículo sobre Clinton con el que el Gabo regresa al periodismo.
Gonzalo Torrente Ballester Muere Torrente Ballester, un escritor de cuerpo entero. A los 88 años, murió en Salamanca uno de los más grandes novelistas españoles del siglo.
El regreso de Pablo Milanés. El autor de Para vivir ejecutó un concierto ante cinco mil espectadores en el Carlos Marx de La Habana. En marzo viajará a España.
Los cincuenta de Condorito. La revista de historietas Condorito llega al medio siglo cargada de vida.

Literatura en Internet
¿Ángeles... o Demonios? Una revista bimestral que se edita desde 1997 en Valladolid y que funda su éxito sobre una acertada selección de textos.

Artículos y reportajes
Violeta en sus propias palabras. El 6 de febrero de 1967 murió Violeta Parra. Hoy la seguimos recordando por canciones como Gracias a la vida.

Sala de Ensayo
Diego Velázquez La instantaneidad de Velázquez. El escritor español Francisco Arias Solís descubre cómo Velázquez convirtió en eternos los momentos únicos.
¿Qué problemas entraña el idioma español? Suprimir la ñ sería un alivio para el defecto de conformación física de los no hispanoparlantes, según el ensayista español Miguel Horn.

Letras de la
Tierra de Letras

De piedra al canto (nuevos extractos)
Susana Artal
Escuela de teatro
Pedro de Isla
Poemas
Marta Juárez
Cuentos
Alejandra Ulloa
Dos poemas
María Neder
Don Alejandro. En las orillas del tiempo cuento con un querido profesor de matemáticas
Octavio Santana Suárez
Poemas frugálicos 3 (extractos)
Hebert Abimorad
El vagón de los recuerdos
José Mijares
Poemas
Judith Rozo Suárez
Paisaje antes del alba
Yamil Rodríguez Montaña

El buzón de la
Tierra de Letras


Una producción de JGJ Binaria
Cagua, estado Aragua, Venezuela
info@letralia.com
Resolución óptima: 800x600
Todos los derechos reservados. ®1996, 1999

Letralia, Tierra de Letras Edición Nº 63
1 de febrero
de 1999
Cagua, Venezuela

Editorial Letralia
Itinerario
Cómo se aprende a escribir
info@letralia.com
La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet
Artículos y reportajes

Comparte este contenido con tus amigos
Violeta en sus propias palabras

El 6 de febrero de 1967, a los cuarentisiete años, murió la cantautora chilena Violeta Parra. En Internet es posible leer mucho sobre la autora de Gracias a la vida, pero además usted puede oír sus temas —junto con canciones de Silvio Rodríguez, Ana Belén, Charly García y otros— en un depósito creado por Raúl Vargas Navarro.

Las canciones de Violeta Parra son aún recordadas como símbolo de la vida que quisimos y que todavía nos esforzamos en construir. Hoy, Letralia recuerda a Violeta en sus propias letras.


Gracias a la vida

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio dos luceros que cuando los abro
Perfecto distingo lo negro del blanco
Y en el alto cielo su fondo estrellado
Y en las multitudes al hombre que yo amo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado el oído que en todo su ancho
Graba noche y día grillos y canarios
Martillos, turbinas, ladridos, chubascos
Y la voz tan tierna de mi bien amado.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la marcha de mis pies cansados
Con ellos anduve ciudades y charcos
Playas y desiertos, montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio.

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano
Cuando miro al bueno tan lejos del malo
Cuando miro el fondo de tus ojos claros

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto
Y el canto de ustedes que es el mismo canto
Y el canto de todos que es mi propio canto.

Gracias a la vida que me ha dado tanto.


Qué palabra te dijera

Qué palabra te dijera
qué llegue a tu corazón
con la fuerza que al enfermo
lleva la muerte su voz
reinando sobre lo humano
y toda la creación

Cuando yo la modulaba
sólo pensaba en tu amor
de manera que mi orilla
con la tuya se juntó
y fue tan vivo el recuerdo
que en mi alma se dibujó

Mariposa que dormía
tranquila dentro de mí
se despertó de repente
queriéndoseme salir
por todos los caminitos
de mi cerebro sin fin

Como no tengo palabras
que aclaren mi corazón
te mandaré por el aire
el eco de mi canción
en ella va dibujada
la forma de mi pasión


Rin del angelito (Rin danza)

Ya se va para los cielos
ese querido angelito
a rogar por sus abuelos
por sus padres y hermanitos.
Cuando se muere la carne
el alma busca su sitio
adentro de una amapola
o dentro de un pajarito.

La tierra lo está esperando
con su corazón abierto
por eso es que el angelito
parece que está despierto.
Cuando se muere la carne
el alma busca su centro
en el brillo de una rosa
o de un pececito nuevo.

En su cunita de tierra
lo arrullará una campana
mientras la lluvia le limpia
su carita en la mañana.
Cuando se muere la carne
el alma busca su diana
en el misterio del mundo
que le ha abierto su ventana.

Las mariposas alegres
de ver el bello angelito
alrededor de su cuna
le caminan despacito.
Cuando se muere la carne
el alma va derechito
a saludar a la luna
y de paso al lucerito.

Adónde se fue su gracia
y a dónde fue su dulzura
porque se cae su cuerpo
como la fruta madura.
Cuando se muere la carne
el alma busca en la altura
la explicación de su vida
cortada con tal premura,
la explicación de su muerte
prisionera en una tumba.
Cuando se muere la carne
el alma se quedó oscura.

(Usted puede hallar más información sobre Violeta Parra en http://condorito.metro.msus.edu/violeta.html).



       

Indice de esta edición

Letralia, Tierra de Letras, es una producción de JGJ Binaria.
Todos los derechos reservados. ©1996, 1998. Cagua, estado Aragua, Venezuela
Página anterior Próxima página Página principal de Letralia Nuestra dirección de correo electrónico Portada de esta edición Editorial Noticias culturales del ámbito hispanoamericano Literatura en Internet Artículos y reportajes Letras de la Tierra de Letras, nuestra sección de creación El buzón de la Tierra de Letras