Concursos literarios
Eventos
Documentos recomendados
Cartelera
Foro de escritores
Ediciones anteriores
Firmas
Cómo publicar en Letralia
Letralia por correo electrónico
Preguntas frecuentes
Cómo contactar con nosotros
Envíenos su opinión
Intercambio de banners


Página principal

Editorial
¿Por qué Letralia es gratuita? Detrás de la gratuidad de nuestra revista está un planteamiento relacionado con el valor de la información.

Editorial Letralia publica Simulacros
El nuevo título de nuestra editorial electrónica es un compendio de cinco cuentos del escritor colombiano Carlos Luis Torres Gutiérrez.

I Concurso de Cuentos Interactivos
Acompañada del CID y el Laberinto de Letras, estamos convocando un pequeño certamen literario.

Noticias
Ganadores del Juan Rulfo. Escritores de Chile, Colombia, Argentina, Cuba, Estados Unidos, Francia, El Salvador y Venezuela se llevaron los premios del concurso Juan Rulfo.
Rigoberta Menchú Galeano en defensa de Rigoberta. Para el autor de Las venas abiertas de América Latina, la investigación de The New York Times contra Rigoberta Menchú intenta demeritar su lucha indigenista.
Artistas españoles ayudan a Centroamérica. La Fundación Rodríguez-Acosta realizó una subasta paa llevar recursos a los pueblos afectados por el huracán Mitch.
El doctor García Márquez. La Sorbona otorga doctorado honoris causa al Gabo esperando que éste apuntale la actividad de su área de estudios hispánicos literarios. Letralia reproduce el artículo sobre Clinton con el que el Gabo regresa al periodismo.
Gonzalo Torrente Ballester Muere Torrente Ballester, un escritor de cuerpo entero. A los 88 años, murió en Salamanca uno de los más grandes novelistas españoles del siglo.
El regreso de Pablo Milanés. El autor de Para vivir ejecutó un concierto ante cinco mil espectadores en el Carlos Marx de La Habana. En marzo viajará a España.
Los cincuenta de Condorito. La revista de historietas Condorito llega al medio siglo cargada de vida.

Literatura en Internet
¿Ángeles... o Demonios? Una revista bimestral que se edita desde 1997 en Valladolid y que funda su éxito sobre una acertada selección de textos.

Artículos y reportajes
Violeta en sus propias palabras. El 6 de febrero de 1967 murió Violeta Parra. Hoy la seguimos recordando por canciones como Gracias a la vida.

Sala de Ensayo
Diego Velázquez La instantaneidad de Velázquez. El escritor español Francisco Arias Solís descubre cómo Velázquez convirtió en eternos los momentos únicos.
¿Qué problemas entraña el idioma español? Suprimir la ñ sería un alivio para el defecto de conformación física de los no hispanoparlantes, según el ensayista español Miguel Horn.

Letras de la
Tierra de Letras

De piedra al canto (nuevos extractos)
Susana Artal
Escuela de teatro
Pedro de Isla
Poemas
Marta Juárez
Cuentos
Alejandra Ulloa
Dos poemas
María Neder
Don Alejandro. En las orillas del tiempo cuento con un querido profesor de matemáticas
Octavio Santana Suárez
Poemas frugálicos 3 (extractos)
Hebert Abimorad
El vagón de los recuerdos
José Mijares
Poemas
Judith Rozo Suárez
Paisaje antes del alba
Yamil Rodríguez Montaña

El buzón de la
Tierra de Letras


Una producción de JGJ Binaria
Cagua, estado Aragua, Venezuela
info@letralia.com
Resolución óptima: 800x600
Todos los derechos reservados. ®1996, 1999

Letralia, Tierra de Letras Edición Nº 63
1 de febrero
de 1999
Cagua, Venezuela

Editorial Letralia
Itinerario
Cómo se aprende a escribir
info@letralia.com
La revista de los escritores hispanoamericanos en Internet
Letras de la Tierra de Letras

Comparte este contenido con tus amigos
Poemas

Marta Juárez


Estrategias

Casi termino
por no darme cuenta
de las Estrategias
que he instrumentado
para proteger mi corazón
de los Vicios del Amor
y evitar de este modo, y de los otros
el oficio de querer,
la dependencia excesiva de otro Ser.
Estrategias...
para usar la dosis exacta de la entrega,
el límite justo del deseo.
Estrategias...
para medir las sogas que aten las manos
de ternuras continentes.
Estrategias...
para esquivar inteligentemente las evidencias
que delatan el amor.
Estrategias...
para controlar los abrázame,
los te quiero, los perdono
los mañana y mil veces quiero verte.
Estrategias...
para que crezca el musgo del olvido
y no duela cuando llegue tu partida.
Estrategias... estrategias...
y me descubro hoy,
merodeando el Sur,
desplegando ya mis alas
para seguir tu vuelo.
Evidentemente...
¡algo, en las estrategias
        me ha fallado!...


Domingo de ausencias

Estás aquí, como antaño...
como siempre,
presidiendo la cabecera de la mesa.
de este almuerzo de los dos,
y en las demás sillas vacías
fantasmas queridos, queridas
ausencias, doliéndonos están.
Y el vino sobre la mesa,
pretexto vano para el escape
de este domingo denso cuando
octubre comienza a florecer,
para matar las horas lentas
que agonizan sin estruendo
en los vasos vacíos de tu alma...
y la mía.
Y nos quedamos solos...
y solos aquí estamos.
Vos y Yo.
Vos con tu tristeza
irreparable de los años,
que sin clemencia te devastan.
Yo, con mi soledad humeando
por las grietas del recuerdo.
Y nos quedamos solos...
y solos aquí estamos,
evitando las miradas,
que no delaten el dolor
que socavándonos van por dentro,
hierro candente, lava roja, fuego vivo.
Y nos quedamos solos
y el viento zumbador de los recuerdos
impiadoso nos golpea,
insolente se pasea por los cuartos
desvaciados de los ecos
de las voces, de las risas
que ayer nomás poblaban
la mesa, los silencios.
¡Dios mío, por qué a veces
nos duelen tantos tus designios!
Y nos quedamos solos.
Y el vino que se acaba...
y tu palabra cae... cae... cae...
como hojas trémulas de otoño
sobre el río disperso de mi nada.
Y tu palabra cae... cae... cae
en mi inconsciencia derramada,
con la certeza inconmovible
que vos también
te me escapas,
¡PADRE MÍO!...


Cuarenta

Cuarenta,
Suena fuerte, suena a serio,
suena hosco oscuro.
¡Cuarenta!...
huele a encierro,
a coronas secas después de los entierros.
¡Cuarenta viene de Cuaresma.
Cuarenta. Miércoles entre —lunes— y —domingo—.
Cuarenta. Cenizas, ahogando el fuego
preservando brasas activas.
Cuarenta Muertes para la Resurrección.
Cuarenta cuarentena,
los que vienen sospechados de males contagiosos.
Cuarenta cuatralbo cuatrero,
rastrero ladrón del camino.
Cuarenta cuatrienio.
Cuatro y más vientos resucitando entre cenizas
la chispa triunfal del brote verde de la hierba,
destellando entre los escombros!...


No huyas

¡No huyas de mí..!
Soy el AMOR
que quema tus dedos,
sollozo de tu alma dormida.
¡Ven, desguaza tus barreras, baja la guardia,
ya no luches, entrégate a mí!...
¡No huyas, no ves que no puedes,
soy tu voz y tu canto inevitable!

Soy el AMOR.
No te escondas...
¿no ves que no se puede huir
de lo que se lleva dentro?
¡Voy contigo,
donde quieras que vayas!
Sólo el tiempo transará contigo
y Él, tu aliado de mañana,
es el único que podrá conmigo
con mi recuerdo, cuando hecho viento
hecho olvido, quede en los campos secos.
Mientras tanto, Hoy,
sólo estamos Tú y YO
cara a cara...
Tú, quemándote
las manos de impaciencia
Yo, inmovilizado
de impotencia ante la escarcha de tus dudas,
de tu indiferencia,
que es sólo un grito de dolor acallado.

¡No escapes de mí!
¡Soy parte irremediable de Ti!
¡No huyas, ahora que te llamo, que te grito
ahora que te espero, que a ti me abro!
¡No me mates!,
tal vez nunca te perdone
que me hayas abandonado así,
con las manos vacías...
con el corazón desarrapado...



       

Indice de esta edición

Letralia, Tierra de Letras, es una producción de JGJ Binaria.
Todos los derechos reservados. ©1996, 1998. Cagua, estado Aragua, Venezuela
Página anterior Próxima página Página principal de Letralia Nuestra dirección de correo electrónico Portada de esta edición Editorial Noticias culturales del ámbito hispanoamericano Literatura en Internet Artículos y reportajes Letras de la Tierra de Letras, nuestra sección de creación El buzón de la Tierra de Letras