Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo
Saltar al contenido

Tres sonetos

domingo 23 de agosto de 2015
¡Compártelo en tus redes!

12

Entregar tu cuerpo a un solo dueño no es placer
La costumbre aniquila la imaginación y el deseo
verás que mis labios en tus senos
te despertarán de un letargo de lustros
Deja que este abrazo enamorado
irrigue por tu sangre la instantánea del amor
Tu flor pronta a marchitar
no merece tu abandono
sólo yo adúltero y mísero
podré otorgarte la luz que todo lo ilumina
Temes al escándalo; déjalo, es la alegría de la masa
ante la imposibilidad del sagrado momento de los cuerpos
Lenguaje de piel acuñado por todos los amantes.

 

13

Cuando el paso de los años
que en su tránsito todo lo corroen
dejen la cáscara de tus exiguos huesos
Embalaje de polvo
donde chirriará el testimonio de tu belleza
Cuando sólo quede el recuerdo
peldaños y ventanas clausuradas
anhelarás el goce de la carne
y mis henchidos versos
Entonces, alégrate de haberte entregado
de ser sólo un envoltorio un ropaje aniquilado
Pues aquello que ahora ya no existe
será el testimonio fiel de tu belleza.

 

14

Recuerda que igual tú
caerás en el olvido
y así cuando seas sólo pensamiento
anhelarás la omnisciencia
para estar donde habita mi deseo
¿Qué es la belleza?
Si no un bien destinado para el otro
la trágica vida de Narciso es tu advertencia
La unívoca belleza no produce ningún placer
no permitas que tus pensamientos
sean un reclusorio de tu primor
Otórgala a quien con estos versos te hace eterna.

Milton Quero Arévalo
Últimas entradas de Milton Quero Arévalo (ver todo)

Recibe 2020 con 20% de descuento en corrección de textos y corrección de estilo