XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Del poemario inédito La última lágrima, de Eudes Alexánder Moncada

lunes 30 de noviembre de 2015
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Respuesta en d

Depende de las sombras gitanas
De vez en cuando hurgan los baúles vacíos
Desentrañan las huertas de los sueños
Descifran los petroglifos de los pasos
Deambulan todos los ecos que ayer nos urgieron
Desde entonces no somos sino eso
Destellos de una luna marchita
Donde tú eres la única perla
Dame por favor las huellas de mis delirios
Devuélveme mis quimeras

 

Y también

Y también el origen de las viejas neblinas,
esas que desandan las calles y las veredas,
y escriben los acrósticos para la madrugada
y la esquina.
Antes del aullido de las melancolías
y el silencio de todos los muertos con sus fantasmas,
con todas sus quimeras,
con todos sus insultos.
Ojos de perro azul
y cuadrúpedo de fieltro
para la Leyenda Urbana que puebla las avenidas
y las selvas de cemento en la capital del vicio,
ciudad feliz en medio de su brindis
con las meretrices olvidadas.

 

Certeza

Tengo la certeza
De la oquedad
Prescrita por los gnomos
Y los cocuyos labrados
A lo largo de la estancia
Para que no se pierdan
Los ecos en su regreso
Mientras las palmeras
Se visten para la ocasión
Con todas sus neblinas
Acompañadas de la muchedumbre
Hasta el alba…
…donde los cantos del viento silban sus
Anhelos y sus quimeras
Para el coloquio final en dolor antiguo
Maceramos las tardes de domingo y retreta
Por el samán antañón ahora moribundo
Yo tengo la certeza de la oquedad prescrita.

 

La espera

Entonces te esperé donde nadie llegaba y tú tampoco
Y sin embargo todos se reunieron allí sin rostros ni bienvenidas
Mientras tanto abrevaba la sed de la sombra de mi Pegaso
Acostumbrado a beber cebada
Y me hice dueño y señor de sus inmediaciones aun sin tu presencia
Suspiré la pubertad de los aromas que destilas
Y las ansias que me despiertas con sólo pintarte de tarde
Entonces te esperé donde nadie llega y tú tampoco
Sin conformarme con la algarabía del recuerdo de esos besos nunca dados
Y te espero donde nadie llega y tú tampoco
Para hacerme ermitaño del deseo en esta esquina de la otredad ahora.

Eudes Alexánder Moncada
Últimas entradas de Eudes Alexánder Moncada (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio