XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Poemas

viernes 20 de mayo de 2016
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Dónde voy a dejar un poema que te he escrito
cuando siento que el tiempo falta
puedo guardarlo en algún silencio compartido
para que entres si tienes un momento
o dejarlo al fondo de mi página
Señalar con mil estratagemas una clave
que solo tú sabrás hallar una vez que desees
He querido ponerlo impreso
en propagandas que pegan
por fuera en los camiones
la marquesina del metro
a la orilla de la carretera
En vallas publicitarias que llenan la ciudad
No es que sea importante
es más no es nada trascendental
no está escrito en alejandrinos
ni percibo que pueda ser punta de lanza
de una nueva corriente
Habla de amor en forma natural
dice cosas de simple manera
Es parecido a una rosa
que abre sus pétalos hoy y mañana seca
así es el amor lo he visto transformarse
abonar la tierra
mover lo imposible
alardear de todo
soportar el embate de tormentas
dejarse ir por una duda
lamentar más tarde
Por ello el poema crece
y no deseo que pases por alto
que cada palabra empleada encierra
su dosis de misterio
claroscuro de momentos únicos
con virtudes y defectos
construido para decir tal vez
lo que sabes de forma diferente
como un recordatorio
o una despedida

 


 

La noche es trampa
escalofrío sediento
augurio
Pesadumbre por el día transcurrido
bola que cae por la escalera
sinfín de poemas pegados en el techo
trueno lluvia
gatos que aman en gran orgía
marea de fibra que amenaza tragarlos
No puedo centrar la vista
todo se vuelve opaco
no encuentro brújula que indique el baño
deambulo a ciegas
Entre sábanas que vuelan
ella me atrapa antes de que caiga
Me dice algo al oído
se posa deslumbrante en el marco de mi vista
anuda la insistencia
se muda dentro muerde asfixia
Pone trono a mi impaciencia
extingue ruidos
aquieta mareas que navegan en mi mente
ordena segundos que son vitales
sujeta mis hombros acerca su boca
desciende besa sonríe
Me habita

 


 

Algo parecido a un poema
me mira desde una hoja amarillenta
Se nota desde lejos saltar el mar que lleva
La fuerza de sus ojos
el terso margen de sus piernas
Es un poema disfrazado
con tan buen tino que hasta tiene
ese olor a usado de los viejos libros
aroma de mujer que sabe a mar
como los poemas que no pasan de moda
aunque se vuelvan amarillos y el otoño los ofrezca
en mesas repletas de libros
que pueden ser comprados
por unas pocas monedas
Muchos pasan deseando llevar algo
una novela algo de cuentos
Te encontré sin estarte buscando
como se encuentra el amor al doblar una esquina
con tu piel no tan fresca
y tu olor a mares de mi tierra
Te encontré porque sin saber cuándo
sabía que te hallaría
como el raro poema que en su día no pude alcanzar
Y hoy es algo parecido a un poema

 


 

“Mi madre llega de la escuela como a las cinco y media de la tarde. Trae casi siempre para mí, una o dos panetelas envueltas en una servilleta. Mi madre me besaba poco”.

Cuando los labios son mundos que cierran sus puertas temprano
no sabe uno qué obsesión profunda labró el alma hasta partirla en gajos que se tiran por la casa sin que nadie los levante
Y los cuentos antes de dormir se llenan de palabras que tatuasen por dentro de la carne sin dejar saber lo que dicen o esconden
Son aves que de tan poco espacio olvidaron volar
Alguien para que no se fuera agarró tijeras y cortó sus alas
Estas tristezas inexpresivas se vuelven normales y pasan a formar parte del espacio natural que permite encerrarse y poder recrear una tarde común como si fuese una aventura hacia el pasado
Tal vez mi madre me quiso a su manera
Hay tantas formas de querer desconocidas que la vida se empeña en trastornar cuando la noche se desnuda
y pasea sin ambages los parches que uno mismo va poniendo a las nalgas cuando ya no tiene más pantalones que zurcir y los recuerdos amartillan la sien disfrazados de pistola

 


 

Alguien habla de su padre como el causante de sus desgracias
Otros dichosos aman padres que nunca han conocido
fantasmas de carne y hueso que hacen hijos y jamás dan la cara
Espejos que heredan luz de ingenio al brote fortuito de una noche de besos
Hasta la misma simetría de la cara domina el tono de los gestos poseen el genoma milagroso escapado del instante
Siempre ha sido así y seguirá siendo
Hijos y amores que no se han reunido en años
alcanzan a saber del otro sin por ello ir a buscarle
Triste destino de círculos que alzan la frente y se muerden la cola
Así los afines fijan un día para hallarse a pesar de todo
Algunos perdonan más de uno odia
Errores como estigma convertidos en jueces de la vida mediocre papel de relleno en una película de segunda mano
El amor está por encima de errores y penas mundanas
Es cura del mal que nos invade
cuando estamos a punto de salvarnos una mano invisible remueve recuerdos
los vuelve memoria
Tal vez por ello son felices los que olvidan
entregan la mente a espacios en blanco
historias que retuercen ojos en órbitas desconcertantes
Atacados de miedo se miran con el temor a descubrir lo que existe
No es Dios quien dibuja sus momentos
La mala inercia mueve cosas como puños
cuesta la vida reconocerlo

Ángel Collado Ruiz
Últimas entradas de Ángel Collado Ruiz (ver todo)
  • Poemas - viernes 20 de mayo de 2016

¡Comparte esto en tus redes sociales!

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comentarios (3)

Agradezco a todo el colectivo de Letralia por la gentileza de incluir mis modestas letras. Gracias nuevamente y un fuerte abrazo.

Responder

AL PASO DE LA MULA
A veces llueve dolor llueven penas
llueve el polvo sobre los amarillos recuerdos
los perros solitarios ladran
el camino calla como ausente
lo único que se aferra
es la soledad que ventea.
La bala fría duerme
se despojó del espanto
aun con la muerte
en la mochila.
Al despertar desahuciada
se derramó la tinta y
la escritura
del poeta.
Sus ojos se cerraron pegados de las nubes
se tomará su tiempo dormir
bajo la mata de mango
repleta de noche eterna.
La mula escapada lo echó de bruces
el pistoletazo seco brillo
con el humo y el fogonazo
mientras certera ella
como la chillona venia
silbando de lejos.
No se hicieron preguntas
no se dieron respuestas
La calma dormida se ve mas tranquila
que la tristeza
más elocuente que la propia
despedida.

Responder

AL PASO DE LA MULA
A veces llueve dolor llueven penas
llueve el polvo sobre los amarillos recuerdos
los perros solitarios ladran
el camino calla como ausente
lo único que se aferra
es la soledad que ventea.
La bala fría duerme
se despojó del espanto
aun con la muerte
en la mochila.
Al despertar desahuciada
se derramó la tinta y
la escritura
del poeta.
Sus ojos se cerraron pegados de las nubes
se tomará su tiempo dormir
bajo la mata de mango
repleta de noche eterna.
La mula escapada lo echó de bruces
el pistoletazo seco brillo
con el humo y el fogonazo
mientras certera ella
como la chillona venia
silbando de lejos.
No se hicieron preguntas
no se dieron respuestas
La calma dormida se ve mas tranquila
que la tristeza
más elocuente que la propia
despedida.

Responder
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio