XXXVII Premio Internacional de Poesía FUNDACIÓN LOEWE 2024 Saltar al contenido

Seis poemas de Paula Sánchez Mayor

miércoles 29 de junio de 2016
¡Comparte esto en tus redes sociales!

Poema I

Entre tu verdad más honda
y mi verdad más estrecha
hay un abismo de
apenas un milímetro.

Pero ese espacio se
mide en tiempo,
en los kilómetros/hora
que tardo en abrir los ojos.

Entre tu pesar más grave
y mi indiferencia
sólo está el diámetro
de tu cintura

imposible de recorrer
una sola vez
porque me pierdo
en la infinidad del círculo.

Si supieras que esta vez
una gota no seguirá a otra,
tal vez creyeras que
la tierra se va a secar

la tierra que nos separa,
como nunca separó el mar,
en futuros a corto plazo
con un interés real del 50%

del que sólo se aplica
tu mitad.

 

Poema II

Los amores de carne y hueso
siempre tienen un defecto:
no se miran al espejo.

Viven en un pueblo
al que imitan con desprecio
como si no fueran ellos

los dueños de sus carnes
y los dueños de sus huesos
tersos y agujereados

por las balas de mil años
en guerra y enfrentados
unos contra otros

sin saber que eran hermanos
que vivían separados
por sus carnes y sus huesos.

 

Poema III

Las flores que tú no ves
—las mismas que veo yo—

Nacen solas, desterradas,
apartadas a un rincón

muy estrecho y muy decente
regadas con aguardiente.

Van a ser cortadas pronto
para ser la ornamentación

del cajón de alguien valiente
que murió sin el perdón

del Papa ni de la gente
que asistió a la función.

 

Poema IV

Si te quito lo que no eres tú, me quedaré con la idea.
Con la idea de no verte ya nunca más detrás
de mis párpados cerrados por el frío del mar.

Si te quito lo que no eres tú, no podré volverte a mirar.
Volverte a mirar ni tocar ni rezar por tu piel.
Lloraré la distancia que nunca recorrí con los pies.

Si te quito lo que no eres tú, encontraré un espejo.
Un espejo roto que sólo me refleja a mí
desnuda en un templo bajo una tormenta gris.

Si te quito todo lo que no eres tú, espero no amarte.
No amarte jamás sin la luz transparente
que estudia tu nombre y lo guarda en la mente.

 

Poema V

Te vi llegar en un coche sin frenos
ya entonces lo debí sospechar
atropellarías mis capacidades
de dar una vuelta de campana
al mundo real que no quieres
mirar por miedo a perder
tu autonomía.

Y sin querer
te dejas llevar al manantial
de las causas perdidas
sin remedio, perdón
ni redención.

Misericordia
olvidaron tus hijos
por no saber que tenías
la obligación de parecerte
a ti apartándote de tu
camino sin ruta ni fecha
de inicio pero con la misión
de recoger la mecha y
crear un incendio que
iluminara el presente
envuelto en papel transparente.

 

Poema VI (El tiempo)

Eterno, infinito,
sereno, duradero,
continuo.

Pasajero, pesado,
sólo, acostumbrado,
extraño.

Veloz, fugaz,
terrorífico, finito,
mortal.

Paula Sánchez Mayor
Últimas entradas de Paula Sánchez Mayor (ver todo)

¡Comparte esto en tus redes sociales!
correcciondetextos.org: el mejor servicio de corrección de textos y corrección de estilo al mejor precio