Sonoridad, ritmo y profundidad. Y premonitoriedad: “Fuente de su poder tu herida, la herida de la hija. Fuente de su miseria tu sonrisa, la sonrisa de la hija.” Herida y sonrisa, poder y miseria.

0
1
Responder