Preciosa selección de tus poemas, Susana, donde intimidad y panteísmo se amalgaman tan delicadamente.

Responder